Connect with us

Conciertos

LIVE REVIEW | GLADIATOR LIVE Symphony Orchestra: La magia del cine a través de una banda sonora de excepción

GLADIATOR LIVE

19 DE JULIO 2014 | MOVISTAR ARENA

 

 

Foto: Manuel Cabezas

Foto: Manuel Cabezas

El film Gladiador dirigido por Ridley Scott, y estrenado mundialmente el año 2000, lanzó al estrellato a Russell Crowe quien recibió un Oscar por su actuación. Un film controversial por lo alejado de la realidad histórica de sus personajes. Detalle que no mermó en su éxito tanto de crítica como de taquilla. El film recibió cinco estatuillas del Oscar, además de 4 premios BAFTA, ente otros donde encontramos 2 Globos de oro, uno por mejor película y otro a mejor Banda Sonora, recibido en conjunto por el afamado director Hans Zimmer y Lisa Gerrard (Dead Can Dance) quien participó como co-compositora. Una banda sonora que prontamente se convirtió en superventas, siendo catalogada entre las más exitosas de la época.

Luego de 14 años el film y en especial su música sigue cautivando a cinéfilos y melómanos por igual, lo que queda demostrado en la exitosa presentación de GLADIATOR LIVE! Symphony Orchestra, formato que recrea el soundtrack totalmente en vivo, y que recientemente agotó cinco Royal Albert Hall, y ha tenido exitosas presentaciones en el Opera House de Sydney y recorrido escenarios de Alemania, Suiza, Holanda, Singapur y Estados Unidos.

Este sábado 19 de Julio Gladiator Live tuvo su parada en Santiago de Chile, en un Movistar Arena adaptado para la ocasión en solo la mitad de su espacio, dando algo más de intimidad a un espectáculo que así lo ameritaba.

A las 21:15 hrs. se apagan las luces y los músicos de la orquesta filarmónica de Santiago toman sus posiciones entre violines, violas, timbales, cellos, contrabajos, trombones y tubas, delante un coro de a lo menos 50 personas, y bajo una pantalla gigante que destacaba el nombre del film.

Por el costado izquierdo de la orquesta hace su aparición la australiana Lisa Gerrard, vestida de negro y luciendo su dorada cabellera, es recibida entre vítores y aplausos, no podemos negar que para la gran mayoría, ella era uno de los principales atractivos y enganche publicitario para ver este espectáculo.

Luego el director malayo Shih-Hung Young toma la batuta y la música comienza a sonar junto al film proyectado en la pantalla. Lentamente vamos introduciéndonos en la historia del general Máximo Décimo Meridio, acompañados de la orquesta y coro que supera el centenar de músicos en perfecta sincronía con la película, lo que en el transcurso del desarrollo de esta nos va envolviendo de manera tal que comenzamos a olvidar a los músicos presentes, y los sonidos provenientes de las tubas, timbales o violines parecen venir directamente del telón de fondo.

La música se infiltra en nuestros oídos y nos envuelve en atmósferas que van desde la épica de las batallas a momentos de tristeza y desolación. Hans Zimmer, de vasta experiencia y reconocimiento como uno de los más destacados compositores de música para películas, logra un trabajo excepcional en un soundtrack de mucha influencia wagneriana.

El desempeño de los músicos nacionales es de primer nivel, y Lisa Gerrard quién tiene contadas pero intensas intervenciones, aporta con su profundidad vocal que enriquece sobretodo los momentos de oscura emocionalidad. Cuando Máximo escapa y se encuentra con su familia asesinada es un claro ejemplo de la carga dramática que logra evocar la australiana a través de su voz, lo que también se repite en la escena de lucha entre el personaje de Russell Crowe y Cómodo, interpretado por Joaquín Phoenix.

La carga emotiva se doblega (A pesar de los siempre imprecisos aplausos del público antes de que finalice la función)  en la escena final y de créditos con la interpretación de “Now we are Free”, canción de tintes étnicos y tema principal del film, habíamos tenido la oportunidad de escucharlo junto a Dead Can Dance en sus dos visitas a Chile, esta vez en el marco de su formato original logra una mayor notoriedad y significado. Interesante espectáculo de dos horas de duración con un intermedio de 15 minutos, formato que tuvo su primer encuentro con el público chileno el 2012 con la presentación del soundtrack de Lords of the Rings, original de Howard Shore. Un acercamiento a un género que tiene un sinnúmero de seguidores, basta  recordar las exitosas presentaciones de Ennio Morricone en nuestro país con llenos totales.

En 1908 se filmó en Francia “El Asesinato del Duque de Guisa”, película muda donde se incluyó la música compuesta especialmente por Camille Saint-Saëns, considerada la primera banda sonora de la historia. Inicio de más de 100 años de una fuente insondable de composiciones que con el paso de los años van tomando mayor notoriedad y atractivo. Un recorrido desde donde hay mucho por escarbar.

Justin Freer es el productor de Gladiator Live, el mismo de Lords of the Ring, y que ya tiene funciones preparadas para e 2015 en Londres, Sydney y varias ciudades de Estados Unidos presentando la música  compuesta por Nino Rota para El Padrino. Con el éxito de Gladiator Live! Las probabilidades de tener ese espectáculo en Chile podrían ser bastante cercanas. Atentos a lo que podría ser un nuevo viaje por la historia musical del séptimo arte.

Review: Freddy Veliz

Fotos: Manuel Cabezas (HN Fotografias)

 [gmedia id=21]

Written By

Noticia publicada por el área editorial.

Destacado

Dead Can Dance posterga gira sudamericana

Conciertos

The Mystery Of the Bulgarian se prepara para lanzar EP junto a Lisa Gerrard

Internacional

Ante el éxito de ventas Dead Can Dance suma nueva fecha en Chile

Conciertos

GLADIATOR LIVE, SYMPHONY ORCHESTRA: Revisa toda la información

Conciertos

Advertisement
Connect
Suscríbete a #iRockCL