Connect with us

Chile

Los Bunkers: en conquista del olimpo nacional

“Un espectáculo que no se ve seguido de parte de una banda nacional, y que, incluso, a nivel internacional no cualquiera logra levantar.”

Llegó el 27 de abril, y ni más ni menos que el Estadio Nacional fue el escenario protagonista del cierre de gira de uno de los grupos más importantes de la música chilena: Los Bunkers. Coronación absoluta que muchos no vieron venir, pero que llegó y arrasó con toda la escena en su paso.

El inicio de la jornada corrió por cuenta de un experimentado y exitoso Pedropiedra, quien comienza con el tema “Valor” y mucho apoyo general de un recinto casi al 50%. En “Para Tí” ya resalta el muy buen sonido, y una sentida interpretación que pasea entre esos fraseos hablados característicos del artista y cantos de curvaturas melodiosas. La gente sigue llegando y disfrutando, y cuando comienza a sonar “La Balada de Jorge González”, todos se ponen a saltar y hacer bulla. Después de esto, se presenta la banda, momento en que cada músico hace la onomatopeya de su instrumento, en un momento hilarante. Cuando llega el final, “Vacaciones En El Más Allá” desata alegría y baile, mientras la clásica “Inteligencia Dormida”, hizo que una gran mayoría del público cante de buena gana, mientras Pedropiedra usaba la pasarela central, animando al público.

Luego, el turno le corresponde a Fabrizio Copano. ¿Un humorista abriendo un concierto de rock masivo? La verdad es que este hito, con uno de los referentes del stand up comedy teloneando un concierto, puso a todos a reír, en un gran momento de la noche. Ciertamente, un verdadero rockstar a estas alturas.

Y ante la euforia del público que llenó el principal recinto deportivo del país, la banda penquista que conquistó Chile, México y buena parte de Latinoamérica, haría ingreso al gran escenario instalado en la galería sur. Y es que la producción del show es enorme: un escenario de 70 metros de largo por 30 de alto, del cual se desprende una pasarela, la que también saca tres brazos a la vez. Pantallas imponentes y un show con 18 equipos láser y más de 25 cámaras de circuito cerrado. Algo único, sin duda alguna.

Así, el esperado cierra de la gira “Ven Aqui” y debut de Los Bunkers como anfitriones del estadio nacional, comenzó a vivirse cuando se apagaron las luces y apareció un reloj temporizador con 5 minutos a su haber. Desde los 10 segundos el público coreó hasta el final, cuando la banda aparece en pleno. Un pequeño silencio, acomodo y el vamos con “Ven aquí” y una tremenda definición de esta etapa del grupo. El sonido es excelente y las pantallas acompañan el show mostrando cada detalle del mismo, mientras se agregan efectos, transiciones y hasta algunas animaciones. Sigue “Te Vistes y Te Vas”, mientras en “Yo Sembré Mis Penas De Amor En Tu Jardín”, Álvaro López ocupa la plataforma para acercarse a la audiencia. “Canción De Lejos” lleva un gran final psicodélico, mientras el cover de Silvio RodriguezQuién Fuera” suena grande, en una canción que supieron hacer propia en su estilo. “Bajo Los Árboles” celebra que la reunión les permite hacer música nueva, y “Si Estás Pensando Mal De Mí” hace aflorar la emoción, para dar paso a un solo de Francisco Durán, que homenajea a Violeta Parra, para conectar con “Ahora Que No Estás”, que se grita con pasión. Las pantallas amplifican a la experimentada y muy aplaudida Cancamusa, quien ha cumplido de forma asombrosa el rol de baterista en la banda, acompañando al potente y original bajo de Gonzalo López.

Luego de un descanso, el grupo aparece en el memorial de los detenidos desaparecidos, tocando una emocionante versión de “La Exiliada Del Sur”. La gente de la galería está extasiada con la cercanía, en un set que incluyó “Calles De Talcahuano”, “El Detenido”, y una hermosa versión de “Entre Mis Brazos”.

Mientras vuelven al escenario principal, aparece Guaripolo, querido personaje de 31 minutos, que llena de risas el Estadio. “Una Nube Cuelga Sobre Mí” suena con los personajes de 31 minutos de invitados, en un momento memorable. Más postales inolvidables: “Ángel Para Un Final”, y el genial medley de “El Mismo Lugar”, “Tarde” y “Abril”, con Pedropiedra invitado en teclados, y un grupo de músicos en vientos y cuerdas que le dieron gran fuerza a la canción, logrando momentos realmente apoteósicos. Otro: “Bailando Solo”, con efectos de láser espectaculares y un solo de guitarra alargado que cautivó a todos.

¡Cuántos clásicos juntos! y es que siguen saliendo hits, con algunos de los más coreados de la noche: “Miéntele”, “Nada Nuevo Bajo El Sol” y “Miño”, que cerró el primer set. “El Derecho De Vivir En Paz“, con imágenes y canto de Víctor Jara, marcó el bis, para rematar triunfal con las enormes “Canción Para Mañana”, “No Me Hables De Sufrir”“Llueve Sobre La Ciudad”, que tuvo un comienzo íntimo, con la voz y teclados de un enorme Mauricio Durán, acompañado por cada uno de los espectadores. Final soñado para todos los presentes.

Un espectáculo que no se ve seguido de parte de una banda nacional, y que, incluso, a nivel internacional no cualquiera logra levantar. Nos sacamos el sombrero por este triunfo de la música chilena. Sin duda, junto a los shows que están ofreciendo Los Tres en el Movistar Arena, revitalizan las guitarras ante la arremetida de otros ritmos masivos. Aún hay potencia en esta escena, y aún pueden ir al segundo show en el Estadio, este domingo 28. El mejor panorama de fin de semana y, por seguro, de mucho tiempo en nuestra escena musical.

Fotos: @javiajerap

Written By

Veterinario de profesión, músico y periodista de corazón. Amante del rock y metal, me apasiona leer sobre música, escribir sobre música, escuchar y tocar. Bajista de la banda Bismuto. | Mail: felipe@irock.cl

Destacado

Airbag confirma concierto en el Teatro Caupolicán

Chile

Arte Oscuro: Las Pinturas que Inspiran al Metal Extremo  

Artículos

Mägo de Oz: Fiesta pagana en Santiago

Conciertos

El Perfil de un Asesino estrena su primer álbum homónimo

Chile

Advertisement

Connect
Suscríbete a #iRockCL