Connect with us

Conciertos

Mr. Big y Sebastian Bach deleitan a los fanáticos en Teatro Caupolicán

Mr. Big y Sebastian Bach deslumbraron con su maestría y calidad, dejando una marca indisoluble en el escenario del Teatro Caupolicán

Por Marcela Cubillos / Fotos: @nelsongalaz.cl

El Teatro Caupolicán de Santiago se llenó de energía y emoción en una noche que prometía ser legendaria. La velada comenzó con Queen Milk, banda nacional que ha mantenido viva la esencia del rock clásico desde su formación en 2015. Con las potentes voces de Paulo Domic y Marcela Villaroel, la banda encendió el escenario con su sonido evocador de las décadas pasadas, preparando el terreno para las actuaciones estelares que estaban por venir.

Aproximadamente a las 8 pm, el icónico cantante canadiense Sebastian Bach hizo su entrada triunfal en el escenario, cautivando al público desde el primer acorde con ‘What Do I Got to Lose?’ Su encantador español (se agradece el esfuerzo) y su carisma innato mantuvieron a la audiencia cautiva mientras desgrana una serie de éxitos inolvidables y muchos de Skid Row, incluyendo ‘18 and Life’, ‘Rattlesnake Shake’ y la siempre aclamada ‘Monkey Business’, esta última fusionada magistralmente con ‘Tom Sawyer’ de Rush; (entre el jugueteo de Bach, con el público covereó algunas canciones a capella, entre ellas, una canción de Ronnie James Dio, en pequeños homenajes a artistas transcendentales) Con ‘I Remember You’ y la enérgica ‘Youth Gone Wild’, Bach demostró una vez más por qué es una leyenda del rock, dejando los ánimos álgidos y corazones palpitantes tras una actuación expansiva y entregada.

Cerca de las 9:50 pm, el escenario se preparó para la llegada de Mr. Big, la mítica banda de hard rock que había generado una expectación palpable entre los asistentes. Con Eric Martin a la cabeza, acompañado por la genialidad musical de Billy Sheehan en el bajo, Paul Gilbert en la guitarra y Matt Starr en la batería, la banda irrumpió con fuerza con ‘Addicted to That Rush’ y ‘Take Cover’, mientras el público coreaba cada estrofa con entusiasmo. La maestría de Sheehan y Gilbert se hizo evidente en momentos como ‘Daddy, Brother, Lover, Little Boy (The Electric Drill Song)’, donde por supuesto sonaron los taladros en sus cuerdas, y elevaron la atmósfera a nuevas alturas. ‘CDFF-Lucky This Time’ de Jeff Paris, ‘Just Take My Heart’, y por supuesto, las infaltables ‘To Be With You’ seguida de ‘Wild World’ de Cat Stevens. Por supuesto un solo de guitarra de Gilbert y otros éxitos que fueron finalizando una jornada maratónica, donde pudimos presenciar la despedida de una banda incomparable, con el histrionismo de Martin, el ilimitado talento, presencia y carisma de Billy Sheehan, la clase de Gilbert y el talento de Starr, siendo parte luego de que Pat Torpey, baterista fundador que nos dejó el pasado 2018.

Mr. Big deslumbró con su maestría y calidad, dejando una marca indisoluble en el escenario del Teatro Caupolicán, la noche culminó con aplausos atronadores y una sensación de satisfacción colectiva, en una despedida que quedará grabada en la memoria de todos los asistentes. Con la combinación perfecta de talento, carisma y pasión, Sebastian Bach y Mr. Big ofrecieron un espectáculo que superó todas las expectativas, recordándonos una vez más por qué el rock sigue siendo una fuerza imparable en el mundo de la música. Sin lugar a dudas, una noche inolvidable que será recordada por mucho tiempo.

By @lamarce.cubillos

Written By

Noticia publicada por el área editorial.

Destacado

Airbag confirma concierto en el Teatro Caupolicán

Chile

Arte Oscuro: Las Pinturas que Inspiran al Metal Extremo  

Artículos

Mägo de Oz: Fiesta pagana en Santiago

Conciertos

El Perfil de un Asesino estrena su primer álbum homónimo

Chile

Advertisement

Connect
Suscríbete a #iRockCL