Connect with us

Blues / Soul

#iRockPalooza | AGUATURBIA: La leyenda viva del rock chileno

Getty Images/Lotus Producciones
 Getty Images/Lotus Producciones

Getty Images/Lotus Producciones

Por Freddy Veliz.

 

El domingo la responsabilidad de cerrar el cartel nacional de Lollapalooza 2016 recayó en una banda legendaria. AGUATURBIA en los últimos años, se ha revitalizado, aumentando su actividad, siendo casi un obligado en festivales a lo largo del país. Carlos Corales y Denise, son una pareja imbatible, debieron enfrentar la partida de su baterista histórico hace algunos años atrás, pero al parecer, eso les dio nuevas energías para continuar adelante con su música que ha traspasado generaciones. La vitalidad que transmiten sobre los escenarios solo nos avala el perfecto estado en que se encuentran, y nos hace prever que la banda tiene cuerda para rato.

Cuando en el Acer Stage  los suecos GHOST finalizaban una memorable presentación, donde la puesta en escena en base a los disfraces, la iluminación y los humos son un complemento que refuerza su propuesta musical, en el Lotus, los chilenos, con menos recursos visuales y desde la simpleza escenográfica, comenzaban a conmover a una gran audiencia que llegó hasta el apartado teatro La Cúpula, para empaparse de la impronta rockera, bluesera y psicodélica que ha convertido a AGUATURBIA en un mito viviente de nuestra historia musical. Cuando hablo de conmover, es simple y llanamente literal, porque el conjunto que completan Francisco Bambino Arancibia en el bajo (Engranaje) y Pablo Herrera en batería realmente impresiona y conmueve con su música que con el paso del tiempo mantiene la emoción, fuerza y energía sin acusar desgaste alguno.

Cuando una introducción instrumental da la partida a “I Wonder Who”, aparece la figura de Denise, que en medio de los aplausos, se adueña del escenario con su carisma y tremenda fuerza interpretativa, la gran heroína del rock chileno se traslada de un lado a otro, interactuando con los demás miembros de la banda, en especial con el virtuoso Carlos Corales, su gran compañero de la vida. Un matrimonio que ha llevado el rock chileno a las altas esferas de la psicodelia sudamericana, leyendas para cualquier conocedor profundo del género a nivel internacional. Denise mira sonriente y desafiante a Carlos cuando canta “…Quisiera verte en mi lugar a ver si mañana tu me quieres más…” de “En mi Lugar” primer single de Aguaturbia III, su más reciente placa, que bien podríamos candidatearlo como el gran himno de la defensa femenina.

De las bandas chilenas que pude ver en La Cúpula, AGUATURBIA, fueron los que más público congregaron, asistentes que celebraron cada uno de esos clásicos incombustibles que los han convertido en una de las bandas longevas más queridas de nuestro país.

“Waterfall” y el clásico de Jefferson Airplane “Somebody to Love” que Denise hace propia, no pueden faltar en un concierto de los chilenos, al igual que la versión de “Heartbreaker” (Grand Funk Railroad), elogiada por el mismo Mark Farner, en que la cantante despliega todo su talento vocal, que parece no desgastarse con el paso de los años, al contrario, cada vez la oímos con más potencia. Con la cellista austriaca Maggie Rust y Diego en timbales como invitados, este clásico se enriquece de nuevas texturas y atmósferas, renovando el sonido del clásico de la banda norteamericana, y que lucen con aún más prestancia en la lisérgica “Evol”, finalizando en una especie de jam de envolventes sonoridades psicodélicas. Así la banda se retira del escenario, pero el público no los deja partir. La banda regresa para satisfacer a su audiencia, y entregar una increíble y emocionante versión de “Aguaturbia”. Así estos estandartes nacionales finalizan una presentación histórica, un reconocimiento a una carrera que fue truncada por muchos años por el apagón cultural impuesto por la dictadura, pero que no los pudo hacer desaparecer por siempre, ellos tenían un lugar muy bien guardado en los anales del rock chileno, y lo ha recuperado con creces. AGUATURBIA están más vivos que nunca, y posibilitando a generaciones que en gran parte aún no nacían cuando la agrupación irrumpía a comienzos de los 70, a disfrutar y emocionarse con su música en vivo.

El Rock chileno tiene un lugar bien ganado en Lollapalooza, ahora hace falta que los organizadores le den un papel de mayor importancia, porque si hay un reparo en un evento como este, es la poca información que existe con respecto al Lotus Stage. La Cúpula, debido a su ubicación, pasa desapercibida para la gran mayoría del público de Lollapalooza, no existe nada que invite a los asistentes a entrar al teatro, lo que perjudica a los músicos chilenos en el nivel de asistencia a sus shows. Sólo los que logran descifrar el mapa, o los que tienen algún conocimiento de las bandas que ahí se presentan logran dar con el lugar. Un detalle que esperemos se mejore en próximas ediciones, nuestros artistas se lo merecen.

Fotos Lollapalooza Chile Día Domingo | Getty Images/Lotus Producciones

[gmedia id=334]

Written By

Noticia publicada por el área editorial.

Destacado

James Hetfield se quiebra en el escenario en Brasil: “Me sentía un poco inseguro. Como que ya estoy viejo, no puedo tocar esta mierda”

Internacional

[Live Review] Emperor: Y el infierno nos golpeó la puerta…

Chile

Mute se presenta en Chile este 22 de mayo

Chile

Gaerea llega por primera vez a Chile

Chile

Advertisement

Connect
Suscríbete a #iRockCL