Connect with us

Chile

Live Review | DAYANANDREA + LA MAS GORDA + DISFONIA: Coludidos para el desenfreno

Dayanandrea

la mas gorda

DAYANANDREA + LA MAS GORDA + DISFONIA

3 de octubre 2015 | Casa Ganancia

review: Freddy Véliz

CASA GANANCIA es un lugar donde desde la autogestión se abre un espacio  para desenvolver las artes musicales, una guarida secreta que abre sus puertas cada cierto tiempo para encuentros plásticos y sonoros en un ambiente distendido, en que confluye un público inquieto por experimentar el placer de disfrutar de artistas que están fuera de los medios masivos y comerciales. Artistas que optan por la total independencia y la libertad creativa.

Este sábado 3 de Octubre las puertas de la guarida, ubicada en pleno Barrio Bellavista, se abrieron para el lanzamiento de la cuarta obra discográfica de DISFONÍA, titulada The Sound of the Collusion. Una suerte de doble ep, que mantiene ese sonido esquizofrénico y de una controlada estridencia que caracteriza la propuesta de la agrupación.

Como COLLUSION FEST se bautizó este encuentro que tuvo como invitados al lúdico y esquizoide conjunto DAYANANDREA y el Metal & Roll de LA MAS GORDA.

Las presentaciones se realizan en la sala de ensayo de Disfonía, ubicada en el patio trasero de esta casona, y que puede recibir en su interior a una forzada cantidad de entre 30 o 40 personas.

La apertura de esta colusión musical recayó en DAYANANDREA, quienes provistos de sus disfraces compuestos de mascaras pasamontañas, sombreros y trajes de corte espacial y circense, nos llevaron a vivir un experiencia visual y musical que nace de la libertad y amplitud con que enfrentan su trabajo estos músicos excepcionales. Dentro de la pequeña sala, se vivió un momento catártico que comenzó con un extracto de “Madre de las Tinieblas” de Dorso, emblemas del metal chileno, para continuar rápidamente con “Jugo de Sangre” y “Plasma” nuevas composiciones que serán parte del quinto álbum de esta banda que viene sugiriéndonos un mundo paralelo desde el 2002. Música proveniente de algún rincón escondido de estas mentes que juegan con lo intergaláctico y lo ritual. Hay momentos tribales en “Tregua” y otros que nos rememoran a Los Peores de Chile mezclado con el compositor de música incidental John Williams, un ejemplo de los límites que logran cruzar en su propuesta que se alimenta de una variedad infinita de estilos, donde podríamos encontrar free jazz, punk, rock, funk, sonidos étnicos, etc. Una amalgama de influencias que hacen imposible encasillar a esta agrupación cuyas referencias las podríamos buscar en The Residents, Mr. Bungle, Fantomas o Henry Cow por nombrar algunos. “Latigazo”, “Almohadazo” o “Apretadito” fueron parte de esta potente y lisérgica vivencia musical, sonidos que cautivan desde la improvisación y una puesta en escena sugerente y explosiva.

Una vez concluida la presentación de DAYANANDREA, los más metaleros de LA MAS GORDA, preparaban sus equipos, y los asistentes aprovechaban el amplio patio para compartir algunos bebestibles y otros comestibles que se dispusieron a la venta con módicos precios. Más que una tocata normal, se respiraba una suerte de carrete entre amigos, gracias a la cálida recepción de los anfitriones, quienes demostraron preocupación para que esto funcionara de la mejor forma.

Cuando todo estaba listo en el interior de la sala, somos invitados a ingresar nuevamente, y el experimentado cuarteto nos recibe con el siempre carismático saludo de Mauro Torres para de inmediato asaltarnos los oídos con “Mal Papi”, generando rápidamente la conexión palpable con el público presente. Sin tregua continúan con “Vakero” y  el ambiente que se genera es de pura euforia rocanrolera. Un show compacto donde la agrupación desató su potencia presentando parte de su promocionada placa debut más otros cortes que complementaron una arrolladora puesta en escena, que estimuló a los presentes a corear con prestancia cada uno de esos, podríamos decir, manifiestos punzantes contra los poderes políticos y religiosos de nuestra sociedad, un tema presente fuertemente y con ironía en las líricas de la banda. Otra gran velada junto a los más gordos exponentes de la noche.

Dayanandrea

Dayanandrea

Segundo intermedio para saciar la sed provocada por el calor reinante en el interior de la pequeña sala, y los dueños de casa nos recibían para presentarnos su más reciente placa de estudio, motivo principal por el que estábamos ahí. The Sound of the Collusion es un disco doble de cuatro temas por lado, una suerte de dos EPs, que vienen a suceder a Disfoneishon (2012). De esta cuarta obra discográfica, pudimos disfrutar de cada uno de sus cortes en el mismo orden con el que se inmortalizaron en la grabación. La cruda y disonante propuesta a la que la misma banda define como multi-metal, por su apertura ilimitada a nutrirse de distintas gamas estilísticas, es provocativa y a la vez inquietante, Keving Leiva, su vocalista, destaca por una capacidad vocal que recuerda los años más psicóticos de Mike Patton, por su teatralidad y riqueza de tonalidades, confluyen en uno, el Patton de Faith No More, Mr. Bungle y Fantomas. Por el espacio reducido no pudimos ser testigos de sus performance corporales que hacen del show de DISFONIA un oasis dentro del circuito nacional, actos donde la locura puede ser un aliado que nos lleva por terrenos realmente escabrosos y delirantes. Cortes como “Shom Shom Pa”, The Silence of Cosmos” o “Collusion” nos cubren en una masa de ritmos y métricas sincopadas donde se nota una libertad absoluta al momento de crear, una ventaja de bandas que buscan la independización de la industria convencional.

“Zamudio” inspirada en el conocido caso de Daniel Zamudio, es uno de los claros ejemplos de la preocupación de la banda por abordar en sus temáticas los problemas sociales y la contingencia que embarga a nuestro país, siempre dando una connotación dramática y furiosa en sus interpretaciones. También nos entregan un potente cover de “Condor”, original de Fiskales Adok, acto en el que el público se las arregló para realizar un ferviente mosh en el estrecho espacio, nada evitaría que los presentes se coludieran para desatar el desorden.

Keving, Leonardo, Rafael y Mati forman uno de los cuartetos más delirantes del circuito capitalino, desde el underground han ido abriéndose paso en este duro camino que es hacer música sin la intromisión de terceros que busquen cambiar rumbos hacia esferas más convencionales. Ellos se han forjado su propio camino, y desde el 2007 vienen evolucionando su sonido sin cambiar la esencia de su propuesta, siempre abierta a la búsqueda constante en pos de la creación y la libre expresión de sus ideas.

Written By

Noticia publicada por el área editorial.

Destacado

El rock se tomará los colegios nuevamente

Chile

Arturo Sandoval: Más allá del jazz

Conciertos

Los argentinos de Sueño Inmoral estrenan su nuevo sencillo

Indie / Pop

Anorexia Isan estrenan Videoclip animado, “Leave Me Out”

Internacional

Advertisement

Connect
Suscríbete a #iRockCL