Connect with us

Conciertos

[Live Review] Primus: Doble dosis de un gran sonido

25 de enero 2019, Teatro Coliseo

Nota: Eric Acuña – Fotos: Álvaro Manríquez

 

Los 3 músicos oriundos de una zona de San Francisco hicieron sus presentaciones en tierras chilenas, como parte de su tour mundial, donde precisamente tenían agendadas dos presentación en Chile, para los días jueves el 24 enero de 2019 y la que asistimos fue el dia, Viernes 25 de enero de 2019, como IRock, presentado el álbum “The Desaturating Seven” noveno de la carrera artística de la agrupación.

nos envolvieron gratamente en una sombra de oscuros colores, guitarras afiladas y un bajo Piccolo 2001 creado por el Luthier Carl Thompson frente a nosotros, sonando y logrando en todos los asistentes que esa atmosfera se tornara amigable y hasta en momentos psicodélicamente hipnotizadora.

la energía del magno evento, fue producto principalmente de su Público, quienes eran los encargados de saltar, bailar y crear finalmente moshs de dimensiones aplaudibles, realizados en temas clásicos y poderosos de la banda, como “Jerry was a race car driver” del disco Sailing the Seas of Cheese del 1989 entre otros del set list presentado con esa actitud y energía que no se han perdido.

Privilegiados por haber disfrutado tercera vez un concierto completo de la banda, además ahora haciendo presentación de su nuevo trabajo de estudio, ya que anteriormente se presentaban solo como teloneros de otras bandas o Parte de festivales masivos.

Ahora son ellos dignos dueños de una consagración y sonoridad brillante como el arcoíris. sus colores que fueron presentados en animaciones en la pantalla principal del show del cuento infantil italiano The Rainbow Goblins de Ul de Rico,  la descripción grafica de la experiencia del momento sería,  “un ambiente tenebroso y surreal”, al ser un Power trio capaz de mezclar el funk con el metal progresivo.

Puntuales comenzaron con un show que dejo atónitos a los asistentes, comenzando con unos riff de guitarra, aludiendo al primer corte de un trio de temas, para demostrarnos que lo que vendría, seria una travesía por un mágico mundo de coloridos senderos y también recónditos pasajes de oscuridad “To Defy The Laws Of Tradition” fue el tema encargado de abrir los fuegos en las mentes de los cientos de espectadores ansiosos de jugar con danzas en círculo algo bruscas al ritmo de contagiosas melodías, al primer tema le siguieron “Pudding Time” y “The Seven”.

Lo que se vivió anoche en el actual Teatro Coliseo, edificio con fabulosa acústica y buena sonoridad, teatro que anteriormente era usado por la antigua Iglesia universal, mas coloquialmente conocidos  como los “Pare De Sufrir”, donde de verdad sentimos la energía de los sonidos que se ejecutaban con excelente precisión técnica en manos de Les Claypool – voz y bajo, Larry “Ler” LaLonde – guitarra  y Tim “Herb” Alexander – batería, fueron responsables de exponer una magistral MISA musical de “polka psicodélica”.  

En ese momento la suerte ya no era parte de la ecuación, todo estaba sucediendo
de manera surrealista, acompañando de las proyecciones visuales de la pantalla llega el tema “Frizzle Fry” corte del primer disco del mismo nombre,  Y con ello el primer descanso de Claypool dejando el escenario un momento, para que su contrabajo Eléctrico fuera montado y el volver con la máscara de cerdo, para Ejecutar “Jilly’s on snack” junto el tema “Mr.Krinkle” en perfecta sincronía con la proyección del video original de la canción.

Dando un término al primer set de canciones con dos temas  “The Heckler” y “Those Damned Blue-Collar Tweekers” donde la complicidad con el público tomo su forma definitiva, cerrando con un poderoso coro en un ambiente casi tribal.

El intermedio conto con tres episodios del clásico Popeye el marino, junto a Brutus, dándose de Puños en una barbería en uno de los capítulos.

La segunda parte de la historia, llega con el estridente sonido de los platos de la batería  en “Too many puppies”  haciendo el llamado de invitación de lo que se venia , una parte del set cargado de recuerdos y hits.  “Sgt Baker” y “Moron TV” del disco Green Naugahyde fueron las piezas que dejaron en evidencia un show de gran calidad, comenzaron a presentarse los primeros nadadores por encima del público, los cuales Les Claypool miraba con gusto.

 Cuando comienza “John the Fisherman”  ya era desatada euforia. Un set list creado de manera minuciosa y entretenida dirigida a su público, mezclando de manera muy especial los temas del nuevo álbum, que las letras de las canciones ya eran coreadas por todos los asistentes.

Luego fue el turno para el clásico del álbum Pork soda “Nature Boy” seguido del tema “Golden Boy” del disco Brown Álbum del año 1998, comenzando la introducción de “Welcome to this world” aun cuando el publico seguía haciendo un poderoso “Ole, ole, ole… PRIMUS, PRIMUS!!… Para dar paso a la presentación de My Name is Mud, explotando otra sesión de adrenalina en el público, que en ese momento seguían como si fuera solo el comienzo.

Finalmente un encoré digno y a la altura de lo que transformo la noche en una visita de antología musical para Primus en Chile, que comenzó con “Jerry was a race car driver”, seguido por “The Storm” cerrando con la poderosa mandíbula de un castor mordiendo en pantalla haciendo la introducción visual acompañando a las primeras notas de la melodía de “Wynona’s Big Brown Beaver” cerrando el concierto, con la sensación en nuestros cuerpos y mentes de querer seguir saltando que nos dejan los grandes shows de calidad mundial. PRIMUS que ya son parte de esa élite de calidad, recibidos en Chile como parte de la casa, con un público fiel, desde los años dorados de Mtv, alineados con las nuevas generaciones que se han dedicado a la búsqueda de ritmos, estilos y formas musicales particulares, que no encuentran en cualquier otro grupo. Podemos estar agradecidos que aun tenemos la posibilidad de verlos en vivo, con una madurez alcanzada por los años, acompañado de altos y bajos como cualquier historia de vida digna, como todo buen proyecto hecho a pulso.  

Cuando antes la única forma de escucharles era en una cinta reproducida en personal stereo retrocediendo el cassette con un lápiz bic en algún recreo o sala escolar de la década de los 90’ o un DiscMan con cortes por los saltos entrando en los años 2000,  eso ahora y desde hace un buen tiempo es parte un pasado, que le agrega nostalgia y cariño a cada una de las presentaciones y giras de PRIMUS donde somos parada obligada para los tres de San Francisco, donde nos juntamos a verlos y escucharlos en vivo, donde podemos mirar alrededor y darnos cuenta que no somos pocos los marineros navegando por un extenso mar de queso.

Setlist:
To Defy The Laws Of Tradition
Pudding Time
The Seven
Frizzle Fry
Jilly’s on snack
Mr.Krinkle
The Heckler
Those Damned Blue-Collar Tweekers
— Intermedio —
Too many puppies
Sgt. Baker
Moron TV
John the Fisherman
Nature Boy
Golden Boy
Welcome to this world
My name is mud
Jerry was a race car driver

Encore:
The Storm
Wynona’s Big Brown Beaver

[gm album=1022 module=photobox]

Written By

Noticia publicada por el área editorial.

Destacado

[CD Review] Hijos de Algo – “Chile Diablo” (2020)

CD Review Nacional

Frank´s White Canvas hablaron de todo en el Cap.2 de #RockXFiles

Chile

Paul McCartney anunció el lanzamiento de “McCartney III”, su nuevo álbum solista

Destacado

Alain Johannes revive su show en Matucana 100

Chile

Advertisement
Connect
Suscríbete a #iRockCL