">

| iRock WebZine

Conciertos Rock & Metal

TEPHIRET - DUAL (CARÁTULA)

Tephiret – Dual (2016)

[Independiente]

  • Umbral
  • Tierra
  • Cenital
  • Ocaso
  • Y
  • Nadiral
  • Amanecer
  • Deseo
  • X
  • Rito

CD REVIEW

A cuatro años de su formación en Valparaíso, Tephiret nos presentan ‘Dual’, su segundo álbum de estudio, realizado gracias a la colaboración de sus seguidores vía crowdfunding. La banda que componen Catalina Blanco en voz; Boris Valenzuela en guitarras y accesorios; Ricardo Peña en bajo y Diego Bustamante en batería se aventura en un disco que va demarcando el camino hacia un mayor reconocimiento de un trabajo serio y profesional.

Diez canciones que se desenvuelven en una amplia gama de texturas estilísticas iniciadas con “Umbral”, corte cimentado por una línea de bajo que nos adentra en melodías impregnadas de atmósferas que juegan con lo oriental y contenido lírico que invitan a desafiar nuestra capacidad de interpretar por sobre lo literal.

“Tierra” es el primer single que nos presentó la banda y segundo en la lista de tracks del álbum, que cuenta con la especial participación de reconocido cantante de Congreso, Francisco Sazo, quien aporta con su particular timbre vocal en un corte de compases basados en nuestros pueblos originarios, donde incluso, se incluyen instrumentos relacionados como el trompe, las trutrucas y la pifilka, potenciando el sentido de la canción hacia el arraigo a la naturaleza y nuestros ancestros.

El disco va hilando con dinamismo cada una de las piezas que lo conforman, “Cenital” es un potente tema, con un riff que acompaña la voz de Catalina Blanco generando una complicidad rítmica acertada, con protagonismo equitativo de las partes, y de variantes melódicas que se reflejan hacia el siguiente corte titulado “Ocaso”, ambientaciones sonoras más oscuras en el desarrollo y de notas más bajas en la voz, con un final que se funde en los acordes de guitarra y una precisa línea de bajo, para hacer un puente con el instrumental “Y” de aires sabáticos en algunos pasajes, que van dando giros hacia arreglos progresivos.

En “Nadiral” la banda se sumerge en arreglos de connotación más directa, con un cierre donde aceleran el tranco, Catalina sorprende con su potencia vocal, rica además en el manejo de la modulación, un detalle que se manifiesta en el transcurso de toda la placa, que continúa con la envolvente y enigmática “Amanecer”, una canción que conmueve por su evolución melódica llena de momentos que apuntan a la emocionalidad, pero con atisbos a lo oscuro de los arrastrados riff de guitarra que me recuerdan a la etapa más clásica The Gathering.

Cuando nos vamos acercando hacia la parte final del disco, nos encontramos con una tripleta de variantes que van desde la sugerente  y pesada “Deseo”, la fusión musical del instrumental “X” a la más progresiva “Rito”, con claras influencias de los esenciales King Crimson, pieza de algo más de diez minutos para un colofón que deja sin respiro por la intensidad de los arreglos, ricos en variantes melódicas. Diego Bustamante aplica con ingenio, una base rítmica sincopada desde la batería, que se relaciona eficazmente con los intrincados riff de Boris y la complicidad de Peña tras el bajo, que se cuadran ante Catalina par que aflore su calidez vocal.

‘Dual’ es un álbum que a pesar de ser un propuesta que apela a no encasillarse en un estilo definitivo, dada las variantes en que confluyen sus ideas, es una obra que se deja apreciar con facilidad, probablemente esto se debe a la melódica forma de expresar vocalmente las canciones por parte de la talentosa Catalina Blanco. Letras que no son para nada directas, pero que abren ventanas sugerentes para que sean interpretadas de manera más libre por el auditor, de eso se trata el arte ¿cierto? Están conjugadas con la dinámica instrumental, la calidad en la edición y el buen sonido de la grabación, a cargo de Ricardo Peña en SaidRecords, Estudio Mackenna y PCdv, no vemos el motivo para desecharlo a la primera escucha.

Tephiret da luces de ir encontrando su propio camino, tienen la capacidad y obviamente las ganas de crecer en el difícil camino de hacer rock en Chile, indagando en distintas aristas musicales para moldear su identidad como banda. Por estilo, actitud y objetivos, creo que se va armando un triángulo o alianza natural con agrupaciones como los santiaguinos de Crisálida y los ariqueños de Egregor, donde el frente es dominado por la voz femenina bajo una propuesta que rescata con sutileza nuestros sonidos de raíz, involucrándolo con el rock como sonido primal.

Por Freddy Veliz O.

Comentarios

Comentarios

.
---

Comments are closed.