Connect with us

Live Review Internacional

Soda Stereo, gracias totales. Accidentada emoción.

Una jornada cargada a la emoción logró sobreponerse a fallas técnicas que amenazaron con suspender el evento y homenaje a Gustavo Cerati.

Una fiesta muy esperada. Una noche feliz, aunque no exenta de contratiempos, se vivió este martes 3 de mayo en el Estadio Monumental. Un recital postergado por la pandemia primero, y luego por los arreglos del Estadio Nacional, que hicieron cambiar fecha y recinto. El evento se pudo realizar y la expectación era palpable, en un evento que congregó a distintas generaciones, incluyendo adolescentes y niños que aún no nacían cuando la banda estaba activa. Esa es la trascendencia del trío argentino.

La jornada musical partió con una introducción en video que nos sumergía de lleno en la nostalgia ochentera, época de oro de Soda, dando el vamos con “Sobredosis de TV”, interpretada por la banda junto a las voces pregrabadas de Gustavo Cerati, recurso que muchos cuestionan, pero que llegó a emocionar a muchos en este gran homenaje. La batería de Charly Alberti sonaba fuerte y precisa, y el bajo afilado de Zeta Bosio iba tomando mayor protagonismo a medida que se regulaba el volúmen. “Hombre al agua” es interpretada por el guitarrista de esta formación, Richard Coleman, sonando muy similar a la voz original, lo mismo que León Larregui, de la banda mexicana Zoé, cantando “Disco eterno” en video grabado. “El rito” fue interpretada en vivo por el gran Álvaro Henríquez, otorgando un toque distintivo a un clásico muy aplaudido. Más distintiva aún es la interpretación de Rubén Albarrán de Café Tacuba, en vivo también, quien puso voz a “Lo que sangra”.

Lo que se vino a continuación, dejó en vilo a todo el público y a la banda misma. Problemas técnicos reiterados cortaron el sonido durante “Signos” (con Julieta Venegas) y “Juegos de seducción” (con Walas) 2 veces, dando paso a un momento incómodo y de suspenso, en donde el equipo técnico explicó que tenían problemas aun no identificados, y Zeta con Charly agradecían al público, que en verdad, a pesar de impacientarse, hizo gala de un muy buen ánimo, gritando, haciendo la ola y jugando con las luces de sus celulares. Afortunadamente, el regreso guió el show hasta el final, sin nuevas interrupciones. Benito Ceratti “trajo la suerte”, en sus propias palabras, y se despachó “Zoom” asombrando a la audiencia por el gran parecido a su padre. Abrazos emocionados, que se repitieron cuando Simón Bosio, hijo de Zeta, agarró la guitarra principal y se lució en “Un millón de años luz”, canción interpretada en grabación por la tremenda Mon Laferte. Otro lujo de la noche fue la presentación en vivo de Fernando Ruíz Díaz, vocalista de Catupecu Machu, en “Persiana americana”. Gustavo Santaolalla, Juanes, Draco Rosa, Andrea Echeverri, Adrián Dárgelos, dijeron presente de manera virtual, para cerrar en grande con la inmortal “De música ligera” y Chris Martin de Coldplay en voces, quien había interpretado de manera sorpresiva esta canción en vivo años antes junto a su banda, en un registro que se viralizó rápidamente. Porsupuesto, las últimas frases del tema se intercalaron con la voz de Cerati, para despedir con emoción una jornada cargada a los abrazos, a la nostalgia, y al recuerdo de una leyenda que logró superar problemas técnicos que surgieron amenzantes, pero al final fueron sólo parte de un mal momento dentro de un océano de buenas emociones.

Written By

Veterinario de profesión, músico y periodista de corazón. Amante del rock y metal, me apasiona leer sobre música, escribir sobre música, escuchar y tocar. Bajista de la banda Nosomos. | Mail: felipe@irock.cl

Destacado

[Live Review] Emperor: Y el infierno nos golpeó la puerta…

Chile

Fallece Juan Francisco Llagostera, bajista de la legendaria banda chilena Poozitunga

Chile

Foto: Ignacio Arnedo Foto: Ignacio Arnedo

10 Canciones Esenciales de Divididos

Artículos

Sticky Fingers confirma concierto en Chile

Chile

Advertisement

Connect
Suscríbete a #iRockCL