Connect with us

Conciertos

Live Review | MARILLION: Pulcritud, virtuosismo y emoción

2

Marillion en Chile

7 de mayo 2016 | Teatro Caupolicán

Review: Freddy Veliz | Fotos: Carolina Acuña

 

 

El quinteto británico regresó a nuestro país para entregarnos tres conciertos a tablero vuelto, uno de ellos en Valparaíso, agradecido debut que descentraliza sus actos, además de una gala especial en Teatro Nescafé de las Artes. iRock estuvo presente en el show principal realizado en el Teatro Caupolicán, recinto que ha albergado a los ingleses en sus dos últimas visitas. Lo especial de esta fecha era la grabación de lo que sería su próximo dvd en vivo, que inmortalizaría en imagen y sonido esta espectacular experiencia, lamentablemente esta posibilidad se canceló a último minuto.

El sonido transversal de MARILLION, logra captar la atención de los exigentes oídos de un público de gustos progresivos, hasta los que prefieren las emociones de melodías más amigables y radiales, esas que se quedan por harto tiempo en nuestra memoria e invitan a ser coreadas hasta en la ducha. Ese es el plus de los neoprogresivos, para que en cada visita sus tickets se vendan como pan caliente, cautivando a un gran porcentaje de público femenino, algo poco usual cuando nos referimos a bandas del género.

Un teatro colmado, recibía a las 21:00 horas exactas a Steven Rothery (guitarra); Pete Trewavas (bajo); Mark Kelly (teclados) e Ian Mosley (batería) que comienzan a ejecutar las primeras notas de “The Invisible Man” en medio de la ovación. Por la pantalla dispuesta en el fondo aparece el rostro del vocalista Steve Hogarth cantando los primeros versos de esta pieza extraída del excelso álbum Marbles (2004). Una vez con el frontman sobre el escenario, vistiendo elegante traje y sosteniendo su guitarra, los aplausos se doblegaron y comenzaba así una verdadera muestra de pulcritud, virtuosismo y emoción. Del mismo Marbles continúan con “You’re Gone” acompañado por imágenes de siluetas femeninas en medio de un fondo luminoso a través de la pantalla.

Las atmósferas que maneja en su sonido el conjunto por momentos son hipnóticas, Hogarth se desplaza a través del escenario impregnando dramatismo y una retroalimentación empática con el público que celebra sus constantes movimientos. Uno de los reparos en cuanto al sonido, fue el alto volumen en la voz de H, a veces rozaba la saturación en las notas elevadas de su registro vocal, un detalle que se ha repetido también en actos anteriores de la banda. Sin embargo, si analizamos la globalidad del concierto, la calidad sonora es de una sutileza y elegancia que ayuda a oír con claridad a cada uno de los músicos. La serena forma de ejecución por parte de Ian Mosley en la batería le da el toque de solemnidad a esa base rítmica siempre precisa, los toques sutiles que toman fuerza en los minutos adecuados, siempre complementado por la maestría de Trewavas desde el bajo.

Luego de que el teatro casi se viniera abajo con los coros de “Cover my Eyes”, Rothery nos emociona y saca merecidos aplausos con su espectacular solo en la clásica “Sugar Mice”, Kelly provee los matices ambientales desde el fondo. Un concierto basado en un set sin mayores novedades es el que ofrecen los ingleses, un repertorio que busca satisfacer  a sus fans con lo calado, para que, a pesar de lo imposible, sintamos que no faltó nada en sus dos horas y media de duración. “Man of a Thousand Faces”, la emotiva “Easter”, “Kayleigh” y “Lavender” (como es costumbre cantada en su mayor parte por el público) son cortes que no pueden faltar en un show de Marillion, tampoco la afición del cantante de bajar del escenario y mezclarse con los fanáticos.

La emoción fue culminante cuando Hogarth presenta “King” dedicándola al recientemente fallecido Prince, por la pantalla comienzan a aparecer los rostros de grandes artistas que han partido: John Lennon, Elvis Presley , Phil Lynnot, Lemmy Kilmister (uno de los más aplaudidos),Robin Williams, Bon Scott, Hendrix, Heath Ledger, Marilyn Monroe, entre un extenso obituario donde no faltó el sarcasmo al incluir la imagen de Britney Spears, provocando risas en la audiencia.

“Hooks in You” invita a corearla de pie y “Beautiful” cala hondo en las emociones, variantes con las que MARILLION arma sus conciertos que siempre serán bienvenidos, a pesar de lo repetido del plato. Eso hacía aún más especial la gala que presentarían en Nescafé de las Artes, donde ofrecerían un set especial dedicado a sus obras menos interpretadas en vivo y que están más ligadas al lado progresivo de su historia, una que va por los 37 años ininterrumpidos, con dos marcadas etapas, y en la que las ganas y el entusiasmo por seguir no parecen disminuir en lo absoluto. Y nosotros estaremos ahí para continuar recibiéndolos con nuestros oídos abiertos.

[gmedia id=388]

Facebook Notice for EU! You need to login to view and post FB Comments!
Written By

Noticia publicada por el área editorial.

Destacado

Ronnie Romero ante acusaciones de amenaza: “Está más que clara la simple intención de dañar la imagen, y desde ya declaro que la acusación es absolutamente FALSA”

Internacional

Se anuncia fecha de estreno de “El Señor de los Anillos: Los Anillos del Poder”

Cine/Series

Scorpions lanza su nuevo single ‘Rock Believer’

Internacional

[Galería] Weichafe – Teatro Coliseo 2022

Chile

Advertisement
Connect
Suscríbete a #iRockCL