Connect with us

Conciertos

Live Review | New Order: El choque de Eras

New Order en Chile 2016 - Foto Carlos Müller

El show de New Order es posible describirlo en una palabra y esa es trascendental. Cuando ves el choque de eras en un solo lugar, sabes que se ha alcanzado otro nivel en el estado musical.

New Order en Chile 2016 - Foto Carlos Müller

New Order en Chile 2016 – Foto Carlos Müller

4 de diciembre 2016 | Teatro Caupolicán

Nota: Karla Ojeda | Fotos: Carlos Müller (Lotus Producciones)

 

Ya son las nueve de la noche y el Caupolicán se encuentra repleto, el alarido del público es inminente, estamos todos reunidos y decididos a exigir que comience el show, un ambiente electrónico claramente es el que predomina, tras la música de ambientación y la cantidad de luces que se pueden apreciar desde el escenario. Cuando son las nueve con nueve, se apagan las iluminarias, un rugido unánime se desploma desde las gradas hacia la palestra.

Adornados con solemnes pantallas LED, que proyectarían no solo imágenes, si no también que mostrarían frases como Forever Joy Division, suben al escenario Bernard Sumner, Stephen Morris, Gillian Gilbert, Phil Cunningham y Tom Chapman. Se lanzan con una pieza parte de su décimo trabajo en estudio, el cual es además la razón por la que se realiza la gira, Singularity es sin duda una de las mejores entregas del último disco Music Complete y lo dejan demostrado en la interpretación que nos entregaron anoche.

Es tiempo de desatar la melancolía, es lo que muchos esperamos y es Ceremony la encargada de hacernos estallar de emoción, si hay un tema que irónicamente puede provocar alegría y tristeza a la vez es este, con una presencia clara desde el más allá, Ian Curtis presente en cada acorde, ayer fuimos testigos de un instante mágico, en donde vi personas de 50 años disfrutar tanto o más que las de diez y tantos que divisé, un tema que ha sabido trascender en el tiempo, al igual que la banda Joy División en New Order. No cabe duda que este es el primer gran momento de muchos más.

En un orden casi perfecto, salen y salen hits desde la tarima luminosa,  Academic,  Crystal, Restless y Your Silent Face, en éste último luciendo su jovial estado Sumner junto a una melódica se une a la interpretación. Luego de dos paradas en lo último, con Tutti Frutti y People on the High Line, todo se redujo a una frase, “Creo que esta la conocen” y las miles almas presentes sentimos el maravilloso primer acorde retumbar hasta lo más infinito de nuestro cuerpo, es Bizarre Love Triangle entonces la siguiente obra en hacerse presente, una instancia mágica que se sintió desde lo más cercano hasta lo más lejano, arriba en la estratosfera del Caupolicán.

Ha terminado otro de los mágicos sucesos y le siguen Waiting for the Sirens’ Call, Plastic y The Perfect Kiss , en este certamen del evento reina un perfecto equilibrio dinámico, entre el choque de eras, es el antiguo y nuevo milenio, caracterizados por los 80´s y las siguientes generaciones las que hacen de este instante un estado sublime del mundo de la música, en donde ya los muertos incluso han cantado. Comienza True Faith y así como un preámbulo perfecto nos transportamos a los movidos 80’s, con el vivo recuerdo de las caseteras, en donde cada vez que sonaba esta canción corrían a poner “Rec” rezando para que el locutor no emitiera ni el más mínimo ruido.

Me aventuro y doy fe de la veracidad de mis palabras, es la creación más grande que han logrado los “chicos” de Manchester, fue necesario un solo toque y ya estábamos entregados a disfrutar el gran Blue Monday, en lo personal un himno para la música de los 80´s, que se impone por sobre todas las cosas cada vez que suena, ayer no fue la excepción y es que la ovación fue al unísono.

Es tiempo de terminar, no estamos preparados aún para despedirnos, sabia elección para culminar, Temtation se apodera del estridente mar de gente, nos entrega calma, como bien dicen sus tres primeras palabras “Heaven, a gateway, a hope”  y es un buen cierre que deja resonando un gran “oh” en la fanaticada, que trascendió hasta el comienzo de un gran Encore, con el retorno de unos agradecidos New Order al escenario.

A pesar del claro avance en la edad de nuestros queridos New Order, es preciso destacar que claramente no ha permeado su estado musical, sólidos y enérgicos, no han sido superados por el paso de los años, difícilmente me imagino un mundo sin New Order de ahora en adelante, quienes sienten la incidencia de su música estarán de acuerdo en el postulado, de los británicos queda para rato.

El choque de eras se impone en su máxima expresión, es tiempo de situarnos en 1980, escuchando el último track del maravilloso Closer, el post punk se hace presente entonces con el magnánimo Decades, fue como tener a Curtis una vez más en un escenario, pero esto no pararía solo con un tema,  es tiempo de hacer presente las ultimas letras de los 70’s, Love Will Tear Us Apart, llega para quedar resonando mágicamente en todo el Caupolican, el errático amor de la novela Ian y Deborah se manifestó como si fuera 1979 iRockers. Finalmente como un balde de agua fría nos trasladamos a la nueva era, en donde parte de la décima maravilla de la agrupación fue la encargada de cerrar el mágico evento, ha llegado la hora de decir adiós y Superheated, describiendo el ambiente con su título nos despide de una maravillosa velada, en donde lo trascendental de los británicos se notó a cabalidad.

[gmedia id=600]

Written By

Noticia publicada por el área editorial.

Destacado

Conoce a Balkandino, la banda que teloneará a Emir Kusturica & the No Smoking Orchestra

Artículos

Bbs Paranoicos oficializa salida de Omar Acosta como miembro de la banda

Chile

Antes Muertos lanza EP “Diamante”

Chile

Mal Profesor vuelve a los escenarios con nueva formación

Conciertos

Advertisement

Connect
Suscríbete a #iRockCL