Connect with us

Conciertos

LIVE REVIEW | DESTRUCTION: El “genocidio” del 334

DESTRUCTION EN CHILE

CLUB 334 | 20 DE ENERO 2013
POR FREDDY VELIZ

 

La música tiene en Alemania un gran aliado al momento de revisar los grandes aportes que el país europeo ha hecho a lo largo de la historia en esta materia. Y el metal no está exento de ello…Scorpions y Accept son nombres obligados del heavy metal germano, y pasando a lo más extremo del metal nacido en la segunda mitad de la década de los 80s, tenemos a Kreator, Sodom, Tankard y Destruction. El año recién pasado dos de estos cuatro grandes se presentaron en el histórico Metal Fest en Movistar Arena con sendas actuaciones.

Destruction volvió este año promocionando su última placa “Spiritual Genocide” (2012), la que no ha sido muy bien recibida por la crítica especializada, puesto que la banda ha acusado un agotamiento de ideas que la ponen en una situación crítica al momento de compararlos con sus compatriotas.

Se anunciaba el Club Kmazú como el recinto en que se realizaría esta nueva presentación del trio alemán. Show que luego se trasladaría al nunca bien ponderado Club 334 de San Diego, una opción que muchos rechazamos, pero que lamentablemente es de las pocas alternativas para albergar una concurrencia de no más de 500 personas y que justifique la realización de este.

 Con unos 45 minutos de retraso (que fueron esperados con paciencia por gran parte de la concurrencia en la escalera de entrada  al local, evitando así el calor sofocante del interior), Marcel, Mike y Wawrzyniec entran en escena con toda la carne a la parrilla despachándose el arrollador “Thrash Till Death”, un envolvente moshpit se tomaba la pista desde el primer segundo, aunque la acústica del lugar no es de las mejores, por lo menos sonaba decente.

Cuando el calor ya se hacía sentir con fuerza, llega el turno para presentar algo de la última placa, y es  precisamente “Spiritual Genocide”, tema que da nombre a este disco lanzado en noviembre del 2012, y que a pesar de las críticas, fue bien recibido en su potente versión en vivo.

Marcel Shirmer saluda al público con un claro “Buenas Noches Santiago!!” y anuncia “Nailed to the Cross” de The Antichrist (2001), que es coreado con un potente “Nailed to the fucking Cross!!!” desde el público que sin descanso participaban del mosh a pesar del sofocante ambiente en el interior del recinto…El que no paró con “Satans Vengeance” ni con “Mad Butcher”, pero que sí tomó descanso con el flojo “Carnivore” de Spiritual Genocide (2012), un claro reflejo de la poca llegada del último disco de la banda.

Las revoluciones vuelven a subir con “Eternal Ban” de “Eternal Devastation”  el clásico segundo álbum de la banda, publicado en 1986, seguida de otra del mismo disco “Life Without Sense” todo un himno de los de Lorrach.

Viajamos en el tiempo a los inicios de la banda y de su primer álbum de 1985 “Infernal Overkill” somos testigos de la fuerza y técnica derrochada por la agrupación en sus inicios con “Death Trap”, sentía como las gotas de transpiración bajaban por mis rodillas, era una verdadera sesión de sauna, se veían rostros que reflejaban agotamiento e incluso muchos salían por momentos a respirar aire fresco fuera del local, otros haciendo caso omiso, seguían imparables mosheando en medio de la pista, bajando algunas revoluciones con “Cyanide” y subirlas con “The Antichrist”, frenando la carrera con el solo de batería, bastante breve y sin gracia, de Vaaver, que sin escatimar tiempo alguno da paso a la intro de “Tormentor”  otro clásico de su primera obra discográfica…que es seguido por el poderoso “Hate is my Fuel”  que pertenece a Day of Reckoning del 2011.

Mientras todos esperábamos que el show continuara demoliendo el 334, Schmier nos informa que Mike tuvo algunos problemas y que el concierto no podía continuar, prometiendo solo un tema más  (de los seis que faltaban por tocar),  una vez que el guitarrista se recuperara.

Fue un balde de agua fría sobre las sudadas cabelleras de los headbangers presentes. Luego de unos 15 minutos de espera los teutones vuelven al escenario y se despiden con “Total Desaster”  emblemático tema del Ep “Sentence of Death” publicado en 1984, dejando un sabor amargo a un encuentro con una de las bandas más importantes del thrash metal germano, que arrancó con problemas, desde el cambio de recinto al atraso de casi una hora, la falta de ventilación del local (¿no es hora ya de acondicionar el recinto, si es que se quiere seguir ofreciendo para estos eventos?), y la despedida imprevista de la banda que, según setlist, dejaran fuera clásicos como “Bestial Invasion” y “Curse of Gods”  entre otros.

Sin desmerecer los esfuerzos de la productora por cumplir sus compromisos, los que se merecen nuestros agradecimientos por atreverse con estas bandas, creo que es hora de buscar otras alternativas a la hora de escoger un local adecuado para este tipo de espectáculos, y a los que se dicen metaleros, asistir en mayor cantidad, para que no se tenga que optar por un tan mal lugar, y que ya en repetidas ocasiones ha sido cuestionado por los que han tenido la experiencia de vivir un concierto en el recinto de San Diego.

Una hora de show que pasará a ser  sólo un concierto más dentro de la amplia parrilla que se nos viene, lamentable por una banda que se ganó los elogios a fines de los 80s como uno de los grandes baluartes de un movimiento en gestación, y que a pesar de la energía y potencia dada especialmente por sus clásicos, esta vez no pudo demostrar con creces los años de carrete que los avalan.

Fotografías por Diego Mena

[nggallery id=18]

Written By

Noticia publicada por el área editorial.

Comments

Destacado

The Winery Dogs en Chile: Fecha, lugar y punto de venta

Chile

7 canciones de Rhapsody que debes escuchar

Internacional

The Winery Dogs anuncia regreso a Chile

Chile

Chancho en Piedra, Pettinellis, Saiko y Kuervos del Sur, encabezan festival Vive Rock

Chile

Advertisement

Connect
Suscríbete a #iRockCL