Connect with us

Chile

[Live Review] Los Jaivas: “De la Cordillera al Mar” Intensa celebración en San Carlos de Apoquindo

La banda celebró los 40 años de Alturas de Machu Picchu junto a connotados invitados

Los Jaivas (Francisco Aguilar / Parlante.cl)

Por Freddy Veliz

Este año “Alturas de Machu Picchu”, el histórico álbum de Los Jaivas cumplió 40 años desde su publicación, y tal aniversario merecía una celebración como corresponde. Y este sábado 11 de Diciembre la icónica banda chilena tuvo su fiesta en el Estadio San Carlos de Apoquindo. Con invitados como Javiera Parra y Los Imposibles, Los Tres y el legendario guitarrista argentino David Lebón se dio riendas a un encuentro de complicidad y admiración mutua, donde la música une a generaciones y transforma el frio de la tarde en una cálida y mágica experiencia musical.

Con cambios de horario en la apertura de puertas, luego de confirmarse que el duo chileno Perrosky se bajaba del cartel, la jornada es abierta a las 17:30 por Javiera Parra y Los Imposibles, quienes están celebrando 27 años de historia, y así lo comentó la misma Javiera, quien en cuarenta minutos de presentación repasó parte de su catálogo que la convirtió en una de las principales artistas chilenas de la década de los noventa, éxitos infaltables como “Humedad”, el cover “Maldita Primavera”, “Compromiso”, etc, además de tributar a su abuela Violeta Parra con aplaudidas versiones de “Que he sacado con Quererte” y “La Jardinera”. También la cantante nacional aprovechó la oportunidad de saludar a su hijo presente en el concierto, y pedir por un mejor futuro de Chile, aludiendo a su voto en favor de Gabriel Boric, gestándose un amplio apoyo por parte del público presente. Una presentación acorde a una artista de su nivel, con canciones escogidas con pinzas, pero que se desarrolló en horas en que poco a poco ingresaba el público al recinto, vislumbrándose un paisaje de baja concurrencia.

A las 18:30 horas el turno fue de Los Tres, la banda liderada por Álvaro Henríquez apostó por sus mayores clásicos repartidos en una hora de presentación. El conjunto, a estas alturas considerados eminencias dentro de la historia musical chilena, fue seguido con entusiasmo por los presentes que ya iban ocupando gran parte de los asientos dispuestos en la cancha, y algunos sectores de tribunas. 

Henríquez y compañía ponen el pie en el acelerador con “Sudapará” y sin perder tiempo nos invitan a un viaje por gran parte de sus reconocidas obras como “El Aval”, “Camino”, “Déjate Caer”, “Amor Violento”, sin dejar de lado una sección de cuecas, momento en que invitan al escenario a los anfitriones con quienes han ido gestándose fuertes alianzas.

Un reencuentro con una de las bandas más importantes de nuestro país, quienes a pesar de haber pasado por algunos altibajos, mantienen su jerarquía sobre el escenario invitando a corear cada una de sus reconocidas canciones.

Los Jaivas (Francisco Aguilar / Parlante.cl)

La visita internacional de la jornada es una de las figuras esenciales del rock argentino, a pesar de que su popularidad en Chile es ensombrecida por nombres como Charly García o Luis Alberto Spinetta, la importancia de David Lebón es innegable y palpable al revisar su trayectoria como parte de bandas pilares como Pappo’s Blues, Billy Bond y la Pesada del Rock and Roll, Pescado Rabioso, Polifemo, Serú Girán, entre otros, además de una amplia discografía solista iniciada en 1973. 

El argentino tiene un gran vínculo con Los Jaivas, forjaron amistad cuando los chilenos se autoexiliaron en su país, y Lebón lo recordó en el escenario al comenzar su presentación, que estuvo plagada de revisiones a la histórica agrupación Serú Girán, que fundó junto a Charly García, Pedro Aznar y Oscar Moro, y a clásicos de su carrera solista. El músico demuestra ser una verdadera eminencia de la guitarra, generando momentos intensos, en especial cuando rememora a su ex banda con cortes grandiosos como “Cuanto Tiempo nos Llevará”, “Esperando Nacer” con Alan Reale, guitarrista de Los Jaivas como invitado, quien logra compenetrarse tanto en esta pieza de Serú Girán que Lebón no puede esconder su impresión ante el talento del chileno. Uno de los climax llega con “Noche de Perros”, progresivo corte del álbum “La Grasa de las Capitales”, que es aplaudida de pie por la audiencia presente en el recinto de la pre-cordillera. 

David Lebón es un entusiasta orador y por momentos se olvida de su acotado tiempo sobre el escenario y se extiende con diálogos entre canción y canción, bromeando al respecto y apurando el tranco para proseguir con la música.  

Con cortes como “Puedo Sentirlo”, “Encuentro con el Diablo (Serú Girán), “Copado por el Diablo” y el rocanrrolero clásico de Polifemo “Sueltate Rock and Roll” se despide del escenario para dejar paso a los técnicos que rápidamente desarman y preparan el espacio para los dueños de la fiesta.

Siendo las 21:30 horas, y cuando la helada comienza a ser intensa en las faldas de Los Andes, Los Jaivas se apoderan del escenario, rodeado de pantallas que proyectan escenas de la histórica grabación televisiva de Alturas de Machu Picchu, para iniciar así la celebración de 40 años de su publicación. Las trutrucas y el piano nos adentran en este mágico viaje por la conceptual obra inspirada en el poema del mismo nombre, perteneciente a Canto General de Pablo Neruda editado por primera vez en 1950.

Rock progresivo, psicodelia, raíces latinoamericanas, poesía, confluyen en esta magnánima obra considerada la obra cúlmine de Los Jaivas, y que en varias ocasiones ha sido catalogada como uno de los mejores discos progresivos por prensa especializada internacional. El álbum es interpretado sin pausas en toda su extensión, ejecutado con la maestría que otorga la trayectoria, a pesar de algunos problemas que Mario Mutis tuvo con la guitarra en “Amor Americano”, siendo imposible apreciarse como nos hubiese gustado, baches que ocurren en cualquier presentación en vivo, pero que no opacan una presentación impecable. 

Luego de repasar la obra cumpleañera, Claudio recién se dirige al público agradeciendo la asistencia, y a las bandas invitadas, haciendo hincapié en su relación de amistad con David Lebón y de como fueron acogidos en Argentina luego del golpe de Estado en Chile, interviniendo Mario Mutis para trenzar esa experiencia con la forma en que debemos ver la inmigración y el respeto y comprensión que debemos tener con los que llegan a nuestro país buscando una mejora en sus vidas. Luego de esta invitación a reflexionar al respecto, la segunda parte del show comienza con el instrumental “Takirari del Puerto” que insta al público a levantarse de sus asientos, para seguir el ritmo en un baile masivo que nos pone el cuerpo en calor bajo una fría niebla que tapa las estrellas. La música continúa con “Indio Hermano” dedicada al pueblo mapuche y todos los pueblos ancestrales de Latinoamérica. Una seguidilla de invitados comienzan a subir al escenario, primero Javiera parra para interpretarnos junto a la banda una poderosa versión de “Run Run se fue pa’l norte” de Violeta Parra, luego se invita a Álvaro Henríquez, quien pone su talento vocal para una bella interpretación de “Mira Niñita”. Por supuesto que David Lebón no podía faltar y es invitado para acompañar en guitarra en “Pregón para Iluminarse”, el argentino al parecer no tuvo tiempo de ensayos, fue notoria su desconexión de la canción. Siendo bien cubierto por Reale, lamentablemente la leyenda trasandina no pudo desenvolverse como esperábamos. Para el final, como es costumbre llega el turno de “Todos Juntos”, himno por antonomasia de la banda, momento en que son invitadas las tres bandas que participaron en este encuentro, una constelación de artistas sobre el escenario que simbolizan con este clásico del rock chileno, la unidad de los pueblos y los seres humanos todos, sin excepción, aunque parezca una utopía en tiempos donde las diferencias nos han llevado a una preocupante polarización y constante confrontación.

Un encuentro complejo de realizar en estos tiempos de aforos limitados, con una asistencia discreta, pero que disfrutó cada momento y tuvo la oportunidad de reencontrase con la que para muchos, es la agrupación más importante de nuestro país, una que se mantiene de pie, quizás ya no desde la creación de nuevas obras, pero si manteniendo el espíritu y extendiendo ese legado plasmado en la historia de Chile como parte de su ADN, una trayectoria que ha cruzado generaciones y que partió hace seis décadas en la ciudad costera de Viña del Mar para crecer y convertirse en un coloso de nuestra cultura…desde la Cordillera al Mar.

Written By

Noticia publicada por el área editorial.

Destacado

James Hetfield se quiebra en el escenario en Brasil: “Me sentía un poco inseguro. Como que ya estoy viejo, no puedo tocar esta mierda”

Internacional

[Live Review] Emperor: Y el infierno nos golpeó la puerta…

Chile

Mute se presenta en Chile este 22 de mayo

Chile

Fallece Juan Francisco Llagostera, bajista de la legendaria banda chilena Poozitunga

Chile

Advertisement

Connect
Suscríbete a #iRockCL