Connect with us

Conciertos

Live Review | THE WHO: Histórico y emocionante debut en Chile

29 de septiembre 2017 | Estadio Monumental

Nota: Freddy Veliz | Fotos: Cristian Carrasco 

 

Cuando el reloj estaba a solo minutos de marcar las 18:30 la música envasada se corta repentinamente para que el público, que casi repletaba las distintas ubicaciones del recinto deportivo, ubicado en la comuna de Macul, recibiera con una ovación a una de las bandas más legendarias de la historia del rock que se mantienen en actividad. Si bien el clásico conjunto durante su trayectoria sufrió la pérdida de dos músicos fundamentales como lo fueron el baterista Keith Moon, considerado constantemente entre los tres más grandes que han existido en el género, al igual que el desaparecido bajista John Entwistle, sus transformaciones durante los años, no han sido impedimento para mantener intacta la fuerza interpretativa de sus más memorables creaciones, y eso quedó sobradamente patentado en su debut en Santiago.

Comenzando con dos clásicos poderosos como “I Can’t Explain” y “The Seeker”, solo confirmaron su fama de ser la banda más ruidosa de la historia, título ganado a comienzos de la década del setenta cuando rompían records de decibeles. Si bien actualmente, hay normas y controles que impiden sobrepasar lo permitido, la banda encabezada actualmente por el flamante frontman Roger Daltrey y el influyente guitarrista y principal compositor Pete Townshend, sonaron atronadores desde el primer riff.

“Who Are You?”, uno de sus éxitos más reconocibles, y que marcó el final de una etapa con la posterior muerte de Moon, fue inmensamente coreada por los miles de asistentes que mezclados entre poleras con el logo característicos de la veterana agrupación y de los cabeza de cartel Guns N’ Roses, marcaban lo transversal de este encuentro, bandas que indistintamente representan una época en la historia de la música popular. Sin ir más lejos, “Who Are You?” le dio un nuevo empuje de popularidad a The Who en el nuevo milenio, gracias a ser parte de la banda sonora de una exitosa serie de televisión, conquistando a nuevas generaciones, y eso se manifestó en la reacción de gran parte de los asistentes con este corte  en específico, algo similar ocurrió hacia el final con la sublime “Baba O’Riley”.

The Who son una eminencia, de eso no hay dudas, forjaron un sonido desde su origen mod, rompiendo moldes que los alejaron de esa imagen de niños correctos, elevándolos a un status de rebeldes, y que con “My Generation” indujeron a toda una generación a desprenderse de lo establecido, influenciando a miles de rockeros que en los setentas se traduciría incluso en la actitud absorbida por el punk rock. Oír y ser testigos de esa interpretación en el Estadio Monumental para muchos probablemente era impensado, y tuvimos ese privilegio que se veía tan lejano.

Clásico tras clásico se iban sucediendo como en una retrospectiva soñada; “The Kids Are Alright”, “I Can See For Miles”, la comentada “My Generation”, “Behind Blue Eyes”, “Join Together”o “You Better You Bet”, piezas maestras que han sido parte de la memoria colectiva de al menos cinco generaciones, complementadas con la imagen desgarbada de Townshend y sus movimientos que son una marca registrada que ha inspirado desde Hendrix, pasando por Joe Strummer y Jack White. El músico, con 72 años a cuesta, aunque alejado del salvajismo de su juventud, mantiene una energía envidiable para su edad. Por el lado de Daltrey, su calidad de frontman, uno de los más importantes de la historia, se manifestó en el inmejorable estado vocal que posee, el hombre que en marzo cumplió 73 años, dicta cátedra en el frente de la banda, que tras la batería cuenta con Zak Starkey (el hijo de Ringo Starr que también formó parte de Oasis), quien desde 1996 ha colaborado con la legendaria agrupación británica, ocupando el lugar de Keith Moon, el que coincidentemente fue uno de sus primeros profesores y el que le obsequió su primera batería cuando aún no cumplía siquiera 10 años de edad, ventajas de crecer en un círculo de tal alcurnia musical. Starkey es un confeso admirador de Moon, y eso queda claro en su extraordinaria ejecución que fusiona elementos del fallecido músico con un sello propio. Su impronta por momentos nos hace sentir el alma del inigualable Keith, sobretodo en la épica sección intermedia de “Won’t Get Fooled Again”.

Un show acotado con respecto a lo que venían mostrando en Brasil, pero intenso en sonido y emoción, en lo personal nunca imaginé presenciar a The Who en vivo, y ahora los teníamos ahí, sonando potentes, con clásicos que han construido los cimientos del rock, en los Who hay raíces que dieron el empuje a las primeras Operas Rock, inspiró los altos decibeles del metal y la actitud rebelde del punk, sin la existencia de The Who probablemente bandas tan disímiles como Rush y The Clash no hubiesen existido, o por lo menos no como las conocemos,  en cada una de ellas hay algo de Townshend y cía. Sin cuestionamiento alguno, lo vivido con The Who en el Estadio Monumental, quedará impregnado en nuestras memorias como una experiencia única, de instantes en que se erizaban los pelos de la piel contemplando como partede los protagonistas que escribieron la historia del sonido que nos apasiona pasaba frente a nuestros ojos, en vivo y en directo, como un sueño hecho realidad.

[gm album=764 module=photobox]

 

Written By

Noticia publicada por el área editorial.

Destacado

Pete Townshend rechazó aparecer en “Beat It” de Michael Jackson

Internacional

“The Who”, el regreso después de mas de una década

Internacional

Live Review | Def Leppard: Titanes del Rock, del ayer y hoy

Conciertos

Live Review | Marky Ramone: Punk Rock Implacable

Conciertos

Advertisement
Connect
Suscríbete a #iRockCL