Connect with us

CD Review Nacional

CD REVIEW | ANGELO PIERATTINI: Fuego en los Andes (2012)

Por Mario Molina Leiva

Fuego en Los Andes es la cuarta producción del connotado músico nacional Angelo Pierattini a cinco años de su debut en solitario, es el álbum que viene a consolidar la novedosa propuesta del otrora frontman de Weichafe frente al medio nacional, que a estas alturas no deja a ningún alma indiferente. Un disco lleno de sonidos, emociones, experiencias, lleno de expectativas como efecto residual de las últimas entregas del artista que han dejado claro que los años no pasan en vano para alguien con su trayectoria y que nos presenta un sonido consolidado bajo su sello personal y único, un álbum que suena a Pierattini por donde se le mire, que sintetiza en 9 temas y 30 minutos toda una carrera sobre los escenarios.

Un sonido eléctrico y el ritmo cortante de los sintetizadores nos dan la bienvenida en esta historia con QUE SIMPLE VIBRA NUESTRO AMOR, el punto de partida de este álbum. El ritmo latente de los teclados se ve acompañada por una batería medio dormida y una guitarra afilada que a ratos muele los intermedios y se entromete con riffs pesados. Una voz tranquila se apodera de los versos y se produce un ambiente de quietud expectante. La calma monótona del ritmo se enciende a medida que avanza el tema y revienta en llamas entre coro y coro, con notables intervenciones de la guitarra y batería, dando paso a un final estridente, poderoso y cortante, que nos envía inmediatamente a “EL DESIERTO”, tema taciturno y sublime que viene a bajar las revoluciones del tema anterior, donde los teclados siguen las líneas de un bajo protagonista con melodías simples y afables, y donde una guitarra casi ausente se hace notar de manera esporádica a lo largo del tema.

El siguiente tema constituye, a mí parecer, uno de los puntos altos del álbum, y es precisamente el que le da su nombre: FUEGO EN LOS ANDES. Tema intenso desde un principio, que entra golpeando de frente y a quemarropa la cabeza y la conciencia del auditor con un riff simple pero imponente y pesado, con intervenciones interesantes de los teclados y las guitarras, y donde las letras no hacen aguas al referirse a la efervescencia social y política que ha resultado de los movimientos sociales que se han desarrollado en los últimos años en contra de un sistema indolente, viciado y petrificado que no da su mano a torcer ante las reivindicaciones sociales en nuestro país, a través de una lírica cruda y al hueso. Esta canción no nos deja pasar por alto el rol que adquiere el músico como crítico observador de una época determinada, labor que Pierattini ha hecho propia durante toda su carrera como músico, que da como resultado la existencia de temas como éste, donde el mensaje entregado va más allá de una simple referencia a una situación fáctica, sino que cumple con hacernos ver más allá de la música, incentivando el pensamiento crítico que hoy por hoy hace tanta falta.

Siguiendo lo que sería uno de los temas de cabecera del disco, viene un punto de quiebre que marca la tendencia de las canciones que vienen a continuación: LA PAZ DE LOS PERROS. Un tema que deja calmar el incendio del tema anterior, que mantiene un ritmo suave durante toda la canción, que maneja muy bien los ambientes gracias a los teclados y los coros, en que la guitarra toma un rol un tanto más pasivo. Lo interesante del tema se produce al final del mismo, cuando irrumpen de manera estridente los teclados con progresiones de acordes que dan un ambiente oscuro que perturba el aura de calma que se genera en su inicio.

 DESAYUNO CHINO viene a seguir un estilo bastante similar a lo que serían temas de placas anteriores como Mi Vieja Radio, o Menta, Miel y Sangra, estilo bastante particular en Pierattini, que en esta ocasión no nos falla y nos deja un interesante tema que tiene pretensiones de clásico: Guitarras que acompañan sutilmente las primeras letras de esta balada, para dar paso a una banda completa y compacta que desencadena el climax de esta composición, donde el juego de voces y los teclados generan un aura especial, y el control de las intensidades en los momentos precisos producen la sensación de expectación tan característica de este tipo de canciones. Definitivamente es uno de los temas que destacan dentro de este disco.

Debo decir que el tema que sigue puede llegar a convertirse en una de mis canciones favoritas. Sin más que una guitarra con arpegios amables, un bajo que le sigue con humildad y una lírica de rasgos melancólicos que evocan una sensación familiar, LOS RUILES me deja perplejo. Un tema modesto que destaca de entre las demás composiciones que dan cuerpo a este registro, donde nada falta y nada sobra, y cuya simpleza nos deja al final de todo una canción completa.

Casi llegando al final del disco está ALMA DESIERTA, tema cantado a dúo junto a Carlos Cabezas, vocalista de Electrodomésticos. Honesta y simple, Alma Desierta nos trae el amargo sabor de un amor no correspondido y la resignación bajo la dulce forma de un vals, que a partir de sus melodías acogedoras y un interesante contraste de voces viene a mitigar la desgarradora sensación de la que es responsable esta canción. Siguiendo la tónica del tema anterior, CALAVERA se hace presente, una balada con sabor oscuro. Los sonidos sintéticos de los teclados y una guitarra electrónica dan color a este lento y triste tema, que se arma y desarrolla en torno a las penas de una letra afligida.

SED DE MAL es el título final de esta historia, que viene a dar término a este disco con una dosis de adrenalina. Nos situamos ante una composición imponente, enérgica, de guitarras de alto calibre y vocales incisivas, de versos latentes y de coros incendiarios, que nos entregan un sonido más crudo, más duro y más impresionante. Un sonido que sin dudas nos deja queriendo más y viene a cerrar con broche de oro la lista de temas de este álbum lleno de experiencias y sensaciones.

En términos generales, Fuego en Los Andes sigue la tónica de las últimas placas de Pierattini: nos encontramos en primer lugar ante un disco corto, pero intenso en contenido; de guitarras pesadas y por momentos etéreas, tintes electrónicos, líneas rítmicas consistentes, variadas y muy bien logradas; encontramos líricas con carácter, que abordan sin asco ni miedo los temas que hoy por hoy en Chile hacen ruido, y a su vez, temas que nos evocan un mundo de nostalgias y melodías pintadas de varias emociones; en síntesis, nos encontramos con un disco singular, dotado de la potencia necesaria para sorprender como también de la sutileza para cautivar, en el que se mezclan emociones y sonidos que resultan en un trabajo del cual no se esperaba menos. Angelo ha logrado en estos últimos años hacerse de una sólida propuesta de la mano de Angelo Pierattini y las Calaveras Errantes vol. I (2008), Vampiros (2010), Pierattini III (2011) y el nuevo miembro de la familia, Fuego en Los Andes (2012), que vienen a ser la expresión efectiva de un sonido propio y distinguible, un estilo portentoso que ha llevado más allá el concepto del Rock en Chile, utilizando recursos y elementos que vienen dando increíbles resultados que vemos plasmados en la continua manera en que este artista nos vuela la cabeza disco tras disco, siendo esta última entrega nada más que otro éxito que sumar a la lista que crece y crece.

 Fuego en Los Andes (2012)

            •          Que simple vibra nuestro amor (4:08)
            •          El Desierto (3:23)
            •          Fuego en Los Andes (2:53)
            •          La Paz de los Perros (3:05)
            •          Desayuno Chino (3:25)
            •          Los Ruiles (3:30)
            •          Alma Desierta (3:21)
            •          Calavera (3:57)
            •          Sed de Mal (2:51)
Total: 30:33

[youtube]http://www.youtube.com/watch?v=TTbyjyElcSM[/youtube]

Written By

Noticia publicada por el área editorial.

Click to comment

You must be logged in to post a comment Login

Leave a Reply

Destacado

Angelo Pierattini estrena cover de Jorge Gonzalez: “Carita de Gato”

Chile

Angelo Pierattini prepara show único “a la carta”

Chile

Aguaturbia se reunió con Mikael Åkerfeldt de Opeth

Chile

El Pobre Rocker | Rock y Metal en los Premios Pulsar…¡y en la TV!  

Artículos

Advertisement
Connect
Suscríbete a #iRockCL