Connect with us

Chile

The Metal Fest 2024: Intenso, magistral e inolvidable

Para todo el mundo un fin de semana completamente normal, mientras que para más de veinte mil almas significó una de las jornadas musicales más intensas y magnánimas en lo que va del año

Por Litta

Según lo informado por la productora esta quinta versión de The Metal Fest fue presenciada por al rededor de 10.600 asistentes por día, en donde pudieron disfrutar no solo de la música sino que además de momentos de reunión, firmas de autógrafos, una que otra conversación y más de algún emotivo suceso, con los músicos de las destacadas bandas internacionales que se presentaron en el Evil Stage, hablamos de los gigantes del metal, Anthrax, Emperor, Within Temptation, Exodus, Overkill, Forbidden, Biohazard, Amorphis, Soen, Killswitch Engage, Dark Tranquility, In Extremo, Gamma Ray y Sepultura, además de las tremendas agrupaciones nacionales que estuvieron a cargo de musicalizar el Hell Stage, Dorso, Dogma, Total Mosh, Derrumbando Defensas, Alto Voltaje, Sadism, Parasyche, Cerberus, Vastater, Necrodemon, Battle Rage, Dark God, Atomic Aggressor y Bonebreaker.

Como ya es de costumbre, The Metal Fest además de ofrecer una parrilla suculenta de metal, también ofrece la experiencia completa de estar inmerso en un magno evento que contempla la cultura del género y todos sus derivados, desde el estilo, las preferencias culinarias, el arte, el gusto por la cerveza y otros brebajes. Fueron dos jornadas que se vivieron con todo, desde el mediodía de ambos días podíamos ya presenciar la llegada de las hordas de gente que junto a sus respectivas vestimentas dejaban clarísimo a lo que venían, también fue muy grato ver a una gran cantidad de asistentes junto a sus familias, algo que se ha estado dando con mucha más frecuencia y que para muchos significa una destacable característica de este gran encuentro de metal. Tampoco es que todo fue fiesta, pues la realidad es que también vivimos en un contexto desagradable y varios pudimos atestiguar el robo (estilo carterazo) de más de un celular entre las aglomeraciones en las canchas de los escenarios, un detalle que mas de algún afectado le significó una molestia que aún así no logro empañar el entusiasmo.

La productora The Fan Lab este año ha dejado altísimo su nivel de gestión y compromiso con la audiencia, definitivamente fue un trabajo colosal que lograron con creces, la puntualidad, el sonido, la diversidad de espacios y atracciones, lograron posicionarse entre los elogios más coreados por los asistentes, quienes además destacaron la presencia variada de bandas y géneros musicales. No tan solo se trató de escuchar música en vivo sino también compartir con los artistas, quienes aprovecharon la ocasión para participar del evento y recorrer el recinto siendo en más de una ocasión interceptados respetuosamente por los fans y eso generó una atmosfera de unión, respeto y mucha emoción.

La primera batalla se vivió el día sábado 20 de abril, el que estuvo marcado por varios momentos que quedarán impresos en la memoria colectiva de los asistentes, desde la impecable apertura de lo nacional a cargo de Battlerage y la potente presentación de los alemanes de In Extremo, quienes encendieron la fiesta de una forma sublime y se ganaron el cariño de todos por su enérgica forma de hacer folk metal y esta energía solo fue transformándose a medida que pasaban las horas en una verdadera hecatombe. El tiempo transcurría y una a una las bandas hacían lo suyo sobre los dos imponentes escenarios, Necrodemon desde las afueras faenando tímpanos a destajo, con un sonido espectacular y que no decantó jamás, mientras que desde el interior de la cúpula la centrifuga infernal se gestaba sin mesura con bengala y todo para los titanes de Exodus. Todo o nada, así fue el espectáculo que brindaron los chilenos de Vastator y los colosos de Sepultura, dentro y fuera del Movistar Arena se apreciaba el demencial destino, de lo bueno poco dicen por ahí y a pesar de lo corto de su presentación el haber presenciado el sonido del himno Arise junto a un mosh liderado por una bengala, fue una postal que perdurará por la eternidad como show de “despedida”, aunque según las palabras de Andreas y las sospechosas graficas dejan entre ver lo contrario, definitivamente el rumor del regreso de la dinastía Cavalera adquirió mayor fuerza después de este episodio.

Sepultura | Foto: Nelson Galaz

Para cerrar la tarde del sábado las encargadas fueron las potentes Derrumbando Defensas, agrupación nacional compuesta por solo mujeres quienes dieron a más de algún asistente una grata sorpresa con su presentación, la que se coronó como una de las destacadas novedades del festival, mientras que adentro en el Evil Stage el tecnicismo y solemnidad se abrían paso junto al sonido de Soen, quienes condensaron el ambiente y taparon bocas a los más acérrimos del público, los que sucumbieron ante su impecable show. Ya caía la noche y las temperaturas comenzaban su descenso, junto a esto también el turno de los despiadados y brutales Sadism, próceres del metal chileno quienes además venían con su nuevo producto musical Obscurans, el cual fue recibido con la potencia que se merece pues su fanaticada no tuvo piedad en demostrar su devoción por estos genios del death metal de nuestro país. Gamma Ray desde el interior nos deleitaba con su oda al speed alemán, la acústica además de la cúpula nos permitió atesorar cada detalle sonoro hasta la medula, un show que dejó tan prendido el ambiente que para el momento de la despedida más de alguien se negó a dar por finalizada la presentación.

Era el turno de los penúltimos shows, se trataba de los estandartes del groove noventero nacional, Dogma, quienes desde Hell Sttage dispararon un potente producto junto a sus clásicos, una presentación pareja que se disfrutó con frenética respuesta por parte de la audiencia, mientras que por otra parte en el Evil Stage, Killswitch Engage dejaban atónitos a todos, no solo por la calidad de su flamante metalcore, sino también por la poderosa performance que montaron junto a sus fans, un mosh pit que nos sirvió como advertencia para lo que vendría. Para muchos la llegada de los norteamericanos al cartel del MT no fue algo tan comentado, pero luego de ver su acto muchos han convertido a esta banda en una de sus favoritas. Y a esto es lo que debería apuntar siempre cualquier festival, crear un ambiente no solo de disfrute sino también de conocimiento, de intercambio y así evangelizar la palabra del metal en todas sus formas.

Sin duda alguna esta primera parte de The Metal Fest dejó más que claro que el publico chileno es un artista más en cada concierto, no hay palabras para describir de forma precisa y fehaciente lo que se vivió junto a todos los que asistieron a este gran concilio, el apoyo a lo nacional será recordado por siempre porque estuvieron al nivel de lo que siempre se ve expuesto tras los teclados pero rara vez logramos ver en la realidad plasmado, pero esta ocasión la fanaticada dejó la vara muy alta para la segunda jornada.

Killswitch Engage | Foto: Nelson Galaz

Ya llegaba el momento de la despedida, dos titanes de la oscuridad tendrían la tarea de cerrar una histórica velada, cargada de calidad, perfección y mucha emoción, nuestros amados y controversiales Dorso, con su peculiar producto el cual ya posee un sello inquebrantable dentro del universo del metal hispanoamericano y con el que nos deleitaron, además de la cuota de humor que siempre entrega Pera Cuadra con dichos como; “somos una banda emergente” que desató las risas entre los fans, un cierre más que perfecto para la primera noche del escenario nacional que dejó más que caldeado el ambiente para recibir a los emisarios de la oscuridad y los sonidos impíos. Emperor, una repetición de plato que nos vino a recalcar su superioridad musical, luego de su debut en nuestro país pocos creíamos posible una nueva visita y en tan poco tiempo, pero The Metal Fest nos hizo este tremendo regalo que para muchos fue un espectáculo sin precedentes, un sonido magistral y perfecto, con una escenografía que hacia perfecto match junto al magno telón de Ihsahn y compañía, lo más emocionante que pudimos vivir como público fue el mosh y la bengala en el momento que sonó el primer acorde de “The Loss and Curse of Reverence”, demencial hito que dejó a la misma banda con emoción plasmada en sus rostros. En definitiva dos broches de oro que parecieron sacados del mismo infierno para culminar esta épica jornada.

Segundo día de batalla, y el publico desde temprano comenzaba a repletar el recinto, se sentía un gran entusiasmo en el ambiente, las patch jacket, las bandanas y los accesorios góticos vestían a los fanáticos quienes hoy tenían la misión de experimentar un gran crosossover de metal, pues la parrilla estaba más que variada, demencial…Comenzaba el primer acto nacional, Parasyche  desde el Hell Stage fueron los encargados de dar la patada inicial para este nuevo día en The Metal Fest, con un publico entusiasta y una enérgica presentación dejaron listo el ambiente para lo que seguía. En el Evil Stage el primer plato internacional se servía con locura y un toque de preciso de violencia, Forbidden, amos y gestores de un gran mosh que parecía crecer cada vez más a medida que se iban tocando los temas, una sorpresa para quienes pensábamos que por la hora esto no se daría, pero lo cierto es que se auguraba ya una destrucción de carácter masivo para todo el domingo.

La hora avanzaba y ya era el turno de los nacionales de Total Mosh, quienes tuvieron una leal fanaticada que les cantó todos los temas y por supuesto el mosh no podía faltar, en definitiva, fue una verdadera presentación en honor al nombre de la banda. Desde el interior mientras tanto se comenzaba a preparar el segundo invitado internacional, era el turno de la cofradía sueca, Dark Tranquility, quienes junto a su fruto sonoro dieron una maravillosa catedra musical, una clase magistral de death metal sueco que conquistó los oídos de varios, mucha gente probablemente conocía el nombre pero jamás habían tenido la oportunidad de vivenciar en vivo la calidad de estos músicos liderados por el carismático Mikael Stanne, quienes además después de presentarse se tomaron el tiempo de pasear por el Movistar y sacarse fotos con los fanáticos que los reconocían.

Dark Tranquility | Foto: Nelson Galaz

Ya avanzada la tarde, los stands, los bares y todas las áreas de convivencia se comenzaban a repletar y cada vez más lleno se veía el festival, las firmas de autógrafos y las visitas ilustres de otros músicos emblemáticos de la escena nacional eran la tónica del domingo, mientras en el escenario exterior los nortinos de Dark God hacían lo suyo, junto a un publico agradecido de tener la oportunidad de escuchar a este estandarte del metal de regiones. El peculiar sonido de Amorphis llegaba a MT, los fineses colisionaron almas con su lúgubre producto música, con un impecable setlist que dejo contentos a todos los fans que llegaron a esta reunión, además de quienes por primera vez caían bajo el hechizo de este singular metal quienes ovacionaron desde todas las aristas de la gran cúpula, aun así, nadie estaría preparado para lo que vendría después. Ya estábamos prácticamente a tope con la audiencia, pasada las cinco de la tarde era el turno de Cerberus, banda nacional que nos trajo una propuesta perfecta para ensalzar los ánimos, con un despliegue profesional y un gran sonido que fue coreado con su respectivo mosh, todo ocurriendo como antesala para uno de los momentos más álgidos de la jornada dominical en The Metal Fest.

Biohazard, cómo poder retratar lo vivido con estos padres del hardcore de la vieja escuela, es difícil plasmar con palabras lo emotivo que fue para muchos ver a estos insignes de la escena dar un espectáculo que no bajó los brazos ni aun con problemas técnicos, situación que solo se dio por un par de minutos y que significó perder la línea del bajo en sonido pero que rápidamente se supo gestionar para encontrar solución, aunque probablemente hubieran terminado tocando a capela y el público hubiera disfrutado igual, lealtad se llama esta maravillosa característica. El mosh que se armó en este show fue demencial, no solo por lo gigante que era sino también por el ahínco y la precisa violencia que sirvió como gatillante para recrear un casi wall of death, maravilloso lo que se vivió en esta casi hora de presentación.

Biohazard | Foto: Nelson Galaz

La noche caía sin mesura junto al frío y la oscuridad que se apoderaban de todo el Movistar, los ánimos quedaron al máximo con lo recién ocurrido en el Evil Stage, por lo que los siguientes actos se vieron obligados a sostener el fervor al máximo, y que mejor forma que recibiendo a los flamantes de Alto Voltaje, quienes fueron de los artistas confirmados más celebrados, pues su trayectoria los hace merecedores de este lugar en el Hell Stage de TMF sonando con brutalidad para su público, quienes estuvieron de principio a fin engullendo desde lo más viejo hasta su más reciente producto musical. La vehemencia y locura no tenían reparos, Overkill era recibido desde los interiores con un rugir estruendoso que nos proponía desde ya el destino de este acontecimiento; bengalas, desenfrenados mosh, guardias completamente superados y obligados a ser solo espectadores eran parte de lo que se lograba apreciar mientras los estadounidenses masacraban con un potente setlist, francamente un espectáculo al nivel de estos históricos padres del thrash metal.

Otra de las agradables sorpresas nacionales de la velada fue, Bonebreaker, agrupación formada por miembros históricos de la escena quienes hicieron subir la temperatura con su desarrollado sonido, dando en el clavo para el corte musical que viviríamos como penúltimo show, una impecable presentación que no dejo a nadie insatisfecho. Ya llegando al final, uno de los platos fuertes y así también controversial, era la presentación de la hermosa agrupación Within Temptation, quienes junto a su maestría y la celestial voz de Sharon, hipnotizaron hasta al más true del público, una majestuosa velada que nos proporcionó un preciso momento de calma y romanticismo al  puro estilo gótico, realmente maravilloso presenciar la calidad vocal en una acústica como la del Movistar, muchos nos transportamos a una época dorada de la adolescencia y experimentamos un emotivo momento.

Within Temptation | Foto: Nelson Galaz

Hasta el momento no hay duda de que The Metal Fest 2024 pasa a la historia como un verdadero evento de exportación, la mezcla de estilos y la diversidad del publico lo posicionan en un lugar preciado en el corazón de todos los asistentes, por eso también fue tan grato ver como el comportamiento se basaba en contextos y no tuvimos que presenciar ningún acto lamentable, esto deja una sensación de felicidad, satisfacción y un gran recuerdo para todos los que vivimos la experiencia. Ya con nostalgia el publico comenzaba a experimentar la ultima fase del certamen, los elegidos para llevar a cabo la tarea de cerrar el escenario nacional fueron a mi parecer la mejor elección, no podía ser de otra forma…Atomic Aggressor, junto a su gran sonido, trayectoria, calidad de performance y su noble comunicación con el público, eran el broche final que se necesitaba, con su clásico telón desde el fondo nos entregaron un repertorio sublime que nos permite mirar en retrospectiva la gran tarea que han llevado durante tantos años de metal, sencillamente para la historia esta impecable presentación.

El final, aunque no estábamos en presencia de un repleto Movistar como ha sido de costumbre en los shows de despedida de las versiones anteriores de TMF, cada persona que se quedó a despedir el festival junto a las leyendas de Anthrax valió por 10, así como lo leen. Qué nivel de fanaticada es la que tienen estos colosos del thrash metal, no hubo canción que no se coreara al unísono, ni mosh que decantara, fue una presentación imparable que dejo maravillados a Joey Belladonna y compañía, un final feliz que nos entregó una inyección de energía para comenzar la semana y también para quienes seguirían en la misisón de Mercyful Fate al día siguiente. The Metal Fest 2024, entra al pasillo histórico de la escena nacional e internacional como una de las mejores versiones, con dos días de intensidad, con magistrales bandas y que conquistó la memoria colectiva de sus asistentes para siempre.

Written By

Notera y creadora de contenido en iRock. Leal servidora del Rock, el Metal y los sonidos mundanos. Conductora en "La Previa" y Co-conductora en "Rock X-Files". | Mail: litta@irock.cl

Destacado

Airbag confirma concierto en el Teatro Caupolicán

Chile

Arte Oscuro: Las Pinturas que Inspiran al Metal Extremo  

Artículos

Mägo de Oz: Fiesta pagana en Santiago

Conciertos

El Perfil de un Asesino estrena su primer álbum homónimo

Chile

Advertisement

Connect
Suscríbete a #iRockCL