Connect with us

Conciertos

Live Review | TU + O.R.k. : Catársis musical

TU

TU | Foto: Miguel Fuentes (Trucko Producciones)

20 de junio 2016 | Teatro Nescafé de las Artes

Review: Freddy Veliz O. | Fotos: Miguel Fuentes (Trucko Producciones)

Una jornada única fue la que vivimos ayer lunes 20 de junio, en una helada noche que recibía al solsticio de invierno, una tropa de virtuosos músicos se daban cita en el Teatro Nescafé de las Artes, en una nueva sesión del ciclo Santiago Fusión. Dos propuestas musicales que tenían un punto en común, Pat Mastelotto, el baterista que debutó en Chile en  1988 en una recordada actuación junto a Mr. Mister en el Festival de Viña, y que luego en los 90s, pasaría a formar parte de los íconos del progresivo KING CRIMSON.

Mastelotto ya suma varias visitas a nuestro país junto a Stick Men, que se mueve en la misma línea vanguardista junto a Toni Levin. Ahora regresó por estos lados con dos interesantes proyectos: TU, en que Pat comparte ideas con el guitarrista Trey Gunn, también compañero en King Crimson, y O.R.k. un cuarteto donde destaca la participación de Colin Edwin, bajista de Porcupine Tree, junto al guitarrista italiano Carmelo Pipitone y al cantante y tecladista Lorenzo “Lef” Esposito. Se auguraba una noche de intensos sonidos progresivos.

El cuarteto fue el encargado de iniciar la travesía musical puntualmente a las 21:00 horas. Una banda que propone un sonido que desde la impronta vanguardista nos atrae a estructuras matemáticas, en que Mastelotto lidera el peso desde la base rítmica, con su versátil manera de ejecutar su instrumento. Edwin mantiene desde las cuerdas graves  sus líneas, con una actitud bastante bajo perfil, dejando a Pipitone los espacios para que destaque con su histrionismo desde la guitarra, luciendo un actuar mayormente rockero en comparación con sus compañeros,  aplicando tapping a las cuerdas con gran talento. Pat nos había adelantado que Lorenzo Esposito era un vocalista excepcional, lo que realmente no se manifestó en el escenario, debido a que, según mi apreciación, no pasa de ser un cantante con oficio, pero que está muy lejos de ser comparado con Freddie Mercury como lo hizo Mastelotto, los guiños a Mike Patton de algunos pasajes podrían ser detalles a destacar, como una muestra de dominio vocal.

Un set que estuvo basado en Inflame Rides, álbum debut publicado en octubre del 2015, con cortes como “Breakdown”, “No Need”, “Funfair”, “Vuoto”, “Funny Games”, “Pyre” entre otros, que nos llevaron a un viaje por sonoridades que se trasladan entre el rock alternativo, el post rock, lo progresivo y una buena cuota de psicodelia, sugiriendo un caos bien controlado, a veces delirante , que finalmente termina agrupado en canciones de estructura “más convencional” comparado con lo ofrecido a continuación por el dúo TU.

Quince minutos de intermedio para recibir a Trey Gunn armado de su warr guitar que  junto a  Pat Mastelotto nos ofrecen un acto de sensaciones sonoras diversas. Propuesta que se enmarca dentro de una línea estilística experimental, donde las atmósferas son potenciadas con samplers, voces pregrabadas y una cantidad de artilugios electrónicos, con los que apoya Pat la puesta en escena que se percibe intensa. Los compases sincopados con los que se luce el baterista por momentos nos envuelven en un ambiente repleto de complejos movimientos que sorprenden.

Por su lado, Gunn resalta los beneficios de su instrumento, que conjuga el peso de un bajo y la agudeza de la guitarra, empleando efectos que nos sumen en instantes llenos de distorsión y a la vez cambiando a pasajes de mayor serenidad. Su paso por King Crimson, incuestionablemente ha dejado huellas en el músico texano, y eso queda de manifiesto en el característico sonido que logra en el escenario, muy ligado a la banda de Fripp.

Un video ocupó la totalidad del fondo del escenario durante toda la actuación. Vinilos en plenas revoluciones, relojes de escritorio, señales de tránsito, logotipos de marcas de automóviles, etc., iban proyectándose, creando una catarsis de sensaciones en conjunto con la música que por momentos se tornaba hipnótica. La genialidad de Gunn para crear sonidos desde su instrumento y efectos, como las gallinas que se escuchan en “Untamed Chicken”, una verdadera locura avant garde. La extraña historia de una niña con un conejo que se proyecta en “The Fifth Spin of the Sun” potencia el sentido sicodélico que inunda el teatro, que ovaciona hacia el final cuando comienzan a sonar los primeros acordes de la primordial “21st Century Schizod Man” de King Crimson, unida a “Starless”, complementadas en el fondo con escenas del film “Sueños de Akira Kurosawa” y la colaboración de Lorenzo Esposito en la voz, uno de esos momentos que agradecemos cada vez que un King Crimson pisa suelo chileno.

Un encuentro solo para fanáticos de lo experimental, la vanguardia y esos sonidos que siempre están por delante de los convencionalismos de la industria, donde la búsqueda y el hambre de innovación se conectan con nuestros sentidos auditivos, para terminar inmersos en algún lugar secreto de nuestra corteza cerebral, enriqueciendo nuestra experiencia con lo musical.

[gmedia id=432]

Written By

Noticia publicada por el área editorial.

Destacado

Julius Popper presenta ‘Si no Cambio’ junto a General Paz y La Triple Frontera

Chile

Primus anuncia segundo show en el Teatro Coliseo 

Chile

Yngwie Malmsteen regresa a Chile en octubre

Chile

[Galería] Symphony X en Chile 2022

Chile

Advertisement

Connect
Suscríbete a #iRockCL