Connect with us

Artículos

Asking Alexandria: Travesía sonora

Asking Alexandria regresa luego de nueve años

| Por @pvpularmonster

No es un secreto que el cambio de estilo sonoro en la banda británica no ha sido del total agrado de sus fans, especialmente de aquellos que conocieron Asking Alexandria en su debut y apogeo como uno de los referentes clave en la escena del metalcore. 

Tras 9 años de ausencia, los autores de himnos como A prophecy y To The Stage vuelven a Chile este 27 de febrero en el teatro coliseo, y para prepararnos ante lo que será un esperado reencuentro con su público elder emo, les traemos un recorrido y análisis por su evolución musical. 

Stan Up And Scream

No es muy común que un álbum debut le otorgue inmediatamente un puesto importante en la industria a las bandas que están recién ingresando en este mundo, sin embargo, no es el caso de Asking Alexandria, pues esta joya liberada en 2009 es considerada, hasta el día de hoy, como su mejor creación artística. 

El disco contiene todos los ingredientes necesarios para entregarnos un sonido clásico de metalcore: acordes en 0000, screamos, doble pedal en la batería, un potente breakdown en el puente de la canción, y una ambientación de ira y rebeldía. 

De acá salieron los temas más aclamados, que siguen posicionándose como referentes en la actualidad. The Final Episode, A Prophecy, A Candlelit Dinner With Inamorta, Not The American  Average… y la verdad, para los pertenecientes a la escena, podría fácilmente poner todos los títulos del Stand Up And Scream como las mejores creaciones de la banda. No por nada hablamos de que este es el álbum que les entregó su reconocimiento a nivel mundial durante 15 años. 

Las temáticas que se abordan se pueden relacionar con la reacción natural de jóvenes entre 17 y 20 años, edad que tenían los integrantes durante el lanzamiento de este álbum, ante un corazón roto. Dentro de las líricas encontramos que nos hablan de dolor, traición, enojo, resentimiento, arrepentimiento, sensación de abandono, insuficiencia, entre otros relacionados. En A Single Moment Of Sincerity se resume de manera clara el estado emocional del autor y el motivo de su dolor: el amargo sentimiento de la primera ruptura. 

Reckless And Relentless 

Dos años más tarde, en 2011, nos presentarían otra de sus obras maestras. En esta ocasión nos daremos cuenta de que el sonido es mucho más caótico, alterado, todo indicando la temática del álbum, los excesos. Reckless And Relentless es una apología a la bohemia vida del Rock ‘n Roll

Tras el rotundo éxito que tuvo la banda con Stand Up And Scream, se hizo evidente que la situación ya no se trataba sobre jóvenes con el corazón roto, y más bien había evolucionado a jóvenes que comenzaron a involucrarse en los excesos con las drogas, el alcohol y el sexo. Por ello, resulta también bastante característica la composición musical en este disco. Todo nos lleva a una sensación desenfrenada de éxtasis: riffs mucho más enérgicos, screamos con un tono diferente, más marcado y más intenso, pero todo siguiendo las líneas del metalcore que ya nos habían presentado anteriormente. 

El viaje por el que nos llevan comienza por advertir inmediatamente que reconocen el nivel que han alcanzado con su debut; “We’re back again, let’s make a toast, come raise your glasses high, to every one of you who doubted us” (Welcome – Reckless And Relentless). Estamos de vuelta, hagamos un brindis, levanten alto sus copas, para cada uno de ustedes que dudó de nosotros. Esto es relevante pues estamos hablando de una actitud de soberbia que les hace sentir que están en la cima del mundo.

Los himnos más relevantes de este álbum son Dear Insanity, To The Stage, Someone Somewhere, Closure y Breathless. A pesar de ello, tiene menor cantidad de reproducciones que los temas del disco precedente; no obstante, obtuvo mayor reconocimiento en la industria, llegando al #9 en los Billboard 200 USA y una mayor cantidad de ventas.

La temática general a nivel sonoro y lírico la encontramos perfectamente expresada en la canción To The Stage

From Death To Destiny 

En 2013 llega el primer punto de inflexión en el sonido de la banda, y esto no es aleatorio. 

Tras una dura época de duelo y excesos, los integrantes ya más maduros comienzan a darnos indicios de que no estaban del todo contentos con la vida que estaban llevando hasta ahora. Aún en la línea del metalcore, se avistan las primeras muestras de lo que sería una progresión en su estilo sonoro en su corta, pero aclamada, trayectoria (aunque todavía muy sutiles).

En este álbum, la música que nos presentan es evidentemente más tranquila que la anterior, sigue siendo potente, pero pareciera ser que hubo un freno figurativa y musicalmente. La voz limpia se hace mucho más presente, porque ahora hay más pensamientos que expresar, la calidad lírica es mucho mayor, se utilizan recursos de lenguaje elaborados que claramente superan el You Stupid F*cking Wh*re! de sus creaciones previas. La pausa resulta necesaria, en este presente tienen más para comunicar, denotando un nuevo nivel de madurez, ergo, el cambio en lo que escuchamos. 

Las temáticas abordadas incluyen el sentir que no se puede cambiar, la resignación, el cuestionamiento a las actitudes y decisiones tomadas, la esperanza y la necesidad de cambiar. 

Encontramos clásicos destacados como Killing You, The Death Of Me y Moving On. Si bien no fue tan aclamado como los dos anteriores, es uno de los discos más importantes para la banda a nivel personal. En el vídeo The Death Of Me se nos permite conocer más de la lucha interna con las adicciones y la elección del destino, temática que vimos en Reckless And Relentless

Asking Alexandria 

Es el quinto álbum de estudio, liberado en 2017. Le precede The Black, el cual no abordaremos en esta travesía analizando la evolución musical de Asking dado que dicho disco fue realizado durante la ausencia de Danny Worsnop, que fue reemplazado por Denis Stoff durante ese año. The Black fue un álbum que mantuvo el sonido clásico metalcore, bastante bien elaborado. Sin embargo, es From Death To Destiny el que marca un momento catártico para la banda, y a partir de éste comienzan los cambios fuertes y notorios. 

Danny retorna en 2017 con el lanzamiento del homónimo, que no fue para nada bien recibido entre sus fanáticos más antiguos. Por ello resulta de suma importancia haber conocido los procesos personales de la banda antes de esta nueva etapa, porque entonces hace sentido. Ya no estamos hablando de jóvenes de 17 años con mala gestión emocional, ni de recientes iniciados en la industria que se dejaron llevar por los excesos, sino de personas que se comenzaron a cuestionar quiénes estaban siendo y quiénes querían ser, proceso plasmado en el FDTD. Ahora, estamos hablando de personas que tuvieron tiempo para separarse y pensar hacia dónde querían ir. 

La primera canción es Alone In a Room, que nos relata, justamente, que “todo lo que necesitaba era lo último que quería, sentarme a solas en una habitación y decirlo en voz alta”. El álbum comienza con un relato crudo y vulnerable sobre lo que fue estar fuera de la banda y decidir enfrentar todo lo sucedido de manera adecuada, llevándonos por una reflexión que concluye en “puedo ser mejor de lo que fui, puedo ser mejor de lo que soy”. 

Así, las temáticas abordadas aquí son de superación personal, reconocer el dolor y los errores, y buscar la redención para mejorar. Congruentemente, el sonido ya no nos hará el mismo sentido que antes, pues la intención comunicativa obviamente no es la misma. Aquella atmósfera sonora que nos reflejaba caos y dolor ha evolucionado para mostrarnos estabilidad.

Like a House On Fire

En el 2020 debuta Like a House On Fire, el que está lleno de mensajes subliminales hacia lo que sería su inminente quiebre con el sello discográfico que trabajaron desde el comienzo, Sumerian Records

Más allá de lo que pudiera ser una progresión musical, este álbum pareciera ser uno para desahogarse y despedirse de la discográfica. Suena a rebeldía y rebelión, pero está notoriamente dedicado para ellos, y no para el público. Quizá por eso es de las creaciones menos apreciadas y respetadas por los fans. 

Como una casa incendiándose, es literalmente el mensaje que buscan transmitir. La segunda canción, They Don’t Want What We Want (And They Don’t Care) (No quieren lo que nosotros queremos, y no les importa) nos dice todo lo que necesitamos saber: aquel lugar seguro que se suponía debía ser el estudio y la creación de la música (“el santuario”) se convirtió, posteriormente, en una “prisión”. 

La lista de canciones es realmente evidente, I Don’t Need You (“no te necesito”), All Due Respect (“con todo respeto”), It’s Not Me (It’s You) (“no soy yo, eres tú”), Here’s To Staring Over (“para empezar de nuevo”) expresa que la situación con el sello ya no da para más y es tiempo de marcharse. 

See What’s On The Inside 

Un íntimo álbum del 2021, en el cual se hace notorio el cambio de sello discográfico a Better Noise Music, debido a la presentación de un nuevo estilo sonoro, expresando una nueva identidad. 

A pesar del brutal cambio de sonido, podemos volver a encontrarnos con el mismo Asking Alexandria que debutó en 2009, no por similitud musical, sino más bien por un exquisito sentido de autenticidad. 

Por muy diferente que sea, escucharlo es una experiencia que recomiendo no saltársela. Encontramos la total vulnerabilidad de un proceso no lineal, en el que encontramos mensajes de soledad, esperanza, búsqueda de la paz interna, confiar en el proceso, reconocer los logros personales, aprender de los errores y una fuerte inspiración para seguir adelante. 

Where Do We Go From Here?

Su trabajo más reciente y el que vienen a presentarnos el mes que viene, Where Do We Go From Here (2023) nos dice algo como “escuchamos que querían música como la original, pero también vamos a seguir fieles a nuestra propia evolución”. 

Definitivamente el sonido es mucho más pesado que en sus últimos discos, y las letras vuelven a adquirir un sentido de cantar sentimientos de rabia, arrepentimiento, y sobre todo, la temática fundamental es, como lo indica su nombre, el sentirse perdido y sin rumbo. En varias ocasiones, se hace referencia a la necesidad de ser salvado por un poder superior. 

Resulta un poco desolador ver que después de todo el avance y desarrollo personal evidenciado en su discografía, este disco venga a echarnos todo eso abajo haciendo alusión a que se ha vuelto a caer en un lugar bastante oscuro. El último tema, homónimo del álbum, termina diciéndonos “¿A dónde vamos desde aquí?, todavía no me quiero despedir, pero me he estado aferrando a esto por años, ¿a dónde vamos desde aquí?, está demasiado lejos para ver el final”.

Esperemos que esto no nos esté indicando el posible final de la música que nos ofrece Asking Alexandria. Ahora que ya conoces la trayectoria musical de los británicos no puedes perderte la oportunidad de verlos este 27 de febrero, ¡ya se encuentra el 50% de las entradas vendidas! Disponibles a través de PuntoTicket.

Written By

Noticia publicada por el área editorial.

Destacado

Riot V llega a Chile por primera vez

Chile

Festival “Kamikazes del Rock Fest vol.1″anuncia su primera versión en Santiago

Chile

Tarja y Marko: ¡Comenzó la gira con sorprendente setlist!

Chile

Se confirma concierto de Tortoise en Chile

Chile

Advertisement

Connect
Suscríbete a #iRockCL