Connect with us

Live Review Internacional

Divididos en Chile, 35 años de riffs y pasión

“Es impresionante lo de La Aplanadora, con bastantes años a cuestas, parecen rejuvenecer al no dar muestras de cansancio en escena y ofrecer calidad suprema en cada show.”

35 años de una carrera legendaria. Divididos ha recorrido distintas etapas del glorioso rock argentino, y se alza como el eslabón perfecto entre los íconos originarios y las camadas post 90’. Ya son 35 años desde que decidieron que la música seguiría siendo su camino de salvación, posterior a la terrible muerte de Luca Prodán, su compañero entrañable en los inolvidables Sumo.

Divididos llegó al Movistar Arena en medio de estas celebraciones, pero antes de eso, la jornada fue abierta por Ángelo Pierattini, quien prepara el gran lanzamiento de su EP “Sara”, el 29 de junio en Teatro CEINA. Ángelo ya ha compartido anteriormente con Divididos junto a Weichafe, haciendo más significativa esta unión, la cual, lamentablemente, no pudimos presenciar, ya que la acreditación a prensa se retrasó por razones que no termino de comprender. Presenciando el final del show, con la clásica “Menta, Miel y Sangra” pudimos ver a un Ángelo muy activo y compenetrado con el público, ofreciendo una actuación de tono intimista, sólo con su guitarra eléctrica, acompañado por Martín Silva en guitarra y Dominga Corral en acordeón, ofreciendo una interpretación sólida, con gran sonido y muy bien recibida.

El Movistar Arena se ocupó a la mitad, ya que claramente los argentinos, por mucho que los queramos, no son una banda multitudinaria en Chile y su show más grande fue justamente hace un año en el Teatro Caupolicán. De esta forma, a eso de las 21:20 el recinto se encontraba casi lleno y con gente aún entrando, mientras se apagaban las luces y se proyectaba un video en donde una aplanadora llegaba a arrasar con todo a su paso. “La aplanadora del rock” salió a escena en gloria y majestad, con Ricardo Mollo y su Gibson SG tocando el riff inicial de “Paisano de Hurlingham”, clásico del gran disco “La Era de la Boludez”. Con “Sábado” se pasan a un groove más calmo y sensual, para luego hacer explotar el recinto con “El 38” y el primer momento de éxtasis. “Haciendo Cosas Raras” siempre ofrece fiesta con su línea de bajo característica, y es que Diego Arnedo es un superdotado del bajo, con una interpretación potente y esa creatividad que ha entregado siempre secciones memorables que hacen que las canciones se transformen en algo mayor. “Alma de Budín” es otra siempre esperada, antes de entrar en la sección del inmenso “Narigón del Siglo”, con la aplastante “Tanto Anteojo”, emocionante y poderosa, sobre todo por la sección de batería, tronadora en manos del impetuoso Catrel Ciavarella, que en su hermosa batería albiceleste entregó todo y más, como siempre. “Casi Estatua” está hecha en base a fiereza y “Vida de Topos” aporta un nuevo dinamismo, con ese exquisito groove a medio tiempo que se mete bajo la piel.

Llega el momento de un clásico transversal, la gran “¿Qué Ves?” sonando imponente con el coro de toda la audiencia y un Ricardo Mollo que no sólo saca riffs punzantes sino que también maneja a la perfección el blues y el sabor dinámico en las cuerdas de la Stratocaster de turno. Cuando suena “Azulejo”, la gente anticipa lo que viene, y es que el clásico medley se completa con “Qué tal” y la inmortal “La Rubia Tarada” de Sumo, con Mollo punteando su guitarra con una zapatilla y entregando toda la herencia de Hendrix que siempre ha venerado.

La sección semiacústica brilló cautivante con preciosas y sentidas interpretaciones de la tremenda “Spaghetti del Rock”, “Como un Cuento” y “Par Mil”, otra que sonó mucho en radios chilenas.

La energía vuelve a subir con un solo de batería alucinante, donde Catrel demuestra que no es sólo un golpe y energía infernal lo que lo sostiene, sino que domina una cantidad de recursos que le imprimen adrenalina y pasión que desbordan el escenario. Y si hablamos de pasión, la versión de “El Arriero” es pasión pura, emoción y melancolía en una lectura no menos potente. Sublime momento. Viene “San Saltarín”, el más reciente sencillo de la banda, que creció con la participación impecable de Jessica Carrasco y Javaxa Flores en violines, más Franco Inostroza en flauta traversa, convirtiendo el momento en una fiesta renacentista.

“Crua Chan” de Sumo fue otra fiesta al son del recuerdo de Luca, mientras que “Sobrio a las Piñas” puso a todo el mundo a saltar como si la energía estuviera intacta luego de dos horas de show. “Amapola del 66” sonó impecable, mientras que “Cielito Lindo” empujó al público al límite, invocando al mosh con su adrenalínico final. Con “Sucio y Desprolijo” se homenajeó al gran Pappo, para dar paso al final con la tripleta de “Paraguay”, el clásico “Rasputín”, coreado y vivido con el alma por banda y audiencia, y la soberbia “Ala Delta”, que tuvo arreglos preciosos en ese bajo, que parece simple, pero que demuestra una disociación entre manos y dedos asombrosa, además de arreglos dinámicos en batería de Catrel, el motor que nunca para de sorprender, y Ricardo con su pasión desbordante, solos con los dientes y saludos mano a mano al público incluidos.

No se si este show habrá sido mejor que el de hace un año en el Caupolicán, pero de que llegó a un mismo nivel de maestría musical y pasión desatada, lo hizo. Es impresionante lo de La Aplanadora, con bastantes años a cuestas, parecen rejuvenecer al no dar muestras de cansancio en escena y ofrecer calidad suprema en cada show. Ojalá los veamos seguir por varias décadas más.

Fotos: @crisrock_photography

Written By

Veterinario de profesión, músico y periodista de corazón. Amante del rock y metal, me apasiona leer sobre música, escribir sobre música, escuchar y tocar. Bajista de la banda Bismuto. | Mail: felipe@irock.cl

Destacado

Luego de sus shows en Estados Unidos,
Los Desaparecidos se presentan en Casa Conejo

Conciertos

13 de julio: Día mundial del Rock ¿Y por qué se celebra? Aquí te lo contamos

Rock

Movements llegará a Chile en noviembre

Chile

Bulldozer confirma su regreso a Chile

Chile

Advertisement

Connect
Suscríbete a #iRockCL