Connect with us

Conciertos

The Black Crowes: Sacudiendo el Caupolicán

“…en un evento que sin lugar a dudas, estará dentro de lo alto del ranking anual como una de las mejores jornadas en vivo de esta temporada.”

Por Freddy Véliz – Fotos: ©Jaime_Valenzuela (DG Medios)

Ventisiete años debieron transcurrir, para que The Black Crowes regresaran a Chile. La agrupación estadounidense, tuvo un accidentado debut como banda invitada en el concierto que el proyecto de Jimmy Page y Robert Plant brindara en el estadio Sausalito de Viña del Mar en 1996. El conjunto estaba en su peak de popularidad, pero eso no fue de gran ayuda ante un público que ansioso esperaba a los ex  Led Zeppelin. Concluyendo inesperadamente la presentación debido a la caída de un generador. 

Este 2023 regresaron a nuestro país para saldar una deuda que tenían con sus fanáticos más acérrimos, que los han convertido en una de las bandas de culto más aclamadas de la década del noventa.

Los hermanos Chris y Rich Robinson llegaron para presentar íntegramente su álbum más emblemático, el exitoso “Shake Your money Maker” que en 1990 apareció pateando traseros con una tonelada de soul y rock and roll, y que hasta el día de hoy mantiene una fresca vigencia, lo que pudimos corroborar con la banda entregada al máximo sobre el escenario del Teatro Caupolicán, lugar al que subieron a las 21:00 horas, post teloneo de los nacionales The Versions, quienes tuvieron la responsabilidad de calentar motores, en una noche que prometía sacudirnos en cuerpo y alma.

Una vez sobre el escenario, los norteamericanos arremeten con el icónico riff de entrada al clásico “Twice as Hard”, que abre el histórico Shake Your Money Maker, álbum que el pasado 13 de febrero cumpliera 33 años de ese golpe a la industria musical, en tiempos donde el pop y el glam eran dueños del reino, y el grunge daba sus primeros pasos para subir a un podio que dominaron la primera mitad de los noventas. Los Crowes en paralelo ,cautivaron con un estilo que rememoraba lo mejor del sonido rocanrolero de los setenta y sesenta, pero con un sello propio, que justificaba con creces esa retroalimentación sonora. 

El concierto prosiguió como estaba prometido, con la seguidilla de canciones que comprenden el afamado álbum, frente a un público rendido ante tamaña obra repleta de éxitos, y  una amalgama de estilos, donde confluyen con una sutileza maestra el soul, el folk y el rock and roll, generando una experiencia ritual. Chris Robinson es un frontman de excepción, su voz se siente intacta, y a pesar de que el sonido no fue la perfección misma, la crudeza de las guitarras, donde el argentino ex Riff y Vitico, Nicolás Bereciartúa impone presencia en medio de, a estas alturas, dos leyendas del rock de las últimas tres décadas.

La banda está compuesta además por Sven Pipien en bajo, quien es parte del conjunto desde 1998; Brian Griffin (Patti Smith, Lana del Rey, Iggy Pop) al mando de la batería desde el 2021; El recientemente incorporado tecladista Erik Deutsch y las coristas Leslie Grant y Mackenzie Adams. Un cúmulo de músicos bien compenetrados para ofrecernos una fiel representación de una obra que nos hizo bailar con Jealous Again, y nos emocionó con la balada “Sister Luck”, o el soul más profundo de “Seeing Things”,  con las coristas luciendo sus voces con la sutileza precisa para golpearte el alma, antes de hacer vibrar al aforo completo con el hit “Hard to Handle”, memorable cover del éxito que el recordado Otis Redding grabara por allá en los sesenta, y que los Crowes hicieran suya a punta de rock sureño, para muchos superando por lejos la original.

“Thick n’ Thin” es un puñetazo country de energía, con el que el público saltó los dos minutos y segundos de duración, para volver a bajar revoluciones con la bella y acústica “She Talks to Angels”, y terminar la revisión del álbum con la rollinga “Struttin’ Blues” y “Stare it Cold”, a punta de slide y riffs, que enganchan al público en un final donde nos sacuden literalmente en la pista central del histórico recinto santiaguino.

El concierto no termina ahí, y como es menester en todo acto de estas características, la banda nos regala una sección de hits entrañables como “No Speak No Slave”, “ By Your Side”, “Wiser Time”, “Thorn in My Pride” y el himno incólume de “Remedy”. Sin parafernalia, sin notas complejas, solos guitarreros eternos, ni técnicas virtuosas, la banda cautiva por algo más difícil de lograr por cualquier artista musical, y es el generar conexión desde el alma, como la misma raíz del soul o el blues, o ese rock and roll de vieja cuña, donde el swing se lleva en el cuerpo, y la virtuosidad se refleja en ese talento único de pocos elegidos. Los hermanos Robinson supieron congregar ideas pre existentes, sin caer en la copia barata, obteniendo el reconocimiento internacional por una propuesta genuina, que nos traslada a esos años en que el rock and roll se sentía más honesto y desgarrador. Como encore final, nos entregan una versión de “Rocks Off”, original de The Rolling Stones, quienes la incluyeron en su álbum ‘Exile on Main St’ de 1972, y que los Crowes tributan en su último lanzamiento titulado justamente 1972, disco donde versionan clásicos que cumplieron cinco décadas. 

Si nos ponemos quisquillosos, y buscamos un punto bajo del concierto, escogería justamente el final, donde se diluyó en cierta forma la dinámica del espectáculo que la agrupación nos ofreció, en un evento que sin lugar a dudas, estará dentro de lo alto del ranking anual como una de las mejores jornadas en vivo de esta temporada. Vinieron a sacudirnos, y lo lograron con creces, la deuda está saldada. 

Set List

-Twice as Hard

-Jealous Again

-Sister Luck

-Could I’ve Been So Blind

-Seeing Things

-Hard to Handle

(Otis Redding cover)

-Thick n’ Thin

-She Talks to Angels

-Struttin’ Blues

-Stare It Cold

-No Speak No Slave

-By Your Side

-Wiser Time

-Thorn in My Pride

-Remedy

Encore:

-Rocks Off

(The Rolling Stones cover)

Written By

Noticia publicada por el área editorial.

Destacado

Royal Blood: Noche de un “debut” glamoroso y letal

Conciertos

Ballantine’s pone a la venta edición limitada de AC/DC

Chile

Megadeth: Una eterna sinfonía de destrucción

Conciertos

8 canciones testigos de la evolución de Avatar

Artículos

Advertisement

Connect
Suscríbete a #iRockCL