Connect with us

Conciertos

[Live Review] AMORPHIS: Implacables al paso del tiempo

Nota: Freddy Veliz – Fotos: Sebastián Domínguez

 

Por cuarta oportunidad los finlandeses Amorphis llegaron a Chile, esta vez en promoción de su último y bien recibido álbum, ‘Queen of Time’ lanzado el 2018. La banda llegó desde Brasil, continuando su tour en Club Blondie, lugar donde ya se habían presentado en las dos últimas visitas del 2012 y 2016.

Para esta ocasión tuvieron como banda de apertura a los nacionales de Poema Arcanus, conjunto de vasta experiencia, verdaderas leyendas y pioneros de los sonidos más oscuros de nuestro país, y esos pergaminos son evidentes en vivo al constatar el gran nivel que han logrado en casi tres décadas de existencia. La banda hace gala de un muy buen sonido, además de una puesta en escena superior. Una característica sonora que nos zambulle en oscuras y melancólicas atmósferas, en base al peso de profundos riffs y una sólida base rítmica que por momentos apabulla con certeros quiebres que retumban en las profundidades de Blondie. Los chilenos nos ofrecen un recorrido por lo más destacado de su carrera, una muestra de los distintos alcances musicales que han ido explorando con gran efectividad, sin dudas, una de las bandas más consistentes del género en nuestro país, y que siempre generan expectativas de un público que los sigue y venera.

La espera por ver nuevamente a Amorphis en un escenario chileno, termina algunos minutos pasados las 21:00 horas, cuando la intro pregrabada de “The Bee”, corte que también abre ‘Queen of Time’, última placa de los fineses, nos indica que el sexteto tomará posesión de sus puestos. Rápidamente somos abducidos de lleno por esta pieza desde las tablas de Blondie, con algunos reparos en la definición y poca claridad de las guitarras en un comienzo, pronto va mejorando, y entendemos el por qué la banda está considerada como uno de los exponentes más importantes del death/doom, una etiqueta que en realidad es injusta, debido a que su propuesta se expande ampliamente por distintos géneros, dificultando el catalogarla dentro de un estilo de metal en especial.

A “The Bee” le sigue “The Golden Elk”, también extraída de su último álbum, impresiona como el público corea, recibiéndolo como si se tratara de un clásico importante, lo que grafica también el buen estado de los nórdicos, editando discos de gran factura y que no pasan desapercibidos para sus seguidores. La inclusión de épicas orquestaciones en estudio, no se pierden en vivo, gracias al universo tecnológico que nos rodea, y que Amorphis aprovecha con gran realce para mantenerse leal a las ambientaciones sonoras que abundan en su última placa, y que la hacen una joya que flirtea con el progresivo, logrando que la música no descanse en extensos letargos que caracterizan a muchas otras bandas contemporáneas a los finlandeses.

“Sky of Mine”, “Sacrifice”, “Against Widow”, “Silver Bride” y “Bad Blood”, nos llevan a recorrer parte de sus anteriores discos, marcados por una evolución que algunos de sus más antiguos seguidores no han comprendido, pero que les ha servido para ampliar sus horizontes musicales sin agotar ideas, y mantener una vigencia que pocos han logrado hasta nuestros días.  Con “Wrong Direction” volvemos a revisar ‘Queen of Time’, una de las más preciadas piezas del álbum, seguida de otra joya como lo es “Daughter of Hate” que se escuchó poderosa y excelsa, un corte que reúne todo lo mejor de la banda, desde los orígenes death metaleros, pasando por la profunda oscuridad del doom y el black, la mística poética de sus raíces nórdicas y lo monumental del rock progresivo, una obra de arte que revela las ansias de innovar, donde incluso se apoyan en el sonido de un saxo, rompiendo límites sonoros.

Tomi Joutsen es un cantante de amplio registro vocal, pasando fácilmente de los growls a unas limpias y melódicas vocalizaciones, destacando de gran forma en “Heart of Giant”, otra de esas poderosas obras que componen ‘Queen of Time’,  y que provoca uno de los momentos álgidos de la jornada, con el público coreando y saltando al son de un corte enérgico, de pomposas orquestaciones y una rítmica que invita a acrecentar los ánimos,  para celebrar con aplausos la gran entrega de un conjunto en el que sus integrantes destacan equilibradamente, aunque en lo personal, destaco el gran trabajo de  Santeri Kallio en los teclados, quien es vital en mantener los detalles atmosféricos que marcan el sello indiscutible de Amorphis.

Revisitando el pasado, con “Hopeless Days” de ‘Circle’ (2013) y la clásica “Black Winter Day” de ‘Tales From the Thousand Lakes’ (1994) la banda se despide con la fanaticada sintiendo la adrenalina a tope, coreando al unísono el nombre de esta banda de culto para los amantes de los sonidos oscuros. Los músicos vuelven a escena, y con dos emblemáticos himnos, como “Death of a King” en el cual el público a capella, como un gran batallón vikingo acompañaba a Joutsen en un grito épico, junto a las melodías progresivas de “House of Sleep” ponían punto final  a esta real ceremonia.

Una jornada de reencuentro, con una banda muy apreciada en el mundo del metal desde su aparición en la primera mitad de los noventa, que ha sabido reinventarse y mantener cierta regularidad en el pasar de los años, con ‘Queen of Time’, ratifican su liderazgo, y quedó sumamente demostrado en esta nueva visita por nuestro país.

[gm album=1076 module=photobox]

Written By

Esta noticia fue publicada por el área editorial de iRock.CL

Destacado

[Galería] Blackflow + Uncured – Blondie 2020

Conciertos

[Galería] Lacuna Coil – Blondie 2020

Conciertos

Conoce los detalles de Santa Barbara Open Air

Conciertos

Catoni se presentará en Club Chocolate

Conciertos

Advertisement
Connect
Suscríbete a #iRockCL