Connect with us

Conciertos

Carcass + Pentagram en Chile: Demencial, Sublime e Histórico

Siete años de espera tuvieron que vivir los fanáticos de Carcass en nuestro país, acumulando fuerzas, ansiosos de entregar sus ovaciones y así quedó más que demostrado luego de una noche demencial, como la que merecen estos genios del metal de todos los tiempos.

Por Litta.


Desde muy temprano fuimos testigos de la llegada del público al Caupolican, ordas de fanáticos provenientes de todos los rincones del país asistieron a esta gran gala de death metal. Lo mejor es que no solo tendríamos el placer de ver a los británicos sino también seríamos preparados por el sonido de nuestros colosos nacionales de Pentagram, quienes junto a una puntualidad perfecta salieron a demostrar porque son parte fundamental de la historia del metal chileno. Junto a un repertorio que abarcó grandes clásicos y con el que tuvimos el privilegio como público de escuchar parte de su nuevo álbum lanzado este año, Eternal Life Of Madness, disco con el que han sabido consolidar más de tres décadas a través de un sonido que refleja la calidad, la evolución y la magnificencia de esta histórica agrupación.

Anton y compañía dieron un puntapié preciso para abarcar con grandilocuencia lo que vendría más adelante, con un número considerable de público pudimos disfrutar de modestos mosh pit, cerrando su presentación con dos grandes temas, su nuevo single Possessor, con el que reconquistaron los tímpanos de sus más fieles y el himno imperecedero, Demoniac Possession, el cual sentenció al publico a vivir una jornada sin lugar para la cordura.


No había ya escapatoria, la hora avanzaba y todos ya se encontraban en sus posiciones para dar comienzo al ritual del publico chileno en el mítico Teatro Caupolicán; desde las alturas los típicos headbangers pasándose a cancha, los alaridos desde las galerías y toda la conocida rutina del chiflido minutos antes de la devastación. Cuando ya eran las ocho en punto, Jeff, Bill, Daniel y Tom, tomaban posiciones junto a un rugido que poco tardaría en mimetizarse con el primer acorde de Buried Dreams y la emoción se disparó al mil por ciento. No hay público que sepa mejor disfrutar de las oberturas que el chileno, fue una marea de cabeceos y saltos al unísono, que prosiguió incluso con el nuevo sonido del 2021, Kelly’s Meat Emporium, lo que causó una sonrisa de satisfacción en Jeff antes de proseguir con la masacre junto a Incarnated Solvent Abuse, era así de esa forma cómo nos advertían de lo que seguiría.

Para los más acérrimos y fieles del sonido noventero habrían gratas sorpresas, quizás no un setlist completo a merced de las peticiones pero hubo momentos majestuosos para quienes vinimos a experimentar este primer show en solitario de los titanes del grind y el death, aunque el viaje no fue tan atrás en el tiempo como hubiéramos querido, luego de presentarnos nuevamente algo de su ultimo trabajo junto a la pieza, Under the Scalpel Blade, nos arremetieron sin piedad con temas que no solo hicieron vibrar los sesos de los asistentes sino también tomarse en serio el desafío propuesto por Jeff, de demostrar que somos el mejor público de metal en Latinoamérica, que ni Argentina con sus estruendosos cánticos de barra podrían igualar. Pues en Chile se cantó a todo pulmón cada una de las canciones; This Mortal Coil, Tomorrow Belongs to Nobody, Death Certificate, incluso la novedosa Dance of Ixtab (Psychopomp & Circumstance March No.1), hasta que hubo una pausa para solicitar explícitamente que cantaran, cosa que no hubo comprensión pues la emoción tenía al borde de la locura a la muchedumbre.

Quizá el tiempo no permitía un setlist tan completo pero los británicos supieron aprovechar cada instante de forma generosa, no todo el tema pero una pequeña intro a cargo del inicio de Black Star, sería la cuota precisa para colisionar cerebros con la primicia del Swansong, Keep On Rotting in the Free World. Así era como de esta forma tan minimalista nos abatían desde el escenario a todo el recinto, y por supuesto la gente respondería a tales “provocaciones”, aunque el nuevo milenio volvería a sonar junto a The Scythe’s Remorseless Swing y 316L Grade Surgical Steel. Una pequeña pausa de demostración percusionista por parte de Dan en la batería, que solo serviría para recargarse mientras la introducción de Corporal Jigsore Quandary, comenzaba a sonar desde los parlantes y así se dejaba caer como una saeta de esperanza para quienes fuimos por los históricos hits.

Estamos todos de acuerdo que Chile es una parada oficial para las bandas de metal a nivel mundial, somos un punto neurálgico para el género y no solo por su público, sino también por las bandas que tenemos. Lo de este domingo así nuevamente lo demuestra, dos grandes de la época dorada del metal juntos, dos bandas que fueron pioneras en un lugar de la historia en el que hacer metal era tan difícil y que sus letras además cambiaron el curso para la escena de sus países en aquel entonces, haberlos visto compartir escenario es sin duda alguna un gran momento para la historia.

Ya estábamos llegando al final de este gran acontecimiento en la historia del metal, en donde pudimos apreciar en gloria y majestad la capacidad de doblegar al tiempo y traernos un show de calidad, en el que claramente el paso de los años solo ha solidificado lo que alguna vez fue la chispa que encendió el carácter extremo en el estilo a nivel mundial. Los genios de Carcass mostraban su gratitud ante esta insigne familia chilena, que aún les tenía una sorpresa guardada, porque no es Chile si no hay bengala (aunque estamos de acuerdo en lo peligroso que puede llegar a ser), este artefacto de fuego es un sello mundialmente ya reconocido como nuestro y por supuesto estaría presente en esta oportunidad, nada más y nada menos que para el momento exacto en que sonó Heartwork. El infernal teatro se tornó carmesí y el calor sofocante transformó a la gente de cancha en un verdadero espectáculo infernal, que junto a esta emblemática canción dejaron con una sonrisa imborrable a todos, desde Jeff hasta los guardias que resguardaban la seguridad del escenario, para luego así comenzar a despedirse con el incansable metrónomo de Tools of the Trade.

Nadie estaba de acuerdo con el cierre y así lo demostramos a través de gritos y “chiflidos”, por lo que una última sorpresa caería sobre todos sin piedad y el encore selló la reunión al fin a cargo del sonido de los gloriosos ochentas; Genital Grinder, Pyosisified (Still Rotten to the Gore) y Exhume to Consume, fueron las encargadas de dar cierre a esta colosal noche. Y así iRockers, es como este domingo que pintaba para una rutinaria jornada más de metal en nuestro país se transformó en una velada gloriosa y sublime para un capítulo más en la historia de conciertos de este 2024.

Written By

Notera y creadora de contenido en iRock. Leal servidora del Rock, el Metal y los sonidos mundanos. Conductora en "La Previa" y Co-conductora en "Rock X-Files". | Mail: litta@irock.cl

Destacado

Airbag confirma concierto en el Teatro Caupolicán

Chile

Arte Oscuro: Las Pinturas que Inspiran al Metal Extremo  

Artículos

Mägo de Oz: Fiesta pagana en Santiago

Conciertos

El Perfil de un Asesino estrena su primer álbum homónimo

Chile

Advertisement

Connect
Suscríbete a #iRockCL