">

| iRock WebZine

Conciertos Rock & Metal

orbitas-cover-art-work-2016Banda: Tryo

Álbum: Órbitas

Año: 2016

Sello: Independiente

.

  1. Viaje Cósmico: Macro & Micro Cosmos – 5:30
  2. Órbitas: Introspección y Crecimiento – 7:38
  3. Crudo: La Batalla del Ego y el Alma – 7:47
  4. Cyan: Amor, equilibrio y esencia – 6:46
  5. La Montaña: Buscando la verdad y la comunicación – 5:34
  6. El Despertar: Iluminación e intuición – 3:32
  7. Condensación: El espiral, la fuente y la consciencia cósmica – 5:58

CD REVIEW

Por Freddy Veliz O.

 

La banda chilena Tryo nos presenta su nueva obra titulada “Orbitas: Un Viaje por el Cosmos y el Ser hacia una nueva Conciencia”. Álbum grabado en el prestigioso Estudios del Sur, que figura como el primer disco conceptual de la banda oriunda de Valparaíso  y que trae consigo invitados de lujo como Pascuala Ilabaca, Jaime Frez, Boris Del Rio, Ignacio Carvajal y Olga Quiroz.

Cumplen 30 años de carrera el 2017, tiempo en que el trío porteño se ha posicionado como una de las agrupaciones más importantes de nuestro país, mostrando una constante búsqueda sonora que cada vez hace más complejo definirlos en un estilo determinado. Encasillados normalmente dentro del rock progresivo, sus intereses musicales van mucho más allá, incursionando en una amplia gama estilística, y que en Órbitas manifiestan cabalmente.

Los hermanos Francisco e Ismael Cortez junto a Felix Carbone, buscan en esta obra conceptual profundizar en la tradición hindú de los 7 chacras (centros energéticos). Por lo tanto, son siete los temas que conforman este nuevo trabajo, donde la música cumple un papel fundamental en comunicar mediante sus compases y atmósferas estas reflexiones que ahondan en el Cosmos y el Ser.

“Viaje Cósmico (Macro y Micro Cosmos)” es el primer corte, una entrada enérgica donde destaca el talento de Felix Carbone en ritmos veloces e intrincados desde la batería que en conjunto con las líneas que va armando desde el bajo fretted Francisco Cortez e Ismael con su guitarra  nos adentran musicalmente a este viaje hacia el interior de nosotros mismos, uno que se profundiza en cada una de las piezas hiladas ordenadamente según los centros energéticos a los que se refieren.

Tryo nos acoge en una obra que se nos presenta  alejada de las fórmulas en las que podría caer una agrupación cuya trayectoria ha sido ampliamente reconocida, sería fácil y confortable seguir la misma línea, pero ellos sin perder  esencia continúan su búsqueda, incorporando instrumentos como el Mallet-Kat  y teclados en temas como “Órbitas (Introspección y crecimiento)” un corte que por momentos nos remite al sonido clásico de la banda, pero enriquecido de nuevos manejos de texturas, además de incorporar la voz de Ismael con mayor soltura que en las pequeñas incursiones en el pasado, un detalle que se repite en este disco como nunca antes lo habían hecho.

“Crudo (La Batalla del Ego y el Alma)” es el primer instrumental con el que nos encontramos, el sello de Tryo aquí se amplifica con notoriedad, Francisco Cortez se hace notar con la preponderancia de su fretless que marca la pauta y el recorrido de uno de los cortes más intensos del álbum. Una invitación a ser parte de esa constante lucha entre lo que somos verdaderamente y lo que los demás esperan que seamos, conceptos que Tryo intenta con bastante pericia evocarnos con sus arreglos instrumentales de complejas estructuras.

Para continuar con lo que sería el cuarto chacra nos sumimos en una de las composiciones más renovadoras del sonido Tryo, “Cyan (Amor, equilibrio y esencia)” es una pieza acústica, que ya había sido presentada como instrumental en el compilatorio Ofrenda (2016), y que esta vez en un caso inédito cuenta con importantes invitados como la destacada cantautora chilena Pascuala Ilabaca que aporta con su voz, a partir de su conocimiento y experiencia en técnicas vocales de música de India y Jaime Frez que pone a disposición su talento en la percusión aportando con el djembe y sonajas, junto al cubano Boris Del Rio en violín. Una magistral muestra  de las inquietudes del trío por expresar distintos estados, por medio de las sonoridades, las que evocan profundas reflexiones a partir de un canto lleno de luminosidad y color por parte de Pascuala, quien posee un registro rico en matices y armonías que sacuden realmente nuestro espíritu, una gran elección por parte de la banda para lograr el objetivo buscado.

Las atmósferas, los Intensos y reflexivos momentos acústicos se van acrecentando en piezas como “La Montaña (Búsqueda de la verdad y la comunicación)” con variantes que se van desenvolviendo en fluidos juegos instrumentales donde las cuerdas son primordiales, característica que se mantiene en el siguiente corte titulado “El Despertar (Iluminación e Intuición)”, en estos dos últimos Boris Del Río nos entrega maravillosos trances con su intervención a través del violín, en medio de las diversas sonoridades aportadas por el violonchelo, la guitarra y las marimbas.

Para finalizar desde una intro de tinte minimal, nos sumergimos en “Condensación (El espiral, la fuente y la conciencia cósmica)”, paulatinamente se nos presentan distintos elementos, que mutan hacia acordes de aires floydianos, para bruscamente cambiar hacia una poderosa cadencia que es acompañada por un coro que invita a la unión de nosotros como seres de un mismo mundo. La inclusión de nuevos elementos sonoros como el Cuenco de Cuarzo a cargo de Ignacio Carvajal o la compañía en el coro de Olga Quiroz, potencian ese aire renovador que Tryo nos entrega en esta nueva obra.

Un disco de temáticas profundas, que convergen en revitalizarnos como seres humanos, pensantes, con sentimientos y con un gran apego a lo espiritual. Una obra fluida, que se toma el tiempo necesario, sin extenderse en variaciones inútiles. Cada una de sus partes adquiere un sentido común donde no hay compromisos con un estilo determinado, sino que se explayan con libertad entre lo progresivo, el jazz, lo docto y lo étnico, con arreglos complejos que se dejan absorber con facilidad y se enriquecen en cada escucha.

Tryo es una agrupación de excepción en nuestro país, y no dudo que también a nivel latinoamericano, la madurez parece no detenerse en ellos, sus ideas no acusan agotamiento alguno, al contrario, siempre nos sorprenden con nuevos planteamientos que acrecientan su lenguaje musical.

Comentarios

Comentarios

.
---

Comments are closed.