">

| iRock WebZine

Conciertos Rock & Metal

Banda: Fakinmono

Álbum: El Despojo 

Año: 2018

Sello: Independiente

01 Ay! Libertad

02 El Cabro Manuel

03 Escupimos Fuego

04 Si Estás

05 Caminos

06 La Muerte Infame (intro Vuelve)

07 Vuelve

08 Armarnos de Valor

09 Permíteme

10 Violento Invasor

11 Me Despojo

12 If You Stay (Ft. Pablo Giadach)

 

Por Freddy Véliz O.

Dentro del amplio espectro de bandas chilenas que se han ido gestando en nuestro país en la última década, los santiaguinos de Fakinmono, con su segunda placa de estudio titulada ‘El Despojo’, destacan al demostrar que a pesar de las dificultades para emprender una carrera musical desde la autogestión, siempre se puede crecer hasta encontrar el camino que defina el sello de una propuesta. El conjunto formado por Gabriela Urrutia “La Gaba” en voz y accesorios; Rubén Villalón en guitarra y coro; Roque Torralbo en guitarra; Diego Collao en bajo y Rodrigo Tolosa en batería, nos entregan un segundo trabajo de estudio, grabado y mezclado en Estudios Lautaro por Pablo Giadach (The Ganjas), y masterizado en el renombrado Hanzsek Studios de Seattle, EEUU, por Chris Hanzsek, que en su currículum luce trabajos junto a Soundgarden, The Melvins o Bill Frisell, entre otros. Una obra que se pudo lograr gracias a una campaña de crowdfunding, y cuyos resultados fueron más que satisfactorios.

El quinteto, si bien mantiene intacta la idea de transmitir sonidos que se asocian automáticamente a la música de raíz transformada en rock, que ya conocíamos de su primer álbum ‘Seguir’ del 2015, con ‘El Despojo’, avanzan un gran paso en los niveles de producción, logrando un sonido superior y canciones que se van desarrollando a través de un recorrido lleno de emociones que se transmiten tanto desde las letras, como de la forma en que abordan los arreglos instrumentales, enriquecidos con una amplia gama de matices, que se logran por el manejo de recursos rítmicos que van aflorando desde la partida con “Ay Libertad”, cuyo inicio con sonidos de oleajes marinos y gaviotas, va fundiéndose en un juego progresivo entre acordes, una marcada percusión y el canto potente de Gabriela reflexionando sobre la búsqueda constante de libertad del ser humano. La efectiva línea de bajo de Diego Collao envuelve la canción con una exquisita, melodiosa y atrapante atmósfera, que se mantiene hasta el final de unos intensos cinco minutos, aprontándonos a lo que iremos descubriendo en el transcurso del álbum.

Fakinmono propone en ‘El Despojo’ una variante de temáticas, que abordan el concepto de lo privativo de un sistema que nos quita libertades, de una vida en constante lucha por recuperar lo esencial, lo que nos quitan y lo que voluntariamente nos quitamos, desde “El Cabro Manuel” que narra las tribulaciones de un hombre que vive bajo los puentes, como también el duro camino que enfrentan los artistas para desarrollar sus carreras con el single “Escupimos Fuego”, una verdadera declaración de principios, potente y rockera, con la Gaba cantando con fuerza y desde sus entrañas a los que día a día luchan por llevar a cabo sus ideas, y a los que murieron rebelándose al sistema persecutor de los peligros del arte. La banda logra transmitir en conjunto un mensaje que aúna elementos  instrumentales rescatando sonidos latinoamericanos, a través de métricas en constante evolución, lo que determina un álbum que se va degustando en cada escucha, descubriendo nuevos detalles y sentimientos.  

Es complejo poder encasillar en un sonido o estilo específico a Fakinmono, su música es un cúmulo de texturas dadas por los recursos que aprovechan con efectividad. Lo acústico y melódico de “Si Estás” mantiene sin problemas la esencia de la banda, cuyo centro claramente es el folclore, que actúa como base y desde ahí crece hacia el rock. “Caminos” es una afrenta al destino, que se une a “La Muerte Infame”,  voces testimoniales de ancianos, al parecer de un hogar, con sonrisas de niños que se escuchan a lo lejos, que podríamos interpretar como el ciclo de la vida, sirven como una breve introducción a “Vuelve”, volvemos al concepto del álbum, la muerte, el despojo de la vida, una de las piezas más sensibles del álbum.

“Armarnos de Valor” es un grito de empoderamiento que da paso a “Permíteme”, corte que baja las revoluciones antes de entrar en “Violento Invasor”, cuyo planteamiento trata sobre la conquista y la irrupción española, que trajo sangre y muerte a nuestros pueblos ancestrales, quienes dieron una dura lucha por mantener sus territorios, una lucha que aun continúa en pie,  y se mantiene más vigente que nunca, con los hechos acaecidos últimamente en la región de la Araucanía.

“Me Despojo” estrictamente ( en mi opinión) sería la última canción del disco, conservando la riqueza melódica que recorre la obra, con cambios rítmicos constantes, y cuya temática la definiría como una liberación espiritual, que llega con la muerte. Terminando definitivamente el disco con un bonus del que podrían haber prescindido, y todo hubiese funcionado igual, se trata de “If You Stay”, versión en inglés de “Si Estás”, en el que colabora Pablo Giadach, el ingeniero que también es parte de la destacada banda nacional The Ganjas.

El Despojo es un álbum que sella la búsqueda de la banda por encontrar su identidad, en tiempos en que muchos descubren en nuestras propias raíces culturales, el camino para diferenciarse, Fakinmono lo logra con inteligencia, con composiciones sólidas y un contenido comprometido con lo nuestro, y no sólo con lo que se refiere al folclore, sino que a todo lo que nos conmueve y representa como sociedad. Un disco que fue grabado en directo en los estudios de Giadach, y que llega a nosotros con un sonido crudo y honesto, con obras donde los artífices principales son Gabriela Urrutia, quien deja entrever un gran crecimiento vocal de mucha expresividad, y el guitarrista Rubén Villalón que a través de sus arreglos construye atmósferas y teje un nexo perfecto con sus compañeros, siempre en son de mantener la fuerza de las estructuras de cada una de las canciones, sin dejar de lado el talento de Rodrigo Tolosa (ex Kuervos del Sur), que desde la batería se transforma en un elemento sustancial, al ser dueño de una gran versatilidad, que facilita su dominio de distintas métricas asociadas a la música de raíz latinoamericana. La agrupación tiene mucho por crecer aún, y con “El Despojo” sin dudas se alzan como una de las apuestas más esperanzadoras de la música chilena actual.

 

Comparte esta noticia
error20

Comentarios

Comentarios

.
---

Comments are closed.