Connect with us

Chile

LIVE REVIEW | LA BANDA DEL CAPITAN CORNETA + CATONI: Noche de matices rockeros en La Batuta

 La Banda del Capitán Corneta + Catoni

2 de abril 2015 | La Batuta

 

CATONI + CORNETANoche de Jueves Santo y frente a Plaza Ñuñoa nos aprestábamos para uno de esos Batutazos que siempre se esperan con un buen dejo de emoción, en especial cuando una agrupación emblemática de nuestro país como LA BANDA DEL CAPITÁN CORNETA sería la anfitriona, a esto sumémosle el talento y energía rockera de CATONI, nada podría salir mal, una dupleta que constantemente nos entregan shows en conjunto.

Todo comienza veinte minutos faltando para la 1:00 am, con una Batuta que logró ser ocupada en su totalidad con Pancho Rojas y compañía sobre el escenario para hacernos vibrar primero con “Camino Lento” de los recordados Mandrácula, para proseguir con parte de Historias de un hijo del Blues (2012) como “Caro Mia” y “Titi la tartaruga”.

Ya envueltos en los sonidos que catalizan el blues, el soul y el rock con sabrosos aderezos de funk y luego de una potente interpretación de “Ni Padre ni madre ni un perro que me ladre”, viajamos a 1994 para deleitarnos con los imprescindibles clásicos de Perros Días: “Canción para Lucas”, “Vida de Perros” , “Duros Días”, “Elena”, “El Olor”, “Malas Caritas”, “El Tiempo Pasa” y la cadenciosa “Armonías de un faraón”. El groove es un ancla primordial en la música de Los Corneta, pueden llevarnos automáticamente a mover nuestras extremidades al son de cada una de esas obras repletas de temáticas urbanas y que los elevan a la categoría de las grandes bandas surgidas en la década del noventa.

Una presentación redonda que finaliza con la rockera “Norte Sur” dejando la temperatura elevada al máximo para el intermedio antes de la siguiente presentación.

Quizás la hora no fue la mejor aliada para Catoni, o posiblemente el orden de salida de las bandas influyó en un público que en su mayoría llegaba a presenciar a LBDCC, gran parte de ellos se retiraron o se mantuvieron en los pasillos del local, ingrata situación para mi gusto, Catoni a estas alturas, con un buen recorrido en vivo, siempre es un acto que se debe presenciar a recinto lleno. El trío compuesto por Carlos Catoni en Voz y Guitarra, Rainer Hemmelmann en bajo y Marcelo Mardones en batería con toda su impronta suben al escenario y de entrada arremeten con la potente “Tu, Yo y el Diablo” y “Feliz” título que sinceramente no concordaba con el rostro de Carlos, que reflejaba cierto disgusto por cómo se estaba llevando el comienzo del show, la sobresaturación en el sonido no dejaba apreciar a cabalidad los soleos de su guitarra, y la voz nunca logró la claridad necesaria para destacar de la mejor forma, como normalmente nos tienen acostumbrados. Son los riesgos que se corren al ser asistidos por sonidistas que no tienen un mayor conocimiento con la música de las bandas con las que deben trabajar, eso claramente fue un factor determinante.

El show debía continuar y haciendo frente a cualquier problema presentado, “Lo que quiero” la nueva y oscura “Lobo” mas el single “No eres Real” sacaban adelante la actuación con toda la fuerza rockera que los caracteriza. Paulatinamente fue ingresando público mientras temas como “Hecho de Fuego”, que debutaba en sociedad a nivel masivo,  la pesada “Piedra sobre Piedra” y “Autodestrucción” nos enfundaban en ese clima de punzantes y ensordecedores riff, que no están exentos de sentimientos en “Apareces”, y casi como una declaración de principios, en una noche que tuvo de dulce y agraz “Todo tiene Solución” eleva los ánimos para olvidar las malas pasadas y terminar cabeceando cada compas de “1000 Kilómetros”.

El Rock tiene sus matices, pueden haber noches en que todo se enmarca bajo un manto de perfección, otras que las deficiencias pueden ser el dolor de cabeza de los músicos y sus seguidores, pero nada es motivo para bajar los brazos, la vida misma no es perfecta y la vida es rock dicen por ahí, y si bien la madrugada del viernes se tejieron en La Batuta distintos niveles de intensidad moviéndose entre estas dos gamas, lo que queda en la retina es una velada donde la fuerza y obstinación del rock chileno se apoderaron de este epicentro ñuñoíno para enaltecer nuestros oídos y volcarnos a mirar hacia adelante para seguir creciendo y entregando  momentos de música notable y sin remordimientos.

 

Por Freddy Veliz

Written By

Noticia publicada por el área editorial.

Destacado

Epica en Chile, una explosión sinfónica que rediseñó nuestro universo

Conciertos

Metallica anuncia nuevo álbum, y adelanta primer single

Internacional

KnotFest Chile: ¡Estos son los horarios!

Internacional

“Delicate Sound of Thunder Celebration Tour” el show de talla internacional más imperdible del último tiempo para fanáticos de Pink Floyd y de la música 

Chile

Advertisement


Connect
Suscríbete a #iRockCL