Connect with us

CD Review Internacional

CD REVIEW | BLACK SABBATH – 13 (2013)

Por Freddy Veliz

 

 

Black-Sabbath35 años han pasado desde la publicación de “Never Say Die”, el último álbum que grabó Black Sabbath junto a Ozzy Osbourne antes de su partida, y que dio paso a una nueva etapa en la banda junto al recordado Ronnie James Dio.

La Banda durante los últimos años se había reunido con Ozzy para esporádicas presentaciones, participando en el Ozzfest o su aplaudido regreso que incluyó el registro en vivo titulado “Reunion” en 1998, con la banda original en todo su esplendor, de hecho se dieron el lujo de grabar un par de temas nuevos.

Ahora el esperado regreso no era solo para girar con los recuerdos, los proclamados padres del heavy metal estaban de vuelta con una nueva producción y tour mundial, con Sudamérica incluida, primero se habló de la formación original, pero luego Bill Ward desechaba tal posibilidad, marginándose por motivos diversos, como el estar fuera de training e imposibilitado de soportar una larga y exigente gira.

“13” filtrado en las redes antes de su publicación oficial, fijada para el 11 de Junio, es la vuelta a los mejores años de los británicos. Producido por el cotizado Rick Rubin la obra se sitúa dentro de las grandes producciones del 2013, a pesar de que como contenido no hay nada nuevo, de hecho, es un disco lleno de guiños a sus creaciones más clásicas, bordeando los límites del auto plagio.

“End of  Beginning” es el punto de partida con un arrastrado riff a cargo del genial Tony Iommi logrando crear una atmósfera de tenebrosa oscuridad, tal como lo hicieran en sus gloriosos primeros años, estructuras que les valieron ser acusados de ocultistas y satánicos, me recuerda bastante a Black Sabbath, la canción que da comienzo al álbum debut del mismo nombre.

“God is Dead” primer single, que ya se había adelantado hace algunas semanas, continúa sacando del baúl de los recuerdos esos poderosos riffs que son marca registrada de Iommi y que influyera en todo un movimiento en las siguientes cuatro décadas desde la formación de la banda. Brad Wilk, baterista que tomó la responsabilidad de suplir al legendario Ward, nos asombra con su ejecución, en que trata de ser lo más fiel al estilo del baterista original, logrando su cometido con notas azules, mentiríamos si dijéramos que extrañamos al viejo Bill.

“Loner” es el tercer corte y las alusiones a viejos temas de la banda siguen presentándose, pero lejos de molestar, se agradece, puesto que logran armar un tema con toda la esencia sabática, y es lo que todos esperábamos, no creo que a alguien se le ocurriera pensar en un disco con vuelcos inesperados. Queríamos a Black Sabbath de vuelta, y eso es lo que tenemos.

Si a alguien las percusiones de “Zeitgeist” no le hacen rememorar “Planet Caravan” del tremendo Paranoid, segundo disco lanzado en 1970, es que tendrá que revisitar con urgencia los clásicos de la agrupación de Iommi y compañía. Si hasta la voz de Ozzy  suena con un efecto parecido. Y vuelvo a repetir, esto no significa que lo encuentre malo, al contrario, es una tremenda canción, con Butler poniendo su sello desde las cuatro cuerdas, un tema más introspectivo, en que se da espacio a los matices, sonando cada instrumento con una limpieza admirable.

El álbum continúa con “Age of Reason” corte con continuos cambios en los riffs de Iommi, creando una dinámica distinta a lo que se venía dando hasta el momento, mis aplausos para Wilk, que logra complementar con maestría a esos dos monstruos llamados Tony y Geezer.

Seguimos con “Live Forever” otro golpe perfecto, una de las mejores piezas del álbum junto a la anterior, según mi apreciación, aquí podemos apreciar con mayor claridad a una banda que suena fresca y actualizada, sin perder un ápice de su esencia.

Los sonidos arrastrados continúan con “Damaged Soul”, Black Sabbath en todo su esplendor, por momentos recordándome a cosas como “Virtual Death” de “Cross Purposes” de 1994, con mas densidad y sonando mucho más potente.

“Dear Father” es el corte que pone término a esta tremenda producción, con la voz de Ozzy como protagonista principal, sonando incluso como si fuese un tema de su producción personal. Iommi, al igual que en la totalidad del disco, nos acribilla con un poderoso riff, Milk hace de las suyas golpeando con fuerza la caja de su batería, y por supuesto el gran Geezer Butler provisionando de peso cada sección. Para el final las campanadas acompañadas de una tormenta de lluvia y truenos nos traslada a la intro del debut de la banda. ¿Nos habrán querido decir algo con esto?…mi primera interpretación de este momento es la de un final en la producción discográfica de Black Sabbath, el terminar el último disco con el comienzo del primero, podría simbolizar el cierre definitivo, la despedida. Lo que no es para nada absurdo de pensar, si somos realistas, recordemos la condición de salud de Tony Iommi, quien aún está luchando contra el linfoma que lo aqueja. Son además sobre 40 años de carrera que no ha estado exenta de problemas, sin ir más lejos, problemas que incluyen al mismísimo Ozzy, con demandas y desacuerdos. Si bien podemos ver a una banda que se ve sólida, debemos entender también que hay dinero y un negocio que proteger de por medio. Por el momento sólo nos queda seguir disfrutando de estos verdaderos próceres de la historia del rock, de los principales protagonistas en el desarrollo del hard rock que luego pasaría a transformarse en Heavy Metal, y que ya esperamos con ansias su presentación en Octubre en nuestro país, que no es la primera como muchos medios publican, recordemos que la agrupación inglesa fue parte del primer Monster of Rock realizado en nuestro país en 1994, claro, no estaba Ozzy en esa oportunidad, y eso es lo que ahora ha generado tan altas expectativas, También se presentaron como Heaven & Hell, pero sabemos muy bien que eso era Black Sabbath en etapa Dio.

Ahora los amos del tritono están de vuelta y lo hicieron dignificando con creces su título de Padres y Dioses del Heavy Metal.

[youtube]http://youtu.be/kDKhhLNmTP4[/youtube]

BLACK SABBATH + MEGADETH EN CHILE

04 DE OCTUBRE 2013 | ESTADIO MONUMENTAL | 20 HORAS

$90.000 RAPA NUI NUMERADA (20% DCTO. $72.000)

$55.000 OCEANO GENERAL (20% DCTO. $44.000)

$29.000 CANCHA GENERAL  (20% DCTO. $23.000- AGOTADAS)

$19.000 ARICA GENERAL  (20% DCTO. $15.000) – AGOTADAS

$10.000 MAGALLANES GENERAL  (20% DCTO. $8.000) – AGOTADAS

*Venta de entradas por sistema Ticketek, Tiendas Falabella, Cines Hoyts.
*Venta de entradas desde el 3 de mayo a las 10:00 horas a través de sistema Ticketek, 20% de descuento cualquier medio de pago hasta agotar stock.
*A partir del 3 de mayo desde las 00:00 a 09:59AM por www.ticketek.clexclusivo cupón de descuento The Metal Fest (Descuento no acumulable con otras promociones).

 

[poll id=”6″]

Written By

Noticia publicada por el área editorial.

Destacado

Molotov y Chancho en Piedra llegan al Teatro Caupolicán

Chile

Cosquín Rock Chile se cancela y show de Los Fabulosos Cadillacs es reagendado

Chile

Doyle confirma concierto en Chile

Chile

Tankard regresa a Chile celebrando sus 40 años

Chile

Advertisement

Connect
Suscríbete a #iRockCL