Connect with us

Conciertos

[Live review] Keane en Chile: Eterna juventud

25 de noviembre – Teatro Caupolicán

Nota: Fernanda Schell – Fotos: Andie Borie

 

Siempre es un buen momento para el cariño, la risa y la música. Un poco de esto se vivió este lunes con la segunda fecha de Keane en el Teatro Caupolicán. Luego de siete años alejados de los escenarios, la banda inglesa volvió para presentar “Cause and Effect”, el que trae una mezcla de melodías del pasado junto a nuevo sonidos.

Tras su última visita en el Festival Lollapalooza del año 2013, volvieron con las pilas recargadas, mostrando un repaso de su característica trayectoria.

Era un poco antes de las ocho, We are the grand calentó los motores para el show de Keane, los chilenos mostraron su agradecimiento hacia los asistentes y expresaron su apoyo antes las situaciones ocurridas en Chile. Ellos expusieron una presentación elegante, simple, con un sonido impecable.

A las nueve en punto, Tom Chaplin, acompañado de Tim Oxley, Richard Hughes y Jesse Quinn, salieron al escenario, mientras que se ganaban aplausos y gritos de un Caupolicán lleno de fanáticos y fanáticas. El vamos se dio con “You’re not home”, un tema inesperado que se coreó en todo el lugar, produciendo electricidad y felicidad.

Continuaron con “Disconnected” de su penúltimo disco “Strangeland”, donde cada vez se mostraba Chaplin y Quinn muy cercanos a los fans. En “Bend and Break” y “Silenced By The Night”, fueron temas que se apoderaron del lugar, formando un momento de aquellos e hizo que pasaría desapercibido el resfrío que traía el vocalista tras el show de Lima. Este último lo comentó en el concierto, pero no fue impedimento para tener una excelente voz.

La banda británica en varios momentos conversó con el público, aceptando mascaras de ellos, allí se produjo un instante de risas, ya que Tom Chaplin se acercó a cada miembro para que las usaran o las dejaran en su espacio correspondiente. Cuando aceptó la bandera chilena comentó que era gigante e interactúo con la dueña que se la entregó. Finalmente la amarró la bandera en el micrófono para utilizarla durante el resto del concierto. 

Aprovechando su regreso, tocaron cinco temas del nuevo álbum “Cause and Effect”: “Phases”, “Love Too Much”, “The Way I Feel” y “Chase the Night Away”, todas estas fueron coreadas a todo pulmón, sorprendiendo a la banda. En momentos, el vocalista decía que era noche maravillosa y que estaba encantando de lo sucedido en ambos shows.

En “Strange Room” se encendieron los flash de sus cámaras al ritmo de una canción mucho más lenta, íntima y especial.

Los clásicos e infaltables temas como “Somewhere Only We Know”, “This Is The Last Time” y “Everybody is changing” fueron los puntos fuertes del espectáculos, por la emoción y fuerza que demostraron en el escenario. Sumándole a “A Bad Dream”, “It’s It Any Wonder?”, “Spiralling’” y “Crystall Ball”, momento en el que el cuarteto británico demostró todo su potencia y energía que han creado a través de los años. Cada uno de los integrantes formó una parte fundamental de la velada, y recordaron por qué siguen vigentes.

En “The Way I Feel”, las fans sacaron y jugaron con globos rosados y amarillos, mientras cuyo vocalista iba pateando algunos de estos hacia el público.

Tras casi dos horas de un show lleno de energía, éxitos y luces, cerraron con “Sovereign Light Café”, el final de una velada perfecta: la química entre público y banda, una actuación impecable sin pantallas gigantes, junto a calidad musical que sigue evolucionando y madurando a través de los años.

 

[ngg src=”galleries” ids=”316″ display=”basic_thumbnail” thumbnail_crop=”0″]

 

Written By

Noticia publicada por el área editorial.

Destacado

Suede cancela conciertos en Chile

Conciertos

Fernández Fierro regresa a Santiago

Conciertos

Black Flag en Chile se realizará finalmente en el Arena Recoleta

Conciertos

Se confirma banda invitada para los conciertos de Soen en Chile

Conciertos

Advertisement
Connect
Suscríbete a #iRockCL