Connect with us

Conciertos

LIVE REVIEW | Simplemente ¡CANNIBAL CORPSE!

CANNIBAL CORPSE EN CHILE

TORTURER + DORSO

26 DE JUNIO 2013 | TEATRO CAUPOLICÁN

Por Freddy Veliz

 

Cannibal-5Este miércoles 26 de junio por los noticiarios nacionales abundaban las imágenes de los disturbios en el centro de Santiago, debido a las manifestaciones estudiantiles. Enfrentamientos con carabineros, buses incendiados, humos lacrimógenos, bancos destruidos, un bombardeo de imágenes caóticas invadían las pantallas, sembrando el terror a los televidentes que sentados en sus sofás miran con asombro, encerrados en sus casas con temor a salir a las calles.

Pero ese caos que según los medios se vivía en la ciudad, no era motivo para encerrarse y perderse lo que se venía en el Teatro Caupolicán, los estadounidenses de CANNIBAL CORPSE volvían a presentarse en nuestro país para celebrar 25 años de historia donde mucha sangre y pieles putrefactas han sido el deleite de sus seguidores.

Para celebrar en grande, se convocó a dos de las bandas nacionales más emblemáticas del movimiento. Torturer y Dorso serían los que abrirían el camino para que los comandados por George Fisher  se desangraran en el escenario.

A las 19:45 horas los ya legendarios TORTURER salen a escena para entregar un repertorio basado en  sus más de 20 años de trayectoria en el circuito nacional, partiendo con “Ralco” para sin pausa despacharse la tremenda “Evil Confession”, tampoco faltaron emblemas como “Prince of Darkness” perteneciente Kingdom of the Dark demo de 1991 (recordando los inicios de la banda en la Sala Lautaro), “Opressed by the Force” del álbum del mismo nombre de 1992, de lo nuevo, la genial “Guerras”, primer single de su última producción, que unida a “Torquemada (Server of God)” y “Kingdom of the Dark” ponen punto final a un delicioso aperitivo lleno de potentes guitarras con una de nuestras mas respetadas agrupaciones.  Un correcto show, en que el sonido fue un gran aliado, y como pocas veces se ve en las bandas soporte, a un muy buen nivel, algo que se agradece y que ojalá se repitiera con más regularidad. Los músicos chilenos se lo merecen, y tal como lo afirmara Francisco Cautín, líder y mentor, “No tenemos nada que envidiar a las bandas extranjeras”. Una presentación breve pero intensa, y que fue seguida con atención por parte de los fanáticos que poco a poco iban llenando la pista del recinto de San Diego.

Con algunos minutos pasados las 20:30 horas, hace su entrada DORSO, la histórica banda liderada por Rodrigo “Pera” Cuadra, quien con su B.C Rich a cuestas, comienza su presentación de la mano de “Cambric Dreams” clásico del debut de 1989 Bajo una luna Cámbrica. El repertorio estuvo marcado por cortes clásicos como también de su más reciente producción, esta última representada por temas como “El Vampiro del cogollo”  y “Recolecciones Macabras”. Los primeros mosh se fueron sucediendo en temas como “Horas sobre Tentaculón” y “Ultraputrefactus Criatura”, bajando las revoluciones con la mid-tempo “Lesbianica”, para volver a moshear con “Vampire of the Night” Como ya nos tienen acostumbrados el sonido, a pesar de que en un comienzo se saturaba debido al alto volumen, estuvo a la altura del evento, gran nivel, un set arriesgado pero muy bien recibido por parte de los fanáticos, que a esa hora ya repletaban la parte baja del teatro a la espera del plato fuerte.

A las 21:30 George “Corpsegrinder” Fisher, Alex Webster, Paul Mazurkievicz, Pat O’Brien y Rob Barret suben al escenarioCannibal-22 bajo la ovación del público que es asaltado desde un comienzo por la brutalidad extrema de los estadounidenses considerados entre las bandas mas importantes de la historia del Death Metal mundial, “A Skull Full of Maggots” y “Staring Through the Eyes of the Dead” sonaron unidas y sin dar tregua a los intensos mosh que se comenzaban a formar en medio de la audiencia, que como un mazazo en la cabeza recibe “Edible Autopsy” los violentos mosh pit no paraban un segundo, una revuelta de fanáticos con poleras al aire y puños en alto eran la tónica visual al observar desde atrás la infernal panorámica, y con Fisher moviendo su melena en círculos en uno de los headbangings mas increíbles que se puedan ver sobre un escenario.

 La lujuria carnal de “Addicted to Vaginal Skin” sembró más violencia en el centro de la cancha, Alex Webster con una impresionante ejecución demostraba porque es uno de los mejores bajistas del lado extremo del metal. A estas alturas estábamos frente a una muralla sonora  llena de brutalidad, ecualizada de manera perfecta para que cada uno de los instrumentos no perdieran protagonismo, la voz gutural y tenebrosa del gordo Fisher no decayó en ningún momento, y con la vista fija en la locura desatada por los fanáticos chilenos entendíamos que estaba a gusto y entregaría toda su energía para que la carnicería de cuerpos danzantes continuara con “An Experiment in Homicide” , “Sentenced to Burn” y “Gutted”, el público rendido ante la magnífica presentación no se aguantó el tradicional “ole..ole…oleee…canniiibal cooooorpse!” lo que no alcanzaría a durar demasiado, puesto que la banda arremete con “Demented Agression”, y así sin mediar tiempo alguno se van sucediendo chacalidades como “Scourge of Iron”, “Disfigured”, “Evisceration Plague”, la noche dentro del Caupolicán se vivía infernalmente intensa.

Fisher anuncia con su característico growl la poderosa “Dormant Bodies Bursting” de Gore Obssessed del 2002 y continúa el fusilamiento con “Disposal of the Body” de Gallery of Suicide de 1998.

“Decency Defied”, “Dead Human Collection”, “I Cum Blood”, “Encased in Concrete” y “Make them Suffer” aportan con apabullante desenfreno a la violenta masa humana que tuvo su momento de descanso en un breve encore.

George Fisher se dirige agradeciendo al público y como homenaje al recientemente desaparecido Jeff Hanneman de Slayer dedica “Hammer Smashed Face” desatando el más furioso y  masivo circle pit del que se tenga memoria en el Teatro Caupolicán, solamente comparable a los vivídos con Anthrax recientemente, ciclón humano que continúa con “Stripped, Raped an Strangled” con la que Fisher y compañía se despiden dejando en el ambiente el sabor de haber presenciado uno de los más sólidos y brutales shows que han pasado por nuestro país. Bien por una banda consecuente que se ha mantenido 25 años en el ruedo, con algunos cambios en la formación que no han mermado en mantener firme el disfrute por lo extremo, en donde las historias de carnes muertas y putrefactas, la sangre y los más perversos deseos sexuales son abordados desde el prisma más estremecedor del death metal.

Fotos: Diego Mena

[nggallery id=56]

Written By

Noticia publicada por el área editorial.

Destacado

James Hetfield se quiebra en el escenario en Brasil: “Me sentía un poco inseguro. Como que ya estoy viejo, no puedo tocar esta mierda”

Internacional

[Live Review] Emperor: Y el infierno nos golpeó la puerta…

Chile

Mute se presenta en Chile este 22 de mayo

Chile

Gaerea llega por primera vez a Chile

Chile

Advertisement

Connect
Suscríbete a #iRockCL