Connect with us

Conciertos

LIVE REVIEW | La fuerza del “Dragon” y la magia “Epica”

DragonForce + Epica

12 de marzo 2014 | Teatro Caupolican

DragonForce-11Una tarde interesante en el Teatro Caupolicán, en una caravana de artistas cabelludos y una hermosa voz, que marcó este encuentro mágico y épico.

La presentación de dos bandas como Dragonforce y Epica, tuvieron lugar, hora y cabeceo en el Teatro Caupolicán, en el marco de la gira South American Enigma Tour.

A las 19:30 y sin un segundo más ni uno menos, salen a escena los ingleses DragonForce. Me impresionó el buen trabajo de sonido en vivo, creo que tocaron un power metal excepcional, se escucharon perfectamente cada uno de los instrumentos y la voz de Hudson ha sido un gran acierto como un “nuevo” (desde el 2011) integrante de la agrupación. Cuando vi el desarrollo de este show de guitarras, supe que eran unos locos lindos.

El material que se pudo escuchar fue en parte a la promoción que le están haciendo a Maximun Overload, placa que vio luces el año pasado. Con respecto a la identidad de la banda y este disco, se aprecia que existan bandas que no interpelen términos medios ni experimentales que salen mal, es de las pocas bandas que me encanta que defiendan su estilo -se toca power, y power les damos-.

Pese a que bandas como DragonForce gozan de un amor y odio entre los “metalheads” seguidores del estilo y otros que sólo odian por odiar, no entiendo qué, siguen adelante sacando discos y agendando conciertos, vengan o no a Chile. Sin desviarme del tema, vi una presentación impecable. Es decir, primero hay que escuchar, luego ver y lo que se vio fue a una agrupación de músicos profesionales, dando lo mejor de sí en el escenario.

De algunos de los temas que destacaron, desde el Maximun Overload, se pudo apreciar a la perfecciónEpica-17 Symphony of the Night, de la placa del año 2006 Inhuman Rampage memoraron con Through the fire and Flames dejando literalmente a público atónito, a su séquito por supuesto; Cry Thunder del discazo The Power Within (2012) desplegando lo mejor de lo mejor para esta ocasión.

El público más acérrimo, se ubicó adelante captando la atención de todos los músicos, mientas que en las periferias del recinto, había una postura de respeto y no tanto alboroto.

Hubo un momento muy entretenido, entre Cry Thounder y Through the fire and Flames, cuando salen a pintar el mono todos los integrantes de Epica, lo cual motivó a los asistentes a seguir gritando por su salida. Fue una monada simpaticona. Muchos rieron y otros sólo querían que DragonForce finalizara para poder ver al sexteto holandés pronto.

DragonForce actualmente está compuesto  por Marc Hudson voz, Herman Li guitarra, Sam Totman guitarra, Frédéric Leclercq bajo, Vadim Pruzhanov  teclados y lGee Anzalone en la batería y a la vez todos hacen apoyo vocal.

El momento épico, no espero más. Puntuales como siempre y su salida al escenario fue impecable, sin hacer tanto alarde, cada integrante tomó posición en su respectiva estación y los gritos tampoco se hicieron esperar. Cuánta tensión pudo botar la gente de adelante, se llevan un premio por enérgicos. Toda la noche saltaron y cantaron los temas.

Cuanto reflector se pudo instalar, hizo la parte visual, el gran pendón con la caratula de The Quantun Enigma, que cada vez que la veía le encontraba más y más elementos ocultos. Mientras, adelante no despegaban sus miradas de ella, la pelirroja más linda del metal (no me odien),  más tranquilos, allá atrás, podíamos ver de todo un poco en el escenario.

Pude hablar con algunas personas que estaban emocionadas por estar ahí, pero que se replica la misma problemática de siempre, precios caros y la absurda sectorización más si es en teatros, al menos en el Teatro Caupolicán a veces se hace exagerada esta práctica, ya que todos sabemos que desde dónde observes, se ve bien y lo mejor es que se escucha bien, y así no se termina con las graderías casi vacías como lo observé ayer, luego de haber leído que la preventa se había agotado, pero no se habló de la totalidad de las entradas -2.500 aproximado-, reflexión final, muy pocas personas se asomaban en las ubicaciones altas cuando pudieron ser más.

Epica-1Con respecto al The Quantum Enigma, me pareció que en vivo se aprecia igualmente, la fuerza del disco en estudio. Se siente sinfónicamente estridente, muy hermoso poder escuchar la voz de Simons en vivo, más que en estudio, hay una sustancia bastante agradable en el material en vivo.

Se podía predecir de cierta forma el inicio cuando la banda interpreto, Originem, The Second Stone y The Essence of Silence. Pocas variaciones en el setlist,  y la “sorpresiva” elección de canción que ofreció Jansen en un punto de la noche, tal como lo hicieron en Paraguay y en Perú.

Se agradece el trabajo de los profesionales sonidistas, muy buen trabajo chicos, con ambas bandas. Al contrario del trabajo en Paraguay dónde de presenciaron fallas técnicas, que opacaron el show.

El papel de los seis músicos en escena me pareció muy dinámico. Buena jugada es el correteo, la preparación de de cada micrófono, para que Jansen pudiera tomar cualquiera y hacer su parte, el show de chascas, como me dijo un gran amigo, es una clase magistral de headbangueo, todos perfectamente sincronizados.

A diferencia de Perú y Paraguay, Epica tocó 17 temas para nuestros compatriotas, los que destaco enfáticamente, la parte completa del encore,  pistas muy bien jugadas; Sancta Terra del disco Divine Conspiracy (2007), Unchain Utopia del disco en promoción, Consign To Oblivión (p. III de su homónimo, 2005) finalizando con un temón, Pirates of the Caribbean, más aplaudido.  Creo que no pudieron elegir mejor final, para despedirse de sus fans chilenos, que también estuvieron a la altura, como barra.

Durante la jornada,  pasearon por algunos de sus discos más y mejor recordados, como con Cry for the Moon y Sensorium de la placa Phantom Agony (2003), también The last crusade de Consign to Oblivion (2005), Fools of Damnation, Sancta Terra y The Obsessive Devotion del The divine Conpsiracy (2007), Unleashed y Design Your Universe de su homónimo, placa del año 2009; Storm the Sorrow representando al Requiem for the Indifferent (2012) y cinco canciones del The Quantum Enigma, que a mi parecer no fueron seleccionadas las mejores; Originem, The Second Stone, The Essence of Silence, Victims of Contingency  y Unchain Utopia. Me hubiese gustado escuchar en vivo Natural Corruption y Chemical Insomnia del The Quantum Enigma. Y ¿a ti?

Review: Celeste Jamacg

Fotos: Cristian Carrasco

*Si no puedes visualizar las fotos, por favor refrescar página. | If you can not see the pictures, please refresh page.

[gmedia id=280]

Written By

Noticia publicada por el área editorial.

Destacado

Lamb Of God y Parkway Drive confirman show en Chile

Conciertos

La Ramona soy estrena segundo sencillo “Nunca estuvo todo tan mal” junto a Tomás Maldonado

Chile

Pierce The Veil regresaría a Chile

Conciertos

The Winery Dogs en Chile: Fecha, lugar y punto de venta

Chile

Advertisement

Connect
Suscríbete a #iRockCL