Connect with us

Conciertos

LIVE REVIEW | PRIMUS: Un cautivante laberinto de notas graves

Primus

ROCKOUT FEST 2014

6 DE DICIEMBRE 2014 | ESPACIO BROADWAY

 

Primus

Primus

A continuación de la asombrosa actuación de DEVO, se venía uno de los platos fuertes de Rockout Fest, el power trío PRIMUS, regresó a nuestro país para el deleite de sus seguidores. El talentoso bajista Les Claypool junto a Larry Lalonde en la guitarra y la vuelta de Tim Alexander en la batería luego de haber estado aquejado de problemas de salud hace algunos meses, subían al escenario Monster a las 21:40, acompañados de la luna en el cielo y esos gigantes astronautas en el escenario para introducirnos a una de las actuaciones más sólidas del día. El bajo sonaba poderoso y a un volumen adecuado para apreciar las notas intrincadas que Claypool ejecuta magistralmente desde las primeras líneas de “Those Damned Blue-Collar Tweekers”, pasando por “Last Salmon Man” y ”Groundhog’s Day” con un Lalonde que se luce con los guitarreos que matizan con atmosferas mas moderadas, frente a los galopantes e insos golpes sobre las cuerdas graves de Les.

La alucinante y psicodélica “Southbound Pachyderm” nos sumerge por pasajes hipnóticos, con el tremendo apoyo de Tim Alexander que marca un sello inconfundible desde los tarros.

El apoyo de visuales en la pantalla led de fondo es sustancial a la hora de enfrascarnos en el mundo de Primus, con animaciones extraídas de algunos videoclips, o de films cinematográficos, como el duro rostro del recordado actor Lee Van Cleef en la escena del duelo del spaghetti western, “Por unos cuantos dólares más” del director Sergio Leone, que se repetía una y otra vez en “Lee Van Cleef” tema extraído de Green Naugahhyde (2011).

La gira actual de los californianos se enmarca dentro de la presentación de Primus & The Chocolate Factory With The Fungi Ensemble, placa de la cual solo “Golden Ticket” fue el escogido para esta pasada.

Con “Jilly’s on Smack” y “Mr. Krinkle” continuabamos por esos inclasificables y laberínticos pasajes musicales que llegaron a su momento cúlmine con parte de los más reconocibles cortes de la banda, el momento “romántico” que prometía Claypool llega con Wynona’s Big Brown Beaver” uno de sus más exitosos cortes, que hicieron saltar a gran parte de la fanaticada que coreaba al unísono el coro, que se duplicó luego de una cálida recepción con “My Name is Mud” y la clásica “Jerry Was a Race Car Drive).

Les Claypool por momentos se dirige al público, hablando tan rápido como toca las cuerdas del bajo, un claro ejemplo de la influencia de Frank Zappa en su propuesta. Una propuesta donde no queda fuera, el metal, el jazz, las sonoridades progresivas ni experimentales.

Una presentación que congregó quizás la mayor cantidad de público, uno que sin importar la brusca baja de la temperatura, se mantuvo inamovible hasta el último minuto de la actuación de la banda estadounidense, incluso pidiendo por el regreso al escenario de Claypool y compañía. El verdadero plato fuerte de la jornada.

Review: Freddy Veliz

Fotos: Álvaro Manriquez

[gmedia id=207]

Written By

Noticia publicada por el área editorial.

Destacado

Nuclear, Lefutray, Dezaztre Natural y Hellman en un nuevo Metal Chaos

Chile

Hombres G anuncia su debut en Chile

Chile

Epica en Chile, una explosión sinfónica que rediseñó nuestro universo

Conciertos

KnotFest Chile: ¡Estos son los horarios!

Internacional

Advertisement


Connect
Suscríbete a #iRockCL