Connect with us

Conciertos

Rick Wakeman: Vuelta a lo esencial

Por Freddy Véliz

Un fin de semana cargado a los sonidos progresivos se está viviendo en Santiago. Este sábado 6 de abril, mientras un festival dedicado al género con bandas de distintas generaciones se desarrollaba en el Teatro Caupolicán, en la intimidad del Teatro Teletón recibimos a tablero vuelto la influyente figura de Rick Wakeman, en el primero de dos shows agendados en la capital.

El virtuoso y mítico ex tecladista de Yes, además músico excelso en clave solista, regresó a Chile en el marco de su gira Solo Final Tour 2024. Con 74 años a cuestas, prepara su retirada de los escenarios, y lo hace en forma íntima, llevándonos a un recorrido musical por los hitos más importantes de su carrera. 

Puntualidad británica, y a las 20:00 hrs las luces del teatro se apagan y Wakeman se asoma a paso lento en medio de los aplausos de los asistentes, para tomar posición en medio de los sintetizadores que se ubican a nuestro costado derecho, mientras un imponente piano se ubica al izquierdo.

Desprovisto de sus brillantes capas que lo caracterizaron en el pasado, y ataviado de un largo abrigo negro y la sencillez de un hombre mayor, el músico nos recibe con dos partes de su obra “The Six Wives of Henry VIII”, se trata de “Jane Seymour” y “Catherine Howard”, que componen momentos especiales de ese álbum debut, que lo catapultó como un músico de exigencias mayores dentro del rock sinfónico.

Lo que propone Wakeman en esta despedida es volver a lo básico. De haber construido una historia llena de pomposidades orquestales, virtuosismo y grandilocuencia, que lo posicionaron como uno de los músicos más complejos de la escena progresiva mundial, lo tenemos actualmente girando sin aspavientos, tan solo con su piano y sintetizador, invitándonos a un viaje por su legado histórico, donde la atención está puesta en sus más reconocibles melodías, que sellaron una época irrepetible en la historia del rock.

El mago de los teclados, no solo destacó en Yes o sus obras en solitario, también ha sido un cotizado músico de sesión, cuya participación en importantes clásicos de la música popular suman  al menos un centenar de nombres: Elton John, Black Sabbath, Al Stewart, Cat Stevens, Lou Reed, Etta James, Ayreon, Ozzy Osbourne, por nombrar algunos, han sabido de su magnífico desplante y transversalidad musical, y en ese sentido, Wakeman rinde homenaje a David Bowie, con dos clásicos donde jugó un papel destacado, sentado al sintetizador nos entrega un emotivo momento interpretando “Space Oddity” fusionada con “Life on Mars?” los aplausos no se dejaron esperar ante tamaño momento con la intensa emocionalidad que nos puede entregar la música.

Rick Wakeman – @crisrock_photography

Un concierto dedicado completamente a sus más fanáticos seguidores, que valoran al músico en su esencia, y sin la necesidad de esperar un espectáculo efectista y de gran producción escénica, y el británico sorprende igualmente con su capacidad para conectarnos con su legado en base a clásicos como los extractos de “The Myths and Legends of King Arthur and the Knights of the Round Table” o la sensible “Sea Horses” de su álbum “Rhapsodies” de 1979.

Uno de los hitos más importantes de la carrera de Rick Wakeman, es sin duda su paso por los emblemáticos Yes, como parte de la formación de sus discos más elogiados, y por lo mismo, siempre el público espera algún repaso de aquella época. En esta gira el músico viene estrenando una obra llamada “Yessonata”, y tal cual su nombre lo indica, se trata de una composición en clave de sonata, donde en medio de variaciones de piano, va construyendo un recorrido por distintas obras de su ex banda, podemos ir reconociendo melodías provenientes de clásicos como “Close to the Edge”, o emulando con el piano la armonía vocal de Jon Anderson en “Wonderous stories”, en unos segundos que erizan la piel. No dejó de lado otros clásicos como “Roundabout”, “Heart of Sunrise” o “And You and I” dentro de las más reconocidas en este emotivo homenaje a obras inmensas dentro del rock progresivo.

No es sorpresa la admiración de Wakeman por la música de The Beatles, por lo que no podían faltar sus particulares versiones a “Help!” y “Eleanor Rigby”, el músico impregna su sello personal, deconstruyendo estos clásicos en una impresionante performance que se lleva la ovación del público, quienes se mantuvieron plenamente concentrados frente a tamañas interpretaciones, antes de la despedida del inglés frente al piano y “Journey to the Centre of the Earth”, obra que cierra esa primera trilogía que lo engrandeció en los setentas, sin mediar con críticas por la megaproducción de estas creaciones, en años donde se gestaba un movimiento antagónico desde el underground y el punk rock.

No hubo más bises ni elocuencias, nada de ínfulas de rockstar, el hombre ya vivió todos esos aspectos en su larga data de conciertos y discografías por más de cinco décadas. Probablemente, mientras esté vivo, seguirá grabando y creando nuevas composiciones para sumar a su casi centenar de álbumes de estudio como solista, más sus colaboraciones con diversos artistas. Solo nos queda agradecer su legado, entrega y su invitación a sentarnos en la intimidad del teatro a revivir desde la esencia, la magia y sutileza de la música y su creador. 

Fotos @crisrock_photography

Written By

Noticia publicada por el área editorial.

Destacado

Airbag confirma concierto en el Teatro Caupolicán

Chile

Arte Oscuro: Las Pinturas que Inspiran al Metal Extremo  

Artículos

Mägo de Oz: Fiesta pagana en Santiago

Conciertos

El Perfil de un Asesino estrena su primer álbum homónimo

Chile

Advertisement

Connect
Suscríbete a #iRockCL