Connect with us

Cine/Series

LIVE REVIEW | THE GODFTHER LIVE: Emociones en vivo de una obra inmortal

DSC_3953

The Godfather Live

20 de junio 2015 | Movistar Arena

Hace casi un año atrás tuvimos la posibilidad de vivir la gran experiencia de apreciar en vivo la banda sonora del film Gladiador compuesta por Hans Zimmer. En aquella ocasión nos atrevimos a especular un posible regreso del director Shih-Hung Young con la obra de Nino Rota para El Padrino. Nuestra predicción se hizo realidad, y ayer 20 de Junio pudimos revivir una de las obras más recordadas de la historia del séptimo arte.

El Padrino, considerado uno de los mejores films de todos los tiempos, dirigida por el afamado Francis Ford Coppola, que narra la historia, basada en la novela de Mario Puzo de los Corleone y sus conflictos con familias rivales en el círculo de la mafia italiana de Nueva York, durante la segunda mitad de la década del cuarenta, a traspasado las fronteras del tiempo en conjunto con el soundtrack de Nino Rota.

El compositor italiano, destacó por ser responsable de gran parte de la música de los films del también italiano Federico Fellini: “La Strada”, “La Dolce Vita”, “Fellini 8 1/2″, “Julieta de los Espíritus”, “Satiricón”, “Amarcord”, “Casanova” etc. Y con Luchino Visconti trabajó en “Noches Blancas”, “El Gatopardo”, “Rocco y sus hermanos”. Todos clásicos imprescindibles en la historia del séptimo arte. Un currículum que le ha valido ser considerado entre los mayores compositores de música para películas de la historia, y la de El Padrino, está entre lo mejor de su repertorio.

El cine se ha nutrido de la música desde sus inicios. Incluso cuando prescindía de sonido, un solitario pianista robustecía de emoción las imágenes proyectadas por el celuloide. Una experiencia similar se vivió ayer en Movistar Arena, guardando las proporciones y el contexto temporal. Un evento dirigido a cinéfilos y melómanos, cuyo mayor acierto es mostrarnos la importancia de una banda sonora en la narración de un obra cinematográfica, vivirla en vivo y en directo.

Escuchar y ver a la orquesta en el escenario interpretando la maravillosa obra de Rota, refuerza las sensaciones que provoca el clásico film de Coppola, el mejor de su carrera sin lugar a dudas. Nino Rota no logró la estatuilla del Oscar en la época, pero si obtuvo un Globo de Oro como mejor banda sonora y el Bafta en Inglaterra por mejor música original, al igual que un Grammy Awards en la misma categoría.

Desde el comienzo con “El Vals de El Padrino” nos sumergimos en una obra que está impregnada en la memoria cinéfila de cuatro generaciones. La música del film, está repleta de referencias a las raíces italianas. La escena del matrimonio de Connie Corleone, una fiesta al más puro estilo italiano con la infaltable Tarantella, o el destierro en Italia de Michael Corleone (Al Pacino) cuando “Speak, Softly Love” más conocida como “Tema de “El Padrino” en su versión instrumental, inunda el recinto del Parque O’’Higgins, en uno de los momentos más emotivos y esperados por el público, un verdadero clásico inmortal, que incluye un perfecta interpretación en mandolina en cada secuencia en que reaparece en el film. Un tema que ha sido versionado por artistas tan disímiles como Plácido Domingo, Gianni Morandi, Fantomas o Slash entre otros. El tema había sido incluido en una lúdica versión en la película Fortunella, dirigida por Eduardo de Filippo en 1958, detalle tomado en cuenta por la Academia de los Oscar para no premiarla en 1972, puesto que uno de los requisitos inquebrantables, es que la banda sonora no haya sido utilizada con anterioridad.

La violencia, el amor, la traición, la familia, la ambición, el dolor, son temáticas tratadas con sutileza  y maestría, en un guión magníficamente desarrollado. En la película existen largas escenas de diálogos, sin música de por medio, esta reaparece en los momentos precisos para subrayarlas. Un ejemplo claro es el momento en que el productor de cine Jack Woltz (interpretado por John Marley) despierta en su cama totalmente ensangrentado por la cabeza decapitada de su caballo, debido a su negativa de contratar para una película al cantante apadrinado por Vito Corleone, Johnny Fontane (Al Martino), considerada una de las escenas más violentas de la cinematografía mundial. Esta comienza con la suave melodía del Vals, la que paulatinamente va aumentando su carga dramática para terminar fusionada con el grito de pánico del personaje en cuestión. La sincronía de la orquesta fue perfecta.

Vivimos una noche inundada de emociones, gracias a una obra maestra que no pierde vigencia ni frescura, una forma de acercarse al cine desde la música, cuyo valor es incuestionable en el desarrollo del séptimo arte. La premiere de Godfather Live se realizó en Diciembre pasado en el Royal Albert Hall de Londres, y ha estado girando por Europa. Chile fue la única parada en Latinoamérica, el tour continuará su viaje por Europa en Octubre y Noviembre. Justin Freer, productor de este magno evento y su compañía CineConcert ya tienen agendadas fechas para el 2016 presentando la música de la saga Star Trek, una experiencia que esperemos pase por nuestro país, y continuemos teniendo el privilegio de vivir de esta increíble experiencia musical y cinematográfica.

Review: Freddy Veliz

Fotos: Álvaro Manriquez

Written By

Noticia publicada por el área editorial.

Destacado

El rock se tomará los colegios nuevamente

Chile

Arturo Sandoval: Más allá del jazz

Conciertos

Los argentinos de Sueño Inmoral estrenan su nuevo sencillo

Indie / Pop

Anorexia Isan estrenan Videoclip animado, “Leave Me Out”

Internacional

Advertisement

Connect
Suscríbete a #iRockCL