Connect with us

Live Review Internacional

Accept: la máquina alemana aplastó el coliseo

Una jornada muy esperada por los fanáticos del heavy metal clásico se vivía en el Teatro Coliseo, con el regreso de los legendarios Accept, quienes se encuentran de gira apoyando su último lanzamiento, el disco “Humanoid“.

El show comenzaba con el teloneo de Amalgama, banda de heavy metal, formada en Rusia por músicos de gran experiencia, y que tiene la particularidad de haber girado con UDO en el 2019, sumando ahora este tour junto a la banda originaria del cantante. La potente música de la banda se complementa con una cuidada puesta en escena, donde destacan el vocalista Vlad Ivoilov y el tecladista, el “Clown“, que resalta claramente en escena. Tocaron temas de su último disco “Mastermind” como el tema homónimo, “Dark Lacroix” o “Amulang” y canciones de discos anteriores como “Brothers in Rock”, “Fight for Freeedom” y el cierre con “Back to the 80’s!”. Los aplausos entusiastas premiaron una muy sólida presentación, y la banda también se acercó a la zona de Merch para retribuir saludando y tomándose fotos con los fans.

A eso de las 21 hrs, las luces del céntrico recinto se apagaban, ingresando el baterista Christopher Williams, que alentaba al público mientras aparecían los encargados de las cuerdas, el bajista Martín Motnik, más los guitarristas Uwe Lulis, Joel Hoekstra, quién está reemplazando por ahora a Philip Shouse, y el eterno Wolf Hoffmann, dejando para el final a Mark Tornillo y dando el vamos con “The Reckoning” y “Humanoid” en un gran show gracias a una banda que lo dio todo de principio a fin.

En “Restless And Wild” todo el teatro cantó, respondiendo de inmediato a todo pulmón ante este primer clásico, que dió paso a “Midnight Mover“, otra canción inmortal que remeció a la audiencia, al igual que que la potente “London Leatherboys“. Desde el minuto uno, Christopher con su carisma en batería y las guitarras de Wolf y Joel, sobre todo con sus increíbles solos, se tomaron el show, complementándose junto a Martín y Uwe en momentos de euforia apuntando al público para disparar sus notas. La velocidad de “Breaker” subió la adrenalina y “Amamos la Vida” puso la intimidad, en el único momento “tranquilo” de un show a todo dar.

Shadow Soldiers” y su ritmo marcial retoman la épica en el teatro, mientras “Princess of the Dawn” genera un ambiente eléctrico que no terminará en lo que queda de recital, pues enseguida viene la inmortal “Metal Heart“, con un coro ensordecedor y emocionante, que no puede dejar indiferente a ningún real fanático del metal. “Teutonic Terror” mantiene el frenesí en un vendaval que, seguida de “Pandemic“, genera una verdadera fuerza acelerada en turbo que termina de aniquilar el show, con su final frenético que, increíblemente, sigue subiendo en el encore con “Fast as a shark“, y la siempre muy esperada “Balls to the Wall“, clásico imperecedero en donde la comunión banda-público fue realmente asombrosa, dando el golpe final con “I’m a Rebel” y un nocaut perfecto.

Un show que nunca paró de crecer, y que tuvo varios clímax y una interpretación soberbia, quedará en nuestras retinas y almas por mucho tiempo.

Written By

Veterinario de profesión, músico y periodista de corazón. Amante del rock y metal, me apasiona leer sobre música, escribir sobre música, escuchar y tocar. Bajista de la banda Bismuto. | Mail: felipe@irock.cl

Destacado

Deicide estrena single y video: “From Unknown Heights You Shall Fall”

Internacional

Airbag confirma concierto en el Teatro Caupolicán

Chile

Blessthefall: El Bendito Regreso de los Caídos

Conciertos

Arte Oscuro: Las Pinturas que Inspiran al Metal Extremo  

Artículos

Advertisement

Connect
Suscríbete a #iRockCL