Connect with us

Conciertos

Live Review | ZAZ: revitalizando la chanson française

zaz

17 de octubre 2016 | Movistar Arena

Nota: Freddy Veliz | Fotos: Claudio Poblete

En seis años se ha convertido en una de las cantantes más importantes de Francia, la carismática Isabelle Geffroy, Zaz, debutó el 2010 con su álbum homónimo, que rápidamente llamó la atención en el país galo, catalogando a la joven artista como la Edith Piaf del siglo XXI. Para algunos puede sonar a exageración, pero claro está que Zaz ha devuelto la fe en la chanson française que brilló a mediados del siglo XX. Chile al parecer no está ajeno a este boom mediático, y queda de manifiesto en su tercera visita a nuestro país en dos años.

Luego de haber agotado sus shows en Teatro Nescafé de las Artes y Teatro Caupolicán, el 2014 y 2015 respectivamente, la producción optó por un recinto mayor y esta vez llevó el concierto al Movistar Arena del Parque O’Higgins, claro que este no fue utilizado en su totalidad, sino que en el formato medio, el que logró reunir un aforo cercano a las 8 mil personas. Lo que no es menor para una artista que está en pleno desarrollo de su carrera.

A las 20:30 horas la figura de Zaz aparece en medio de la ovación de su fanaticada, comprendida en un transversal rango etario, para simular presión sobre el ícono de play proyectado en la pantalla de fondo, y dar inicio a un show que brilló por la simpatía y naturalidad de la francesa, que domina el escenario acompañada de seis músicos que en algunos casos se convierten en siete.

Iniciando su presentación con “La Fée” de su disco debut, nos va cautivando con un concierto rico en visualidad gracias al apoyo de imágenes animadas de la rectangular pantalla de fondo, que provoca contrastes con las siluetas de los músicos, mientras ella canta, baila o salta recorriendo el escenario, siempre con una sonrisa en el rostro, como diciéndonos, lo estoy pasando increíble. Una fórmula que estudiada o no, refleja un positivismo que agrada, en un acto donde los colores abundan, pero no saturan.

Su setlist, cargado especialmente al exitoso Recto Verso, segundo álbum en su carrera, editado el 2013, va revisando éxitos de su corta pero intensa trayectoria, además de homenajear a su influencia directa, la admirada Edith Piaf, con dos de sus creaciones –“Dans Ma Rue” y “Sous le ciel de Paris”- como también entregarnos una bella versión de “Dos Gardenias” de la cubana Isolina Carrillo. Casi al final nos cuenta que en su última visita a Chile, una fan le preguntó si conocía a Violeta Parra, según dice investigó y se encontró con una mujer importantísima para nuestra cultura, un preámbulo para interpretar una correcta y emotiva versión de “Gracias a la Vida”.

El público que en el comienzo del concierto se mantenía bastante tibio, demasiado para mi gusto, comenzó a contagiarse casi a la mitad del show, prácticamente conminados por la cantante (ese empaquetamiento del público que asiste a estos shows es incomprensible) haciendo que dejaran sus asientos y por último hicieran el intento de seguir los compases con las palmas. Zaz se dirige constantemente al público en un español con frases a medias, al no dominar el idioma totalmente, sonríe y las continúa en francés.

Comme ci, comme ça”, “Si jamais j’obilie” en que un interesante trabajo visual nos trasladó a algún rincón parisino. “Déterre” nos trae sonidos más actuales, cercanos a la electrónica con una secuencia que extiende la canción hacia una envolvente distorsión, un ejemplo de lo versátil de la música de Zaz, que del jazz manouche se mueve hacia el pop y la chanson con virtuosa capacidad, además de proponer una puesta en escena atractiva, acompañada por músicos a la altura, donde destaca principalmente el trompetista que interactúa por gran parte del show con la cantante. Su gran éxito “Je Veux” produce quizás el más encendido momento de la velada por parte de los asistentes, algunos incluso portando pancartas con mensajes hacia la cantante gala, corean los contagiosos versos del hit que la lanzó al estrellato. Un concierto lleno de vitalidad, que finalizó con el público de pie, cantando y bailando al son de “On Ira”.

Zaz regresó como una artista consagrada que logró traspasar las fronteras de su país, con un estilo que se había mantenido vivo principalmente dentro de los límites de su tierra, pero que desde hacía mucho tiempo no lograba cruzar océanos con tanto éxito. Los aires gitanos, los sonidos de cabaret, el vaudeville, reunidos con el pop, el jazz y la electrónica, se van sumando con sutileza y elegancia. Un show bien elaborado, que no escatima en mensajes de diversidad, aceptación y tolerancia, pero siempre encuadrado en un ambiente vital y alegre, celebrando la vida, celebrando la música.

[gmedia id=559]

Written By

Noticia publicada por el área editorial.

Destacado

Galería | Zaz en Chile 2016

Conciertos

ZAZ por tercera vez en Chile.

Conciertos

LIVE REVIEW | Zaz en Chile: La energía de una de las mejores voces del mundo

Conciertos

GALERÍA | ZAZ EN CHILE 2015

Conciertos

Advertisement
Connect
Suscríbete a #iRockCL