Connect with us

Conciertos

Royal Blood: Noche de un “debut” glamoroso y letal

La banda británica se presentó por primera vez en solitario en el teatro de San Diego.

Por Nelson Silva

Si bien los ingleses se presentaron en Chile en 2018 para la edición de ese año en Lollapalooza, faltaba presenciar su debut en solitario. ¿tenían pergaminos para ello? Sin dudas, el dúo compuesto por Kerr y Tatcher goza de buena popularidad en nuestro país y se notó la noche del 10 de abril en Santiago en un marco de público que fácilmente pudo llegar a los dos mil asistentes, siendo que, además cerca del recinto de San Diego otro show de rock marcaba una jornada eléctrica para los amantes del sonido antiguo del heavy metal.

Lo de Royal Blood está más ligado al sonido que en los 2000 patentó White Stripes o Audioslave, rock simple y directo para mover los pies, bajo y batería bastaron para que los alegres asistentes al show vacilaran sin contemplación a las nueve en punto, gran punto para quienes utilizan el transporte público para volver a casa, Boilermaker y Come on over encargadas de abrir los fuegos.

Sonido correcto, destaca la ejecución en el bajo de Kerr un frontman bien vestido que podría aprovechar en algo esa misma impronta en comunicarse con un público que lo ovaciona, en ese sentido parece ser Tatcher quién se comunica mejor con el público dejando su kit de batería de frente al público, la cercanía es clave más cuando solo son dos integrantes los que emanan tal muro sónico.

Los clásicos llegaban con Lights out, Trouble’s coming o Typhoons que, a pesar de ser todas canciones de no más de seis años, encienden la vibra de músicos como asistentes, lo mismo con Supermodel Avalanches de su último disco Back to the water below (2023). Little monster y How did we get so dark marcan más buenos momentos con solo de batería incluido de Tatcher. Loose change de su disco debut provoca lo mismo junto a la obligada Out of black, rock and roll de fiesta, reminiscencias de un furioso RATM, solo demuestran que las fórmulas se van reciclando y cuando aparecen con frescura es inevitable disfrutarlo sea 1992 o 2024. El final llegó con Limbo y Figure it out, el debut en solitario de Royal Blood fue categórico y demostró que el neo rock asienta en sus oyentes la garantía de que como dijo Neil, “el rock and roll no morirá jamás”.

📸 @el.eme

Written By

Noticia publicada por el área editorial.

Destacado

Airbag confirma concierto en el Teatro Caupolicán

Chile

Arte Oscuro: Las Pinturas que Inspiran al Metal Extremo  

Artículos

Mägo de Oz: Fiesta pagana en Santiago

Conciertos

El Perfil de un Asesino estrena su primer álbum homónimo

Chile

Advertisement

Connect
Suscríbete a #iRockCL