">

| iRock WebZine

Conciertos Rock & Metal

4

29 de abril 2017 | Sala Master

Nota: Freddy Veliz | Fotos: Paula Muñoz

La destacada agrupación nacional Mediabanda continúa presentando su última y cuarta obra de estudio titulada ‘Bombas en el Aire’, esta vez el colectivo liderado por el saxofonista y compositor Cristian Crisosto (Fulano), en una íntima velada mostró este trabajo de forma íntegra en Sala Master de Radio Universidad de Chile.

Siguiendo la búsqueda musical sin encasillamientos, Mediabanda conforma un grupo de músicos con oficio, abiertos a la experimentación y a retroalimentarse desde distintas vertientes estilísticas, obteniendo un sonido que muchos asociamos a la desaparecida ex banda de Crisosto. No podemos ignorar que este conjunto nació como una suerte de nuevo camino, luego de que Fulano se disolviera por primera vez el 2003 con la muerte de Jaime Vivanco, por lo que mantienen la continuidad de ese sonido del que la clásica banda fueron amos y señores entre los 80 y 90s.

Siete años demoraron en publicar una nueva obra, siete años en que sufrieron cambios de integrantes, pero que según lo visto el sábado, detona en nuevos aires que aportan sus músicos para obtener resultados de gran factura sonora, donde el jazz, el rock, lo experimental, progresivo e incluso el rap tienen cabida.

Tal como el disco, todo comienza con “Me Enteré por Facebook”, una composición que nos devela a una banda que se nutre de arreglos complejos, asociados al jazz fusión o al rock progresivo, la Mahavishnu Orchestra o Gentle Giant son referentes que se me vienen a la memoria mientras nos envuelven en rítmicas sincopadas provenientes en gran medida desde la batería del virtuoso Christian Hirth. Un corte que de alguna manera nos resume en primera instancia lo que es Mediabanda en su lado más vanguardista.

Valentina Mardones (Zeptelar), asume con una calidad interpretativa potente y de gran presencia escénica, su pequeña figura se engrandece en el escenario, una heredera insigne del legado de Arlette Jequier, en la mas rockera  ‘Bombas en el Aire” queda totalmente de manifiesto el talento de la joven cantante.

El concierto se va configurando con un set ordenado al pie de la letra de como aparece en el disco, “El Sofá” nos introduce en ritmos cambiantes, que van generando una progresión en la que Valentina se une con vocalizaciones fusionadas con los demás instrumentos, uno de los temas más vanguardistas del álbum, que en vivo transmite con mucha potencia captando el interés de nuestros oídos, por su riqueza cromática.

Un riff más rockero da la partida a “Mi Ego y mi Odio”, imposible no remitirse a Primus o incluso un acorde constante me recuerda a “Help me I am in Hell” de Nine Inch Nails. Si en el estudio ya se compone de una potente mezcla, en vivo eso se triplica y logra cautivar a los asistentes en medio de las características improvisaciones o interacciones de bromas e indirectas entre sus integrantes, donde Crisosto mantiene ese humor mordaz que han sido parte de su sello desde siempre.

En “Perfectible” Valentina nos entrega una increíble interpretación, incluyendo letras rapeadas con fuerza entre la guitarra y los vientos, que van creando atmósferas que rayan en lo psicodélico, y continúa con la desequilibrada fusión sónica de una nueva lectura de “Deterioro Plausible de los íconos Erróneos”, un corte desenfrenadamente esquizoide, que también se incluye en el álbum Siendo Perro del 2010, para pasar a una efectiva y distorsionada introducción en el bajo con Felipe Martínez que es acompañado por el guitarrista Aurelio Silva, improvisando mientras se suma la voz de Valentina en un intrincado scat que crea intensos pasajes en “Wikistán”, finalizando entre juegos de palabras de Crisosto y sus compañeros para la presentación del corte “Mediabanda”, con una intro simple en el teclado de Tomás Ravassa que va marcando el pulso en esta obra que da por finalizada la revisión de Bombas en el Aire de manera más pausada, pero no menos profunda y compleja.

Un disco que mantiene viva la esencia creadora de Cristian Crisosto y compañía que en vivo doblegan en energía y fuerza, una banda donde la colectividad es la fórmula para imponer ideas abiertas. En la música de Mediabanda todo puede pasar, y eso es lo cautivante, siempre te encuentras con sorpresas agradables, arreglos que sobrepasan los límites de lo convencional llevándonos por senderos vanguardistas. Con el ya clásico “El Largo Camino hacia la Superación de la Estupidez” el conjunto se despide de un público ávido de sonidos de vanguardia, y que se retiraron con sus rostros conformes de vivir estas experiencias donde la música es la protagonista, desde su lado más ecléctico, sin concesiones y plenos de libertad.

Comentarios

Comentarios

.
---

Comments are closed.