Connect with us

Conciertos

LIVE REVIEW | TRANSATLANTIC en Chile: Un viaje por el mar progresivo

TRANSATLANTIC EN CHILE

15 DE FEBRERO 2014 | TEATRO CAUPOLICÁN

Por Freddy Veliz

 

 

Transatlantic-9Uno de los proyectos progresivos más elogiados de la última década al fin agendaba visita a nuestro país, la banda conformada por el ex Dream Theater Mike Portnoy en Batería, en asociación con Neal Morse (ex Spock’s Beard) en voz y teclados, Roine Stolt (The Flower Kings) en Guitarra y voces, Pete Trewavas (Marillion) en bajo y voces, más Ted Leonard (Spock’s Beard, Enchant) como invitado en teclado, guitarra y voces,  tenían el Viernes 15 de Febrero como fecha suscrita para deleitar a los amantes de los sonidos de extensas estructuras  y escalas complejas.

La hora inicial de la cita era las 20:00 horas, pero debido a retrasos en el vuelo que traía a la banda desde Buenos Aires, donde repletaron el Teatro Vorterix el día de San Valentín, el show se retrasó aproximadamente una hora,  lo que por momentos inquietó a los que rodeaban la cuadra que comprende las calles Copiapó, San Diego y Coquimbo.

A eso de las 20:00 horas recién se da el vamos a la apertura de puertas, y cuando no más de 3 mil personas ya estaban ansiosos en el interior del teatro, y con el reloj marcando un par de minutos pasados las 21:00 horas, la banda sube al escenario para hacer estallar el recinto con ese denso muro de notas y atmósferas que nos van envolviendo en un viaje por  intrincados movimientos. “Into de Blue” pieza de Kaleidoscope, recién estrenada placa de esta  cosmopolita agrupación, es la encargada de introducirnos en este recorrido, 25 minutos donde queda de manifiesto toda la fastuosidad musical de TRANSATLANTIC. Melodías de tono espiritual, que son marca registrada del tremendo Neil Morse, elemento  esencial en el sello de la banda, se intercalan con el peso de las guitarras y  la dureza en la ejecución de Portnoy en la batería, siempre complementados con el sutil y magnífico aporte de Pete Trewavas.

La disposición en el escenario de cada uno de los músicos pone de manifiesto quienes son los que llevan la batuta. Con Morse ubicado al lado izquierdo con su teclado sobre una tarima, enfrentando a la batería de Portnoy ubicado al otro extremo, Stolt y Trewavas situados en el centro casi como un par de réferis controlando un encuentro de lucha. Más atrás el invitado especial Ted Leonard complementando con toda su versatilidad interpretativa, esta verdadera maquinaria progresiva.

Bajo la ovación y pleitesía del público la banda nos va conmoviendo con cortes de sus cuatro placas de estudio, así se suceden piezas de exquisita factura como “My New World” de SMPTe, álbum debut del 2000. También lo hacen con parte de la tremenda suite “The Whirlwind”, del álbum del mismo nombre publicado el 2009.

Con Stolt acompañado de Neil Morse en guitarra acústica nos introducen desde el centro del escenario a “We All Need Some Light” , para continuar luego con “Black as the Sky” y una majestuosa interpretación de “Kaleidoscope”, intensa suite que da nombre a la última obra de Tranastlantic.

 A estas alturas el público caía rendido ante las muestras de virtuosismo, con espacios para la emocionalidad de momentos que nos elevan a estados de mucha espiritualidad, algo de lo que sin dudas Neil Morse es el principal artífice, no olvidemos el enfoque cristiano que ha dado a su carrera.

Mike Portnoy,  se roba las miradas de los presentes, no solo por su dominio de las baquetas, sino por su reconocida afición a pararse y llamar la atención con actitudes extra musicales, que lo transforma en un músico idolatrado y odiado a la vez. Más allá de las críticas que pudiésemos hacer del inquieto baterista, convengamos en que es el que da dinamismo a la puesta en escena y aleja de la peligrosa seriedad en la que pueden caer bandas de esta naturaleza.

Los demás músicos funcionan a la perfección en este engranaje, cada uno aporta con sus voces, lo que enriquece las texturas vocales. Destaco el aporte de Leonard en este aspecto, a la sutileza de Morse, el invitado que reemplazó en esta gira a Daniel Gildenlöw de Pain of Salvation, le da la potencia necesaria en cada una de sus intervenciones con una vocalización mucho más dura que la del excelso tecladista.

Con “All of the Above” y “Stranger in Your Soul” llegábamos al final de este estruendo de musicalidad, donde tuvieron cabida todos los elementos que los amantes del progresivo buscan en una banda. Muestras de virtuosismo, solemnidad y atmósferas envolventes. Pero hay algo que Transatlantic logra exponer en cada una de sus piezas monumentales, y es esa cuota de luz que nos ilumina el espíritu, más allá de alguna alusión religiosa, anoche por momentos este trasatlántico elevó nuestras almas hacia terrenos celestiales.

Fotos: © Carolina Acuña

[nggallery id=143]

 

Written By

Noticia publicada por el área editorial.

Destacado

Transatlantic estrena single/video “Looking For The Light”

Internacional

Transatlantic estrena nuevo video “The World We Used to Know”

Internacional

Transatlantic estrena nuevo video “Overture / Reaching For The Sky”

Internacional

‘The Absolute Universe’ se llamará el nuevo álbum de Transatlantic

Internacional

Advertisement
Connect
Suscríbete a #iRockCL