Connect with us

Chile

Los Tres: Retomando la magia

Los Tres desenfundaron un repertorio lleno de clásicos ante un repleto Movistar Arena

Nota: Freddy Véliz Fotos: @guilleasalazar

Este fin de semana dos de las más emblemáticas bandas chilenas de todos los tiempos, están invadiendo la ciudad de Santiago con su música que representa a distintas generaciones, que han crecido al alero de sus canciones. Lo llamativo es que las dos tienen su origen en la ciudad de Concepción, cuna de artistas que han engrandecido la escena musical de nuestro país, y como poder negarlo, si por un lado Los Bunkers agotaron dos Estadio Nacional, y por otro Los Tres, están presentando su gira de reunión “La Revuelta” a tablero vuelto con cuatro fechas en Movistar Arena.

Foto: @guilleasalazar

Ayer sábado 27 de abril estuvimos presentes en el primero de los cuatro conciertos que está ofreciendo la banda de Álvaro Henríquez, Roberto ‘Titae’ Lindl, Ángel Parra y Pancho Molina, la formación original de Los Tres que se reencuentra luego de más de dos décadas. Recordemos que el baterista Francisco Molina no fue parte del regreso de la banda posterior a la primera disolución el 2000. Siendo Manuel Basualto quien a partir del 2006 y hasta el 2012 lo sucediera. El 2013 otro golpe sacude a la formación con la retirada del guitarrista  Ángel Parra, quien para muchos es uno de los principales artífices del sonido particular del conjunto. De ahí en adelante, si bien la agrupación liderada por Henríquez continuó su travesía musical, se notaba un desgaste y una pérdida de la magia de sus años más esplendorosos, a pesar de que sus presentaciones siempre fueron atendidas por sus fanáticos.

En Abril del 2023 otra noticia azota a los fans, y es el anuncio de un receso indefinido de la importante banda nacional. Receso que no duró demasiado, debido a que meses después los rumores de una vuelta a los escenarios comenzaban a divulgarse por distintos medios. Y para felicidad de miles de fanáticos, la noticia se hizo realidad, y nada más y nada menos que se trataba del regreso de los integrantes históricos, algo que para muchos era imposible que sucediera, al menos en el corto plazo. La banda este año comenzó su gira que titularon “La Revuelta”, y así los tuvimos anoche en un Movistar Arena con aforo completo, y un público que atraviesa generaciones.

Una de las grandes características de Los Tres, y que le atribuyeron un sello sonoro tan particular es la capacidad para fusionar distintos estilos, como el rockabilly, el blues, el rock y el folclore chileno, en especial su atracción por la cueca chora, influenciados por los recordados hermanos Roberto y Eduardo Parra, por lo que en esta verdadera fiesta, no podía estar exento ese ambiente de chilenidad, y para abrir la jornada la responsabilidad recayó en el conjunto de Torito Alfaro, insigne cantor cuequero que llenó el ambiente de aroma porteño con sus cuecas, mientras el público paulatinamente ingresaba al recinto, encontrándose de improviso con una invitada estelar, la reconocida artista cuequera María Ester Zamora, quien se robó los aplausos de una audiencia no muy abultada en ese momento.

Foto: @guilleasalazar

Luego el turno de seguir la fiesta fue de la banda de indie rock Floresalegria, que de entrada acusaron cierto nerviosismo, pero que fueron tomando confianza mientras iban presentando su repertorio. Su cantante, la ariqueña Pamela Flores Alegría, domina la escena y logra conectar con el público que celebra cada una de sus canciones, en momentos donde la audiencia comenzaba a repletar las ubicaciones de tribuna y galería, mientras los sectores numerados aun lucían espacios vacíos, que comenzaron a ser ocupados ya en horario cercano a la partida del plato de fondo.

Foto: @guilleasalazar

Con un retraso de más de media hora de lo estipulado, probablemente por algún problema técnico, y con el recinto capitalino abarrotado de ansiosos seguidores de los penquistas, nos olvidamos de las sillas y cuando Los Tres entran en escena, de pie y como corresponde, la fanaticada recibe a estos verdaderos próceres de la música chilena, quienes inician su periplo musical con su insigne instrumental “Follaje en el Invernadero”, un corte que estilísticamente escapa de su sonido más tradicional, pero que es un favorito para muchos que siguen a la banda desde sus inicios. Sonando con algunos reparos en el comienzo, esto se fue ajustando a medida el concierto fluía, y una triada hace explotar el interior del arena con el público cantando clásicos indiscutidos como “Sudapara”, “El Aval” y “Gato por Liebre”, dejando de inmediato en claro la importancia y el legado musical de Los Tres para el catálogo musical chileno.

Foto: @guilleasalazar

Álvaro deja algunos espacios para comunicarse con el público, advierte que no se puede fumar marihuana en el recinto, pero que él autoriza hacerlo, y se lanza con dedicatoria a los marihuaneros de Chile con “Hojas de Té”, el público estaba entregado coreando cada uno de los cortes de la banda que seguía deleitando con la poderosa “La Torre de Babel”.

El cuarteto, rodeado de tres pantallas gigantes (restando dos mas de los costados que fallaron en su funcionamiento) que iluminaban la austera escenografía , recorrió un archivo comprendido en los álbumes donde esta formación fue sustancial poniendo énfasis en sus cuatro primeras obras. Así, cortes como “Silencio”, “Olor a Gas”, los instrumentales “Claus” y “Largo” con Titae, Molina y Henríquez invirtiendo sus papeles en teclado, bajo y batería respectivamente, siguiendo con “No Me Falles”, “Tírate”, y la representativa “Amor Violento”, en un Movistar iluminado de celulares, más un público obedeciendo a Álvaro en un masivo karaoke, dan paso a la impoluta “Moizefala”, antes de retirarse del escenario, y regresar para entregarnos su tradicional sesión folclórica con cuatro clásicos de Roberto Parra (cuyo rostro es proyectado en las pantallas): “El Arrepentido”, “La perra con el perro”, “La vida que yo he pasado” y la icónica “Quién es la que viene allí” con todo el público acompañando con palmas y bailando este legendario clásico de la música popular, entre los que se encontraba Miriam Hernández, quien había pasado desapercibida, siendo Álvaro Henríquez, que en algún minuto del concierto la saluda desde el escenario haciendo que todos dirigieran la mirada hacia la representativa cantante chilena.

Foto: @guilleasalazar

Un concierto lleno de recuerdos y emociones, ¿Cuántos se emocionaron o rememoraron momentos importantes de su juventud cantando la blusera “Amores Incompletos”? Una tremenda interpretación con Parra tras el lap steel y Henríquez luciendo una bella Gretsch verde fluor, hizo estallar de emociones además con clásicos como “He Barrido el Sol”, “La Primera Vez” o la incombustible “La Espada y la Pared”. El frontman en entrevistas había prometido un karaoke, y claramente cumplió con creces, cada canción presentada fue seguida por las miles de voces que se mantuvieron en llamas cada minuto del espectáculo ofrecido. Henríquez, Lindl, Parra y Molina se retiran en medio de una gran ovación, mientras las pantallas nos van mostrando una retrospectiva fotográfica de la banda. Varios comensales comienzan a retirarse convencidos de que el show había llegado a su fin, pero luego de unos minutos, los cuatro músicos vuelven para desenfundar dos pares de clásicos más, con “Pájaros de Fuego” y “Bolsa de Mareo”, más la rockera “No sabes que desperdicio tengo en el alma” y el emblemático cover “Tu cariño se me va” de Buddy Richard

Foto: @guilleasalazar

Los hijos ilustres de la octava región se retiran dejando un aura festiva en el ambiente, una sensación de que la magia de los primeros años del conjunto está de vuelta, y que nunca debió haber desaparecido. Creo, en opinión estrictamente personal, que Los Tres perdieron mucho, primero con la partida de Pancho Molina y luego con la salida de Ángel Parra. La banda nunca fue la misma después de aquello, a pesar de tener dos gigantes como Roberto Lindl en el bajo y contrabajo, un maestro indiscutido que se luce con cada una de sus intervenciones, y el potente compositor que es Álvaro Henríquez, pero siempre quedó de manifiesto que las piezas del engranaje perfecto se completaban con Ángel y Pancho. Se vienen tres conciertos más en este paso por Santiago, aun quedan entradas para el 30 de abril y el 1 de Mayo, para que se apuren en adquirir los tickets, y ser partícipes de este hito de la música nacional. 

Foto: @guilleasalazar

Clásicos que sonaron ayer, hoy y que nos gustaría sigan musicalizando “todas las fiestas de mañana”, como reza la canción de Velvet Underground, que se escuchó de fondo mientras dejábamos atrás el recinto del Parque O’higgins, luego de un encuentro inolvidable con la banda chilena más importante de la década de los noventa, mientras sus sucesores hacían lo suyo en el coliseo ñuñoíno.

Written By

Esta noticia fue publicada por el área editorial de iRock.CL

Destacado

Airbag confirma concierto en el Teatro Caupolicán

Chile

Arte Oscuro: Las Pinturas que Inspiran al Metal Extremo  

Artículos

Mägo de Oz: Fiesta pagana en Santiago

Conciertos

El Perfil de un Asesino estrena su primer álbum homónimo

Chile

Advertisement

Connect
Suscríbete a #iRockCL