Connect with us

Chile

Live Review | Explosivo regreso de Mandrácula en La Batuta

Mandrácula-6

Mandrácula + Catoni

8 de abril 2016 – La Batuta

Review: Freddy Veliz | Fotos: Mariela Sandoval

El viernes 8 de abril, una banda que irrumpió en el circuito local en la segunda mitad de la década del 90’, regresaba a los escenarios luego de un largo receso. Un retorno que muchos esperaban con ansias, puesto que MANDRÁCULA,  liderados por Pancho Rojas (La Banda del Capitán Corneta – Damajuana) lograron en sus años de existencia congregar una buena camada de seguidores, que mantenían en sus memorias la impronta de una de las agrupaciones más importantes del circuito rockero nacional de la época.

Los rumores de una posible vuelta del conjunto cada vez se hacían más fuertes, hasta que se hicieron realidad con un explosivo show en La Batuta, el clásico local de Plaza Ñuñoa.

Para encender la caldera de esta cita, la responsabilidad recaía en CATONI. El power trío liderado por el guitarrista Carlos Catoni, nos tenía preparada una presentación de ribetes acústicos. En lo personal, tomando en cuenta el peso que el músico logra imponer tradicionalmente desde un set eléctrico, con una guitarra que pone el sello a su propuesta, no me imaginaba sus rockeras canciones con guitarra de palo. Sin embargo Carlos, en un formato más bien electroacústico nos entrega un show diseñado con pulcritud. Sus canciones logran desafiar las normas establecidas por sus grabaciones en estudio, y se la juega por un show que se enriqueció de texturas sonoras. Con algunos desajustes al comienzo con “Tu, Yo y el Diablo”, poco a poco la presentación fue tomando fuerza. “Apareces” es uno de esos cortes que ganan bastante con el formato, al acercarse a lo que conocemos en el mundo del rock como power ballad. La actual formación de Catoni, que además del guitarrista completan Rainer Hemmelmann en bajo y Franco Gabelo en batería, han conseguido afiatarse como un conjunto que incluso puede darse estos lujos.

Un show breve, pero de gran dinámica, donde Carlos aprovecha incluso de hacer guiños a Bon Jovi introduciendo a partir de los acordes de “Wanted Dead or Alive” a “Lobo” el primer single del nuevo disco pronto  publicarse, y que ha tenido una buena rotación por radio Futuro. También invita al guitarrista Pablo Vial de Profano para que lo acompañe en una memorable y aplaudida versión de “Nutshell” original de los norteamericanos Alice in Chains y para terminar con la potente “No quiero ser tu amigo” de los años de Hooker, esta vez con un arreglo mas funk en la base, con claras reminiscencias a Wild Cherry. CATONI no defrauda a la hora de entregar un espectáculo encendido, ni siquiera cuando el alto voltaje de la guitarra eléctrica no está presente. La energía se mantiene viva, y sus canciones pasan la prueba con notas altas.

Ya casi llegando a la 1:00 am., el momento en que MANDRÁCULA vuelve a subirse a un escenario en pleno se hace realidad. Pancho Rojas en voz; Alejandro Silva en guitarra; Miguel Pérez en bajo y Cristóbal Orozco en batería irrumpen en una Batuta repleta de sedientos de rock and roll con “Paranoia y Brujería”, el público responde con efusividad ante este regreso, el cuarteto desde los primeros minutos muestra un entusiasmo que se expande hacia los que corean cada uno de esos clásicos que al parecer se han mantenido frescos durante todos estos años. “Una vez más”, “Muerte al Rock and Roll”, “ Sodoma y Gomorra” y la brillante y recordada “Sexy” van hilando un set estructurado de manera tal, que la presentación se desarrolle con fluidez, manteniendo al público siempre en alto.

La experiencia de Pancho Rojas sobre los escenarios se refleja en su buen dominio de la puesta en escena. Por otro lado, Alejandro Silva demuestra su versatilidad, adaptándose perfecto a la propuesta de la banda, siendo un músico conocido por su virtuosismo y una exitosa carrera donde explota sus virtudes al máximo, se pone al servicio del formato de Mandrácula, sin ganar excesivo protagonismo, reluciendo sus cualidades en los momentos precisos, al igual que Cristóbal Orozco (Octopus), que toma el lugar de su tocayo Cristóbal Rojas en la batería. El reconocido músico nacional tampoco se arranca con los tarros y ejerce su función con el profesionalismo de los grandes.

Dos placas alcanzaron a editar mientras estuvo activa la banda, la homónima Mandrácula y Sexy, dejando un legado que se sostiene en el tiempo con clásicos incombustibles como “Camino Lento”, “Narcopolítico” o “Mutaburrasauriz Rex” que fueron coreadas con unanimidad por la multitud congregada en el local ñuñoíno, coros que se acrecentaron con la aun más popular “Verde Claro”, y que concluyeron con “Buenos Muchachos”. La audiencia que llegó a La Batuta sabe reconocer la incuestionable calidad del cuarteto, que sobre el escenario parecían no haber parado nunca, en realidad si hablamos de individualidades, ellos nunca han dejado de hacer música, cada uno tiene sus proyectos que los mantienen en constante actividad, pero eso no es aval de que en conjunto las cosas funcionen. Felizmente con Mandrácula las cosas si funciona, y fuimos testigos vivos de esa conjunción, que, tal como dijo Rojas, si no hubiese sido por un asado y una idea salida de una conversación con el bajista Miguel Pérez, ( imaginamos entre carnes, vinos y cervezas), quizás no estaríamos celebrando este regreso, uno que se hacía necesario en tiempos en que el rock chileno está respirando aires de un futuro prometedor, y Mandrácula no debe estar ausente.

[gmedia id=353]

 

 

 

Written By

Noticia publicada por el área editorial.

Destacado

James Hetfield se quiebra en el escenario en Brasil: “Me sentía un poco inseguro. Como que ya estoy viejo, no puedo tocar esta mierda”

Internacional

[Live Review] Emperor: Y el infierno nos golpeó la puerta…

Chile

Fallece Juan Francisco Llagostera, bajista de la legendaria banda chilena Poozitunga

Chile

Gaerea llega por primera vez a Chile

Chile

Advertisement

Connect
Suscríbete a #iRockCL