Connect with us

Conciertos

LIVE REVIEW | METALLICA en Santiago: … Y justicia para Chile

Foto: T4F Chile

METALLICA EN CHILE

27 DE MARZO 2014 | ESTADIO MONUMENTAL

Por Juan Guillermo Carrasco

 

 

Foto: T4F Chile

Foto: T4F Chile

El debut de algunos, el reencuentro de otros o la misa de los más avezados, fue lo ocurrido en el formato estrella de las últimas giras de los de San Francisco, Metallica, por medio de su “By Request”, el tour que tú –en teoría- escoges. Con horas de antelación y desde kilómetros de la zona cero, se percibía el vapor de la olla a presión que se transformó el recinto albo del Estadio Monumental debido al sold out producido por ver al cuarteto thrash por cuarta vez en nuestro país, más aún, con las altas expectativas que se generó por medio de esta propuesta vía mail que, según un corto previo al comenzar el show, mostraron por las ostentosas pantallas a la espera de la orden de ligths out.

Sería absurdo y redundante repasar el tracklist conocido por todos que en la práctica no hubo mayores sorpresas (pues se escogió mediante votación), no obstante, sí hay que rescatar de éste espectáculo en particular a diferencia del sabor amargo que quedó tras la gira del “Death Magnetic” ya con la medalla de “estrellas”: la improvisación escénica. Factor primordial de cualquier show ejercido en la tierra que Metallica olvidó en su paso por el peor recinto para la realización de shows masivos, el Club Hípico (otro ítem que destiñó su presentación de 2010). Y principalmente porque Hetfield tuvo –aquella vez- estudiada hasta la última palabra, el último gesto y el último movimiento comprobado gracias a un par cameos espontáneos dilucidado en pequeños apuntes a ras de piso (basta darse una vuelta por internet para tener pruebas fehacientes de ello). Pues bien, acá no pasó aquello, no, acá fue otro Metallica el que deslumbró en cerca de dos hora y media de performance: el entorno distendido, el juego amigable con la audiencia, la demócrata cancha VIP (urticarias da al recordar el abuso de la vez pasada), la inducción de tracks a través de la “The Chilean Horsemen” y uno que otro chiste con respecto a ciertos tracks que en lo personal, le comían las ansias por tocar (‘Whiskey In The Jar’, el caso más notable que aún queda en la retina), soslayó errores del pasado gracias a la predisposición de ser también, por parte de la banda, un espectador más (por muy romántico que se lea). Si hasta más uñetas y souvenir de concierto lanzaron esta vez (incluye pelotas)

Leves errores de ejecución también se perdonaron en instantes donde la edad pesaba por sobre la agilidad de composiciones de hace veinte o treinta años donde, por lo demás, la ausencia de pirotecnia debido a la constante e inesperada lluvia caída en la ciudad de Sao Paulo, no fue posible presenciar… Como sea, es increíble, pero cierto que las personas cambian con el pasar de los años (cuatro fueron necesarios para ver eso) en introducciones de sorpresa mayúscula tras ‘…And Justice for All’, ‘Creeping Death’ (o ‘Creeping fucking Death’, como lo dijo Mario, el escogido del fans club para presentarlo) y principalmente ‘Blackened’ u ‘Orion’ (dedicada a Clifford Lee Burton); momentos de recogimiento también hubieron tras la profunda ejecución de ‘The Unforgiven’, la oscilante en emociones ‘Welcome Home (Sanitarium)’ y la sabida por todos ‘Nothing Else Matters’; y, por qué no, de desenfreno thrash gracias a ‘Whiplash’, la inoxidable ‘Battery’ y la perfecta ‘Ride The Lightning’

Deuda con la fanaticada que se pagó con kilos de sobra, predisposición por escuchar a los que les dan el pan de cada día y humildad por acatar las órdenes a los que realmente les deben la vida. Lo de “Metallica By Request” se perfila, sin lugar a quejas y a ciencia cierta, como uno de los momentos históricos que se recordarán tras el intocable recuerdo de su primera visita aquel cuatro de mayo de 1993. Y –finalmente- si tomamos a pecho las palabras que alguna vez dijo Dave Mustain hace algunos años sobre que si él estuviera aún con la banda (junto a Cliff), serían “más populares que The Beatles”, que no caiga dudas, sino, pregunten a los cuarenta mil expertos que entregaron voz y alma en la planicie de Pedreros. Sin porfiar.

Fotos: T4F Chile

[nggallery id=150]

Written By

Noticia publicada por el área editorial.

Destacado

James Hetfield se quiebra en el escenario en Brasil: “Me sentía un poco inseguro. Como que ya estoy viejo, no puedo tocar esta mierda”

Internacional

[Live Review] Hijos de Algo: aprobado debut de Pancho Rojas en Bar de René

Chile

Mute se presenta en Chile este 22 de mayo

Chile

Absurd Creation presenta su nuevo disco “A Dance with Death”

Internacional

Advertisement

Connect
Suscríbete a #iRockCL