Connect with us

CD Review Nacional

Octophant- The March Of The Octophant, Pt. 2

Una verdadera joya es lo que nos trae Octophant en su nuevo trabajo, continuación de su primer disco, y que sigue la senda emocionalmente intensa y sónicamente densa y llena de capas que dan vida a este coloso aplastante, concebido en imaginación y manos de Carlos Polanco (voz y sintetizadores), Nasuk Coussy (guitarra), Nicolás Recabarren (batería) y Pablo Olivares (bajo), representado gráficamente, a su vez, por la hermosa portada de Eliseo Peña Caldera.

“Skytest” da el vamos con una atmósfera celestial que toma fuerza y explota en un riff fascinante, que seduce y te engancha de inmediato. El viaje tiene quiebres y sinuosidades que continúan con la sensación volátil del inicio, siempre con una base demoledora y una voz muy expresiva y llena de una densa emotividad.

“How Fast Can Your Heart Beat?” es profunda, una suite que fluye como el océano, con la misma belleza y dimensión titánica que te abraza en su enormidad. Los precisos efectos de voz y guitarra están destinados a introducirte en el onírico sitio desde el cual resuenan.

“Conditioned Lives” se sube a un tren post hardcore de tonos stoner y una agresividad catártica que se torna arrastrada y oscura, con “Black Sand” siguiéndole como una continuación natural, de secciones pesadas y avant-garde, con arpegios de ensueño que dinamizan mucho la energía del tema. El final es totalmente hipnótico, deleite puro para continuar el viaje, que sigue una tónica casi narcótica con la desgarradora “Stairs”, guiada por unos teclados tan bellos como sombríos, y una voz siempre apasionada y oscura.

La canción que le da nombre al disco entra directo al corazón del oyente, mediante sus ritmos y melodías intensas, es capaz de evocar una infinidad de sensaciones. La paleta de recursos de la banda se muestra en plenitud, con texturas atrapantes y riffs seductores que se complementan a la perfección con la excelente línea vocal, mientras la batería impone la grandeza del concepto junto a un bajo distorsionado que sostiene un muro de peso abrumador. “The March Of The Octophant” es la canción más extensa del disco, pero pasa volando llena de distintos sonidos que le dan vida de forma magistral, en una suite de variados paisajes y emociones.

La sección final comienza con “Another Cosmos” y su textura espacial ideal para volar sin salir de la pieza, y “Pointless Talk” que comparte ciertos pasajes cósmicos con la anterior, pero agrega cambios y crescendos destinados a hacerte sentir al borde de un abismo, finalizando en un trance digno de un mantra sideral.

Un disco redondo, que ingresa al alma y penetra bajo la piel de manera enfática, con recursos que van desde lo suave y melódico hasta lo pesado y aplastante, siempre con un objetivo común: emocionar y actuar como una fuerza incontrarrestable en la misma instancia. Ponte cómodo, quizás puedas disfrutar de algo para la mente o alucinar sólo con la fuerza de la música, disfrutando de un vehemente y alucinante viaje, que te dejará con los pelos erizados y el corazón a mil. Discazo.

Written By

Veterinario de profesión, músico y periodista de corazón. Amante del rock y metal, me apasiona leer sobre música, escribir sobre música, escuchar y tocar. Bajista de la banda Bismuto. | Mail: felipe@irock.cl

Destacado

Riot V llega a Chile por primera vez

Chile

Festival “Kamikazes del Rock Fest vol.1″anuncia su primera versión en Santiago

Chile

Tarja y Marko: ¡Comenzó la gira con sorprendente setlist!

Chile

Se confirma concierto de Tortoise en Chile

Chile

Advertisement

Connect
Suscríbete a #iRockCL