Connect with us

CD Review Internacional

[CD Review] Dee Snider – Leave a Scar (2021)

“La música puede dejarnos una cicatriz en el alma y este disco representa eso”.

  • Artista: DEE SNIDER
  • Álbum: Leave a Scar (2021)
  • Género: Metal
  • Año: 2021
  • Sello: Napalm Records
  • Puntuación: 8/10

Por Pamela Calderón

¿Qué sería de nuestro 2021 si no tuviésemos esa cuota de rock and roll de parte del inagotable Dee Snider?. Es así, como “Leave a Scar”, la nueva producción de uno de los grandes abanderados del género, verá la luz este próximo 30 de Julio vía Napalm Records. Es innegable, que cada vez que se anuncia un nuevo álbum del carismático Dee, sabemos que nos espera energía pura concentrada, con toda la potencia que siempre lo ha caracterizado y puedo asegurarles que “Leave a Scar” no es la excepción. Con Jamey Jasta, encargado de la producción de este nuevo álbum, les pudo asegurar, que la combinación de géneros ha sido pensada nota a nota, sin dejar de lado la personalidad arrollante de Snider. Claramente, dejará una cicatriz rockanrollera en cada uno de ustedes, y acá les comparto mis impresiones.

“I Gotta Rock (again)”, es el tema encargado de abrir “Leave a Scar”. Muy potente, muy power, tal como Dee lo es. Con un riff más que pegadizo y coros dignos de estadio, vamos encontrándonos con un inicio más que satisfactorio. Con una letra más que simbólica y con el mensaje más que claro de “volver a rockear”, ya que sabemos que debido al COVID-19, hemos tenido que mantenernos alejados los unos a los otros, pero sabemos que el sentimiento del rock y el metal es una llama que jamás se apagará. “All Or Nothing More”, sigue con la misma vibra, acompañado de un grito inicial, riffs más distorcionados y una batería imparable. “Down But Never Out”, es aquí donde hago un stop y enseguida me encuentro con una de las canciones con más influencia/sonido Hatebreed encuentro (por motivos más que obvios, ya que Jasta se encargó de la producción), una unión que se anunció a mediados de 2018 (For The Love Of Metal) y que claramente a muchos dejó sorprendidos. El solo es de los que más disfruté, ya que tiene claramente ese trademark Snider. En el caso de “Before I Go”, es innegable ese corito característico, con un ritmo un poco más lento pero preciso. Yendo quizá más a lo melódico, tenemos una de las canciones quizá pausadas, pero aún así poderosa.

“Open Season”, otra que sigue la línea del track anterior, bastante rítmica y con un trasfondo lírico bastante intenso. Como ya sabemos, Dee es de los que no se caya nada y la música sirve par de vez en cuando mandar un misil a quien sea necesario. “Silent Battles” es lo que yo denominaría una canción netamente rockera, de esas que sabes que sí o sí deben estar en tu reproductor. Hay un bello balance entre los riffs y la forma de interpretación de Dee, a quien rescato mucho ya que es de esos vocalistas a quienes les crees lo que están cantando. En “Crying For Your Life” (ya sin escucharlo, tenía la sensación que era una especie de power ballad), con una vibra medio 80’s, y siguiendo la línea en cuanto a composición, me voy encontrando con lo que podría denominar una disco conceptual, en cuanto a describir sentimientos, el dolor, la pasión, el odio, etc. Sin dudas, hay una especie de catarsis y Dee sabe muy bien con convertir eso en música. “In For The Kill” (no hay forma que te olvides de esta canción, por la seguidilla de veces que escuchas el título), una declaración de rebeldía sin duda alguna. Los riffs, en este tema y el disco son de las cosas que más he disfrutado, sumado a las líneas de bajo bien trabajadas.

Casi llegando al final, Snider lleva el tema a otro nivel y hace un esfuerzo vocal arriesgado, sumándole cortes más agudos, y con resultados más que satisfactorios. Escuchar a Corpsegrinder en este disco fue la verdad una gran sorpresa, ya que, a opinión personal es para mí uno de los grandes estandartes de los guturales. Así que, mezclar y unir ambas voces en un solo track se lleva el podio de una de mis canciones favoritas del álbum, y es que además, nuevamente se siente esos coritos típicos de Hatebreed por momentos. Varios géneros en un solo track … qué más se puede pedir?, y nos vamos directamente a “S.H.E.”. Bajamos un cambio, y me encuentro con el tema más “radio friendly” del disco, pero no dejando de ser poderoso. Los riffs juegan un papel bastante importante acá, sumado a ese coro bastante pegajozo. Llegando a los dos últimos tracks del disco, claramente, Snider se guardó lo mejor para el final, y para muestra “The Reckoning”, con un sonido hasta un tanto más thrashero y de corte más veloz. Y como no podía ser menos “Stand”, una tremenda balada para cerrar “Leave A Scar”. El balance de sonidos que encuentré en este disco ha sido bastante satisfactorio, y eso me queda más que probado con estas dos últimas canciones. Algo que siempre he admirado de Dee, es la manera en la que nos narra una historia, de manera tan pasional, con momentos “up” y te devuelve el espíritu con una baladita como esta. “Stand” es el canto final de guerra, de como la música puede dejarnos una cicatriz en el alma y este disco representa eso. Permítete escucharlo y entender el proceso que quizá muchos están transitando.

Puedes ordenar “Leave A Scar” desde acá: https://smarturl.it/LeaveAScar.

Sigue a Dee Snider en sus redes oficiales:

Destacado

Miembros de Kiss comparten cover realizado por la banda chilena Ravenfall

Chile

Guillermo del Toro: El Callejón de las Almas Perdidas

Cine/Series

Airbag presenta nuevo videoclip “Intoxicarme”

Internacional

Mass Worship estrena single y video “Portal Tombs”

Internacional

Advertisement
Connect
Suscríbete a #iRockCL