Connect with us

Conciertos

[Live Review] Ilegales: Maldito y sucio Rock and Roll

16 de junio – Blondie

Nota: Freddy Veliz – Fotos: Andie Borie

 

Outsider Festival trajo de vuelta, luego de 17 años, a la legendaria banda española Ilegales, iconos del punk proveniente de la península ibérica, que en casi cuarenta años de historia, se ha transformado en una de las mayores instituciones del género en habla hispana. El conjunto liderado por el cantante y guitarrista Jorge Martínez, ha desarrollado una carrera que fue interrumpida el 2011, con gira de despedida incluida, pero el 2015 vuelven al ruedo para seguir entregando su propuesta de crudo rock and roll.

Club Blondie recibió a los españoles, pero antes, los chilenos Plan Siete, se posaron sobre el escenario para deleitar con su rockabilly lleno de energía, contagiando a la audiencia que comenzaba a repletar el recinto. El conjunto proveniente de la IV región, cuenta con una trayectoria de más de 15 años, y se ha construido una fanaticada fiel, de los que vimos a varios coreando cada uno de los cortes que nos fueron presentando, en un show que fue encendiendo la jornada paulatinamente, con canciones como  “Me voy de la ciudad”, el clásico “Enciende un cigarrillo y mira la pelea”  original de los argentinos Casanovas, “Chacalluta”, “Amazona” de los Blue Splendors o “Demolición” de los peruanos Los Saicos. El sexteto supo deleitar al público, que no dudó en bailar y crear una verdadera fiesta de rock and roll en las profundidades de Blondie.

A las 20:00 horas en punto, sale a escena Ilegales, en un recinto completamente lleno de fanáticos, que ovacionaron fuertemente a la banda. Los españoles, de forma instantánea y en un concierto casi sin pausas, nos invitó a recorrer su contundente repertorio de clásicos de punk y rock and roll, partiendo con un extracto del icónico “Stick de Hockey” unido con “No Tanta, Tonto” de su último álbum ‘Rebelión’ lanzado el 2018. Martínez es todo un personaje, que sacó de quicios a varios en la década de los ochenta, ganándose una fama de busca pleitos, drogadicto y rebelde. Los años pasan, y si bien se ve un poco más compuesto que en sus años de juventud, mantiene esa actitud irreverente que lo ha caracterizado por siempre. El vampiro, como muchos lo catalogaron por su parecido al chupasangre difundido en el cine, alto, de mentón largo y orejas puntiagudas, no acusa desgaste alguno en su forma de cantar, un verdadero sobreviviente de los excesos, que domina el escenario a su antojo, gritando al mundo su descontento, con humor negro y sarcástico, directo y sin tapujos.

Clásicos imperecederos como “Todos están Muertos”, “Agotados de esperar el fin”, “Ella saltó por la ventana”, “El Norte está lleno de frío” o la coreada “Eres una Puta”, avivaron con una pulcritud sónica, y una energía desbordante, a un aforo rendido ante la leyenda asturiana. También cortes de su discografía más reciente como “Voy al Bar”, “Suicida” o “Mi amigo Omar” fueron parte de esta furiosa jornada donde quedó demostrado que la esencia punkrockera se mantiene vigente, y con una vitalidad envidiable para las nuevas generaciones. La música de Ilegales es un paseo por estilos que juegan desde la actitud callejera y punk, hacia las raíces del rock and roll más crudo y destemplado. El ímpetu de la banda por seguir en la carretera, está avalado porque ellos mismos se sienten con la fuerza para estar ahí, escupiendo sus letras que representan a generaciones de jóvenes marginales o desilusionados de un sistema agobiante, que resta libertades e impone normas que muchos no están dispuestos a seguir.

“Dextro-Anfetamina” y la incombustible “Bestia Bestia” inyectaron un golpe de energía al público que enloqueció en saltos, gritos, pogos y crowdsurfing, dibujando una postal de algarabía ante la experiencia de tener de vuelta en Chile a los españoles. Martínez nos recuerda que hace 17 años prometió volver a nuestro país, y que si bien se demoraron, cumplió con su promesa, algo que esta vez no haría, porque a estas alturas uno no sabe que pueda deparar el futuro, claramente no podríamos esperar veinte años más.

Fueron más de treinta canciones, que pasaron raudas y aplastantes, en una jornada impecable, desde la calidad de sonido del conjunto, la actitud conductual del público y una potencia cojonuda como dirían en la misma España. El cuarteto se despidió sin antes  descargar sus últimos y explosivos cartuchos, con “Odio los Pasodobles”, “Caramelos Podridos”,  “Problema Sexual” y “Destruye”. Sin dudas una jornada para guardar en el recuerdo, cumpliendo ampliamente con las expectativas, y estampando de forma amenazante e intensa que aún hay mucho que entregar desde la vereda más sucia y franca de la música en español.  Se retiran del escenario con el trabajo resuelto y dejando un aura desbordante de rebeldía y rock and roll.

[gm album=1096 module=photobox]

 

 

 

 

 

Written By

Esta noticia fue publicada por el área editorial de iRock.CL

Destacado

Sobernot lanza campaña de crowdfunding Todo o Nada

Chile

Delatores presenta su nuevo single “Canciones de Fantasmas”

Chile

Human Vestige lanza su nuevo disco “Sanguinary Fringe”

Chile

Eve Arrow lanza su nuevo sencillo “Antes del Final”

Chile

Advertisement
Connect
Suscríbete a #iRockCL